En Desmotivaciones desde:
07.08.2011

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 57935 | malo 914
GeekVeterano Nivel 3Principalero Nivel 3Clasificación Nivel 2Desmotivador en serieSuperDesmotivador

puntos 5 | votos: 5
Las palabras se van vaciando - a medida que el corazón se vacía también.
puntos 4 | votos: 4
Vale más ser vasallo del corazón - que esclavo de los sentidos.
puntos 8 | votos: 8
Ironía es que la ignorancia sea - atrevida y que no de miedo lo desconocido.
puntos 17 | votos: 19
Una buena forma de saber - aquello que quieres es reconocer aquello que no deseas.
puntos 12 | votos: 12
Hay que tener cuidado con lo que - se dice, pero también con lo que no se dice.

puntos 8 | votos: 8
Que estés enfadado no justifica - que no midas tus palabras.
puntos 12 | votos: 12
A veces las palabras ajenas están - vacías porque nosotros no les damos ninguna importancia.
puntos 12 | votos: 12
Que tus lágrimas no te impidan - ver lo mucho que vales.
puntos 12 | votos: 12
Más vale acompañarse en soledad - que abandonarse en compañía.
puntos 9 | votos: 9
No te importa lo que hagan - con sus vidas, sino cómo sus decisiones pueden llegar a afectarte.

puntos 9 | votos: 9
No interrumpas tus planes por nadie - porque al final si alguien sale jodido, eres tú.
puntos 59 | votos: 61
La ropa y la razón a veces coinciden - en que ambas pueden perderse como consecuencia de un mismo error.
puntos 23 | votos: 23
Hay diversas formas de decir - la verdad antes de recurrir a la mentira.
puntos 10 | votos: 10
La sensibilidad nunca fue - incompatible con el invierno.
puntos 9 | votos: 9
Tengo pedazos de ti - en mi mente, 
tengo pedazos de ti
en mi corazón,
tengo pedazos de ti
en mi piel,
tengo pedazos de ti
en mi alma.
¿Cómo es posible
que sigas completo
si lloviste en mi ser
y sigo sintiéndote
dentro?
¿Cómo es posible
que sea yo
la incompleta
si ni siquiera llegué
a ti tras tanto
esfuerzo?
Soy incapaz
de reconstruime
con los fragmentos rotos
de tu tez;
se me clavan
en las venas,
no consigo ahderirlos
a mi sien.
Vuelas en el viento,
respiro tu olor,
siento mucho frío
aunque transpiro
tu calor dañino,
engañoso y adictivo.
Devuélveme mi plenitud
si ya no la necesitas,
porque yo no fui a buscar
el amor en una guerra,
porque me cansé de vivir
sin mí,
porque nunca te hice falta
y yo jamás te necesité.

puntos 13 | votos: 13
A veces la gente se aleja de mí. - A veces yo me alejo de la gente.
A veces obligo a la gente a que se aleje.
A veces se cansan de mí y se van.
puntos 8 | votos: 8
Quisiera ser quien sostiene - las estrellas en el cielo, para que nunca pierdas tu camino.
puntos 7 | votos: 7
Tú eres el único mundo - que quiero conquistar.
puntos 14 | votos: 18
la playa me espera - y las bitches también
puntos 10 | votos: 10
La sensibilidad y el invierno - nunca fueron incompatibles.

puntos 27 | votos: 27
Los héroes también necesitan - ser salvados.
puntos 21 | votos: 21
La autocompasión es esa ingenua - justificación que responde a todos los golpes del alma con consuelos
vacíos.
puntos 9 | votos: 9
Pareciera que algunas experiencias - estuviesen vedadas para ciertas personas.
puntos 8 | votos: 10
El amor es eso que empieza - y acaba con insomnio.
puntos 9 | votos: 9
Quiero dejar de sufrir, - no me importa
a qué precio,
si para ello he de morir,
dejaré listo mi entierro.
Una eternidad de dolor
a cambio de un mundo
sin sentimientos,
donde eres la nada
que siempre fuiste,
donde yaces sola
en tu lecho.
Sola como siempre,
muerta como nunca,
insignificante como
tus pensamientos
y fría como la lluvia.
Cansada estoy
de estos sempiternos
instantes,
que duran un momento
y laten por infinidades.
Si este llanto no se acaba,
acabaré yo con sus raíces,
hasta que se acaben
las lágrimas,
y cesen las olas
que las cubren de hiel,
llenándome de cicatrices.
Porque rendirse
no es una opción,
tampoco una salida,
pero es más real y liviano
que esta puta tortura
sin dichas.
Sé que suena egoísta,
incluso cruel a oído ajeno,
pero nadie es imprescindible
y yo no soy la excepción a ello.
Es incluso macabro,
fruto de una profunda tristeza,
pero sin vida ya me encuentro
y nadie parece darse cuenta,
así que…
¿qué diferencia hay
entre estar aquí
o encontrarse bajo tierra?
Quizá me lleven más flores
siendo inerte por completo
porque siempre pesa menos
la gratitud que el propio
arrepentimiento.
Aún así,
yo no me hago ilusiones,
pues dime,
si no les importo ahora..
¿por qué les importaré luego?
En todo caso ya no lo sentiré
y sé que a nadie le pesará
mi recuerdo.
Todavía no estoy
lista para morir,
aún tengo miedo
de mirar a la muerte
a la cara sin temblar
por dentro.
Pero te juro que estoy haciendo
todo lo posible por perderlo,
porque no aguanto más esta
miseria,
porque ya no estoy dispuesta
a ello,
porque vivo resignada
matando mi “yo” interno,
para ya no sentir nada,
para liberarme
de mis sentimientos,
para no sentir el adiós
de esas personas que quiero.

