En Desmotivaciones desde:
19.03.2012

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 1066 | malo 15
GeekVeterano Nivel 3

puntos 5 | votos: 5
Poema #220 - Dama de la oscura suerte,
reina de mis negros sueños,
o tirana del imperio
de todos los sentimientos.
Son algunos de los nombres
que grito a los cuatro vientos,
a los que yo escribo ahora
estos famélicos versos,
que llegarán en gris marcha
hasta ese palacio de hielo
en el que estás rodeada
de mil fantasmas de muertos.
Los muertos que ahora esperan,
no ven la hora ni el momento
de tomar lo que fue suyo,
de sentir amor sincero.
Mas les niegas tal capricho,
les encierras en anhelos,
y morirán ahogados
entre sus propios deseos.
¡Huye donde el rayo falle,
donde no te encuentre el trueno,
pues si algún día te encuentran,
no podrás ponerles freno!
puntos 9 | votos: 9
Poema #219 - No huyo de esta alegoría infernal
que me aterroriza en cada momento.
No huyo de brujas o lobos de cuento,
capaces de causarme todo mal.

No escapo por temer mi gris final
ni temo el gran poder del pensamiento.
No me retiro ante las fuerzas del viento,
el ardiente agua o tu fuego invernal.

Sin embargo, callarme más no puedo,
pues, aunque nunca huiría de todo eso,
hay algo que me produce este miedo.

Algo que mutila hasta mi último hueso,
que con mencionarte me lanza al ruedo.
Se trata, mi amor, de robarte un beso.
puntos 4 | votos: 4
Hago un paréntesis - en mi colección de carteles de poesía para traeros mi aportación
sobre la Pseudopolítica de los ladrones de CiU. Si hay alguna
pregunta, espero poder responderla en menos de 24h.
puntos 3 | votos: 3
Poema #218 - Esta mañana ante mí se levanta
el paisaje de mi España variada.
Es especial esta mañana amada
que a mi España una gran canción le canta.

En el gran sur, el desierto se planta
a orillas de costas de agua salada.
Al norte, la tierra no conquistada,
que a toda civilización aguanta.

Frente a mí, se levanta la mañana
con la salida del ardiente Sol.
El día es joven y canta una nana

a unos montes que arden con alcohol.
Y yo canto a la estepa castellana:
¡Qué suerte el haber nacido español!
puntos 10 | votos: 10
Poema #217 - Este verso es de la pluma un esclavo;
de la musa, un triste y pobre pariente;
del papel, un desgraciado sirviente;
y del autor, un hijo bueno y bravo.

Una fosa con mis manos le cavo,
mientras le ve muerto toda la gente.
¿Se olvidarán de aquel verso valiente
que no calló jamás, al fin y al cabo?

Pues aunque joven, ya es gris y anciano,
ya que la musa no da el mismo día.
Este verso que te suena lejano

me lo dio quien me dio toda alegría.
Pues si el poeta pone pluma y mano,
la musa pone verso y poesía.

puntos 10 | votos: 10
Poema #216 - Ayer vivía despreocupado,
pensando que todo el tiempo era mío.
No vi a tiempo este oscuro desvarío,
no vi que debería haber hablado.

Mañana, solo, triste, abandonado
muriéndome en la calle por el frío.
O tal vez, en mis rodillas un crío
diciéndome lo que había soñado.

¿Quién sabe lo que el destino depara
a quienes se amaron durante tanto?
En silencio parto, y pienso en tu cara

sin saber a dónde iré ni por cuánto.
Hoy que el triste destino nos separa:
hoy que la lluvia ocultará mi llanto.
puntos 5 | votos: 5
Poema #215 - Camino sin descanso hacia Santiago,
sin saber dónde habré de descansar,
cuándo podré pararme a respirar.
Solo sé que no sé lo que ahora hago.

Hago este camino a un ritmo vago,
manteniendo en mí tu vago mirar.
Hace mucho que olvidé cómo andar,
mas sé bien cómo decir un halago.