puntos 10 | votos: 10
Los animales nos enseñan - a ser humanos.
puntos 6 | votos: 6
Alguien que sabe que no eres - de su propiedad, no tendrá miedo a perderte.
puntos 9 | votos: 9
Ironía es que la ignorancia sea - atrevida y nos de miedo lo desconocido.
puntos 11 | votos: 11
Pasaste de ser una necesidad - a ser una costumbre.
puntos 6 | votos: 10
Me partí en dos - después de ti;
me dividí
como se dividen los días,
según las ganas que tengas de recordarme,
como se abren mis calles
cuando te descubro bailando,
como el viento del invierno,
como la única chica feliz
en un bar de carretera
o la única chica triste
un viernes por la noche,
como un funambulista adicto a las caídas,
como si el precipicio fueran mis manos
y el miedo se hubiera evaporado de tus pies;
me fui y me dejé
contigo
tan desnuda
que pensé que jamás volvería
a tener calor
-en un mundo de contradicciones
eres mi reina-.

Dejé mi mitad
esparcida sobre tus sábanas
y entre tu pelo hundí mi nariz
mientras dormías
-o mientras escuchabas al mundo
respirar,
ya no sé-
para que no te dieras cuenta
de lo rabiosos que me resulta los días
cuando apareces,
es decir,
cuando no apareces.
Lloví sobre tu espalda
al mismo tiempo que sacaba el paraguas
para que mi ausencia no te salpicara,
a pesar de lo que me gustaría lamer
las heridas revueltas de tu costado,
y hacer nudos con mi lengua
con todo lo que se esconde detrás.

Me abandoné para ti,
sin saber si dejaba
más de lo que me llevaba.
Me caí,
de cabeza,
buscando el golpe de tus omóplatos
en mis ganas
de besarte
cada día,
todos los días,
todos los besos,
todo tu cuerpo,
todo tu pelo,
cada
día,
todos los días.
Me quedé dentro de ti
mientras me marchaba.

Y así ando ahora,
dando traspiés con un solo pie;
haciendo todo a medias
desde ti;
balanceándome inerte
entre tantos recuerdos
que te juro que aún rememoro
cómo era eso de sentir,
es decir,
de besarte;
paseando, tan torpe,
entre tu nombre
y mis heridas,

con la incoherencia
de querer llevarte a la guerra
al mismo tiempo que te acuno en mi paz;

hablando a medias
porque después de probar tu boca
las palabras ya no sirven de nada;
latente,
a un poema de distancia
de querer volver a besarte,
a una última canción
de volver a bailarte de nuevo;
con un ojo entreabierto
por si se te ocurre volver a mirarme
y no estoy,
mientras intento aprender a besar
todo lo que habla de ti
para que me dejes de hacer falta;
soñando con tenerte tan cerca
que solo pueda abandonarte,
pero entonces despierto
porque los sueños a medias son solo eso,
sueños.

Pero al final,
como en todos los finales,
solo quedan certezas.

Me olvidé de mí
con el único propósito
de que tú no te olvidaras de mí
-todos necesitamos
ser salvados-,
con la única intención
de que te dieras cuenta
de que la mitad que dejé en tus manos
eres tú misma,
que te pertenezco
y me perteneces de una manera
que aún no sé escribir,
y eso me asusta más que tú;
que no puedo abandonarte
porque entonces me quedaría vacía,
sin ti,
sin mí,
y cómo sobrevivir entonces.

Así que cuídame,
es decir,
cuídate.