Mi mala suerte no me responde
pero su respuesta sigo esperando.
Mi final el destino me lo esconde,

por lo que estoy eternamente andando.
¿Descansar? El Señor me dirá dónde.
¿Respirar? El Señor me dirá cuándo.
puntos 3 | votos: 3
Poema #214 - No viviré otro verano sin ti,
sin probar el sabor de tu compañía.
Ya no pasaré solo ningún día,
pues tu recuerdo siempre vive en mí.

No pienso pasar otro invierno así,
soportando el vivir en agonía.
No lo pienso, pues yo no soportaría
perderte de nuevo y quedarme aquí.

No quiero sufrir otra despedida,
aunque tus palabras sean venenos
que viertes lentamente en mi bebida,

y tus brillantes cabellos morenos
sean oscuras serpientes sin vida.
¡Mi amor, que sepas que te echo de menos!
puntos 2 | votos: 2
Poema #213 - Habla por mis labios la negra bruma,
para cantarte otro triste poema.
Oye por mi oído la blanca espuma,

que al frío de tu partida se quema.
Escribe por mi mano mi gran musa,
para enviarte una carta como gema.

No es mío el verso por el que me acusa
el tribunal del amor, con juez Eros,
por eso en este verso va mi excusa.

No lo entenderán, serán los primeros
en saber que ellos nunca lo supieron.
Pues si te envío estos versos postreros,

es por que entiendas lo que no entendieron.
Que el error estuvo en su propia cama,
pues entenderme todos no pudieron:
que el amor no se entiende, solo se ama
puntos 4 | votos: 4
Poema #212 - Dijo el tintero, sin tinta y vacío:
Cada gota de tinta en el papel
que llegó de sus manos a tu piel,
fue un canto como la tinta, sombrío.

Dijo el papel sucio, muerto y sin brío:
Puede que no escribiera en un cartel
todo lo que por este  medio fiel.
Todo lo dijo en un verso tardío.

Y dijo la pluma, ya sorda y ciega:
Si cada verso es otra hermosa flor
cuyo aroma a tus oídos les llega,

quiero saber por qué, su triste amor,
tu rosado labio el amor le niega
y el ojo calla con su voz de traidor.

puntos 4 | votos: 4
Poema #211 - Cuando la muerte se alce sobre mí
y solo quede un ataúd cerrado,
¿quién recordará todo lo que fui?
¿Quién sabrá quién fue el dichoso enterrado?

Cuando mi alma abandone este gris mundo
y el recuerdo pertenezca al pasado,
¿acaso alguien malgastará un segundo
en saber quién es el triste finado?

Cuando el corto segundo que es la vida
llegue a su fin claro, predestinado,
¿alguien se leerá la despedida
de este al ardiente infierno condenado?

Cuando mi cuerpo llegue a su final,
cuando se acabe esta vida tan corta,
nadie soltará lágrimas de sal,
pues a nadie en todo el mundo le importa.
puntos 4 | votos: 4
Poema #210 - - ¿Quién puede atreverse? ¿Quién es la intrusa?
+ ¿No me conoces? ¿Acaso lo dudas?
- ¡Ahora me acuerdo, mi hermosa Judas!
¡Siempre has sido tú, malvada Medusa!

¡Siempre has estado allí, querida musa!
+ Puede ser, ¿pero por qué nunca ayudas?
¿Por qué me tratas con formas tan rudas?
¿Judas, Medusa y musa? Estoy confusa.

- Bueno, es posible que me pase a veces,
puede que sea pesado y grosero.
Si ayer fui rudo, lo pagué con creces.

Si te dañé, mi dolor es sincero.
Si nunca te di lo que te mereces,
es solamente... pues... porque te quiero.
puntos 7 | votos: 7
Poema #209 - Estaba solo, por ti abandonado,
en una calle mojada y desierta,
esperando a ver tu rostro mojado,
tu mano fría y tu mirada muerta.
Por recordar que nunca me has amado
y que se cerró esa dichosa puerta
sin llegar a abrirse la gris ventana
por la que entré aquella pobre mañana.

Y un rayo iluminó la habitación
en la que un día feliz nos amamos,
recordando a este triste corazón
que nunca te importaron cuántos ramos
de flores enviara a tu dirección,
pues al fin y al cabo, todos nos vamos
al camino de un único sentido,
a la carretera del negro olvido.

Pero eso nunca importó en absoluto.
Nunca nada importó en realidad,
pues todo a tu lado era diminuto:
mi cuerpo, mi mente, mi libertad,
mi espíritu, mi corazón poluto.
Luego entendí la única gran verdad:
que si por amarte pierdo mi vida,
ahora mismo la doy por perdida.
puntos 8 | votos: 8
Poema #208 - Hoy no puedo escribirte nada malo.
Hoy no puedo callarme lo que siento.
Hoy al fin seré libre como el viento,
pues me has hecho el más hermoso regalo.

Hoy es un día en el que no resbalo,
sin un desliz ni un triste pensamiento.
Hoy habla la voz de un encantamiento
lanzado cada vez que te señalo.

Hoy canto una canción desconocida,
pues estoy de tal forma enamorado
que jamás hubo un alma tan perdida

como la que intenta estar a tu lado.
¿Cómo no cantar a la alegre vida
si ella me ha sonreído y me ha mirado?
puntos 9 | votos: 9
Poema #207 - Llegó la hora de la transmutación,
cuando el pollo ladra y el perro pía,
cuando se cambia el gallo por la arpía,
cuando se piensa con el corazón

y tú sientes usando la razón,
cuando la pena llora de alegría,
cuando el mar se convierte en fría ría,
cuando no se necesita el perdón.

Hora extraña es la que ahora os describo,
teniendo en cuenta que nada es real,
(apartando el dinero del que vivo).

Y es que esta hora para el hombre es fatal,
pues mientras el hombre libre es cautivo,
el preso ve el ocaso boreal.

puntos 5 | votos: 5
Poema #206 - Dices sentir el amor,
solamente por notar algo extraño.
Tú apenas sientes temor
por un problema de enorme tamaño.

Afirmas sentir el frío,
solo porque lo notas en tu piel.
Solo eres un ser sombrío
que se alegra de ser así de cruel.

Y sostienes ser amable,
pensando que eres una mujer buena.
¡Tu mentira ya es palpable
así que escapa con la luna llena!
puntos 5 | votos: 5
Poema #205 - Dime dónde estaba el dichoso fallo
por el que desde entonces me torturas.
Dime por favor qué es lo que procuras
tratándome como a un vulgar caballo.

¿Qué es lo que me pasa? ¿Por qué no estallo?
Creí superar tus artes oscuras.
Quiero creer que es mi alma lo que curas.
Creeré que es culpa de este vasallo.

Me has tratado de idiota, bobo, memo,
sirviente, lacayo, esclavo y criado;
llevándome al penoso y triste extremo

de creer lo que nunca me has llamado.
¿Nunca pensaste en el placer supremo
que supondría oírme como amado?
puntos 4 | votos: 4
Poema #204 - Hoy te escribo el poema más hermoso,
bañado en mis lágrimas y sudor.
Hoy te escribo mi poema de amor,
mi canto a ese jardín espinoso.

Pues, aunque parezca hasta deleitoso,
no es sino un engaño de tu rencor.
Pues, aunque parezca obra del Señor,
un rosal puede ser doloroso.

¿Acaso te has quedado sorprendida?
¿Creías que el canto sería bonito?
¿Pides alegría a esta triste vida

encerrada por un simple delito?
¿Pides alegría a un alma perdida
por un amor desde siempre maldito?
puntos 4 | votos: 4
Poema #203 - La poesía es la expresión mayor
del sentimiento que siente el poeta.
La poesía es la dicha, la meta
a la que aspira el mentado escritor.

La poesía es la última frontera
que afronta el texto, la palabra escrita.
La poesía es la cima bendita
que debo alcanzar antes de que muera.

La poesía es creación del señor,
una palabra jamás expresada,
un canto a la mujer por siempre amada.
Es, en definitiva, puro amor.
puntos 4 | votos: 4
Poema #202 - ¿Qué es lo que ahora maldices?
¿Qué te tiene insatisfecha?
¿Acaso no erais felices?
¿O es que la muerte te acecha?