Por mi vida.

puntos 7 | votos: 7
Consúmete en mis palabras - y derrite tu gélido mar, ángel mío,
permíteme bañar mi alma en tus aguas
hasta deshacerme para ti,
consiente que mi esencia se hunda en ti
y nos abandone cerca de esta soledad
embriagadora y portadora de infinita intimidad,
lléname de ti con amor,
se la mitad de mi reflejo desvaneciente,
profundiza tu mirar
 y desnúdame de tanto dolor,
hazme tuya para siempre.
puntos 8 | votos: 8
Que mientra esperas cosas de la vida - no sea tarde para que la vida te espere a ti.
puntos 11 | votos: 13
La realidad no es más que - un reflejo de tu optimismo o pesimismo interior.
puntos 24 | votos: 24
Los cambios que no surgen - de un día para otro, suelen ser más duraderos.
puntos 10 | votos: 10
Si mi máxima aspiración es ser - un recuerdo, espero no ser tortuosa para nadie.

puntos 9 | votos: 9
Algunos lloran solos porque quieren, - mas no porque no tenga un hombro donde llorar.
puntos 19 | votos: 21
La inocencia está a salvo del miedo, - mas no de la decepción.
puntos 20 | votos: 20
A veces siento que los únicos - momentos inolvidables que he vivido son aquellos que quisiera borrar.
puntos 8 | votos: 8
El corazón no se regala, - solo se presta.
puntos 20 | votos: 20
Tengo un mapa de tus ojos, - pero me gusta perderme en tu mirada.

puntos 7 | votos: 7
No existen contrarios, - solo complementarios.
puntos 9 | votos: 9
Las palabras que no vuelan - hacia el olvido, se quedan estancadas en el recuerdo.
puntos 8 | votos: 8
Si tuviera la oportunidad - de volver a nacer, la dejaría escapar.
puntos 6 | votos: 6
Existen personas que sufren - las cosas, incluso sin padecerlas.
puntos 49 | votos: 53
Mirar hacia atrás solo duele - cuando no has superado el pasado.

puntos 7 | votos: 7
Esférica falta del cielo - blanca tentación de la noche, luminosa;
entre nubes de seda te cubres, pudorosa,
reluciendo desde la distancia abrumadora. 
Jamás hubo una ausencia
tan presente y llena como tu figura,
solitaria cual desierto
de un brillo incierto,
que te inunda de heroicidad
en la inmensidad del firmamento.
puntos 11 | votos: 11
Soy eco de recuerdos ajenos, - yo, que estoy tan vacía,
yo, que la única risa que tengo
procede de anhelos y melancolía.
Soy reflejo de la nada
de quien lo ha vivido todo,
yo, que solo he visto espejismos,
yo, que lloro siempre en mi abismo.
Soy espejo transparente,
proyectándome en sus vicios,
yo, que siempre fui diferente,
yo, que jamás quise asumirlo.
puntos 15 | votos: 15
No te trates como basura - porque no lo eres.
puntos 20 | votos: 20
Mis lágrimas son gotas de esperanza - escapando de mi ser.
puntos 11 | votos: 11
Libre. - Quería que supieras
que mi daño es algo que sólo elijo yo.

Que me dejo mecer por tus empujones
como si fueran viento que me coloca lejos de ti,
porque todas mis puertas están abiertas
y yo soy libre.

Que el odio
es el disfraz de una piel, el reverso de un cuerpo,
y desde lejos
tu cara se intuye del revés,
perdida,
y no hay nada peor que sentirse perdido
dentro de uno mismo.

Que tus intentos de quebrarme el paso
sólo consiguieron hacerme pisar más fuerte,
y cuanto más lejos te colocas
más cerca estoy de mí mismo.

Que quisiste taparme los ojos
y hundirme,
pero mi mirada está más cerca del mar
que de tu suelo.
Y te lo repito:
soy libre.

Que solo aquel que entiende mi silencio
merece mi palabra,
y tú hace tiempo que dejaste de comprender
que lo que difiere entre un hogar
y un sitio al que volver
es la puerta abierta.
Tu puerta cerrada
es la entrada a mi casa.

Que quisiste quitarme todo
y te quedaste sin mí.

Que mi risa fue tu risa
y algún día nuestras lágrimas fueron una,
pero dejaron de hablar el mismo idioma
cuando tus sonrisas
fueron balas contra mi pena,
cuando tu tristeza
arremetió ahogada contra mi alegría.

Que siempre colocaré la verdad
frente a mis huellas,
que no daré respuestas
a quien no acepta mis preguntas,
que no iré a aquel lugar
en el que no me reconozca,
que no daré la mano
al que me señala con el dedo.

Que nunca me perdiste:
dejaste que me fuera,
que es la peor forma que existe de abandono.
Para el que se queda.
Y esa será tu mayor condena.


Pero no,
no diré nada que enturbie mi paz,
que moleste la duna calmada
que reside en mi conciencia.

Mejor me voy
sin decir nada que no sea un espacio vacío
-lo que te mereces: nada-,
porque irse en silencio hace más ruido
que cualquiera de tus gritos.

Y yo ya he pasado de canción.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 8726855537 | Usuarios registrados: 1967481 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7834008, hoy: 48, ayer: 132
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!