Un sentimiento, muy extraño,
te llevó hasta el mismo cielo
Tranquila, no te hará daño
si lo cuidas con gran celo.

Ese extraño sentimiento
que sale del corazón
es amor, y no te miento
al decir que es tu pasión.

Ese amor es roja llama
de fuego cálido, ardiente.
Ese amor es triste drama
de conclusión sorprendente.

Ese fuego abrasador
crea su propio y negro arte.
¡Si vas a jugar con amor,
cuidado de no quemarte!

puntos 10 | votos: 10
Poema #201 - Hallo en mi mente el reflejo del pesar
que desapareció tras conocerte.
Hallo en mi mente el reflejo de la muerte:
una gota, una lágrima en la mar.

Hallo en mi corazón algo perverso
que nunca debiera haber existido.
Hallo en mi corazón algo perdido:
tu beso, tu adiós y mi mayor verso.

Hallo en mi alma una palabra tabú
que marcó mi corazón y mi mente.
Hallo en mi alma una indicación ardiente:
un nombre, una fecha. Dime, ¿eras tú?
puntos 4 | votos: 4
Poema #200 - No creo que pueda hacerte feliz
si conmigo para siempre estuvieras,
pues hay en mi alma más de una cicatriz
para darte lo que tú de mí esperas.
No soy un hombre de buena raíz,
sino uno encantado por hechiceras
miles de años atrás, ya en el pasado,
pues soy incapaz de amar o ser amado.
puntos 5 | votos: 5
Poema #199 - ¿Quien necesita amistad
en la sociedad moderna?
Vivimos en la caverna
que, con nuestra soledad,
cavamos en sociedad.
Aislarme más ya no puedo,
finalmente me he encerrado.
Mi tiempo es lo que ha acabado,
un sueño es lo que te cedo
pero me guardo mi miedo.

¿Quién necesita un amor
viviendo como vivimos?
Pues no somos lo que fuimos,
ya que aquí nadie es señor.
Mas, ignorando el temor
que llega nada más veros,
pido con versos sinceros,
que no abandonéis aquí
al que os amó tanto y así,
que amó esos besos austeros.
puntos 0 | votos: 2
Poema #198 - Mi hermosa y bella sirena
clava un puñal en mi pecho.
¡Qué dolor!
Una lágrima de pena
salta a mi vacío lecho.
¿Y mi amor?

Un ángel de pelo moreno
se acerca con la guadaña.
¡Es la muerte!
No pude encontrar un freno
que apaciguara su saña.
¿Y mi suerte?

Me agarra un alto demonio
con ansias de un gran poder.
¡Belcebú!
Me hiere con el matrimonio
de una malvada mujer.
¿Eras tú?
puntos 2 | votos: 4
Poema #197 - Qué no hiciera por ver tu rostro terso
siempre, al levantarme cada mañana.
Iría hasta la tierra más lejana,
cruzaría todo nuestro universo.

Lucharía contra el destino adverso
que me produce esta ambición insana.
Daría mi corazón, mi alma anciana,
mi cuerpo raído y mi último verso.

Bajaría hasta el mismísimo averno
con la flor en mis labios, con tu rosa,
a saber si acabó el amor eterno,

¿Imagináis por qué mi amada esposa
ahora me ama con amor fraterno?
Pues aunque es distante, aún cariñosa.

puntos 2 | votos: 2
Poema #196 - Ella viene con un reloj de arena.
¿Qué quiere? ¿Por qué para? ¿Por qué espera?
¡Ah, vieja amiga¡ !Ya eras traicionera,
y solamente agravas mi condena!

Ella se acerca con la luna llena,
a por mi vida, de pecado entera.
Una nota, despedida postrera,
le espera en mi cama, en mi negra escena.

Mas si ella, mi amada, me hubiera amado,
no podría ni la auténtica Parca
apartarme de su agradable lado,

porque llevo en el corazón la marca
de una mujer y su recuerdo alado.
¡Que me quite ella lo que el alma abarca!
puntos 5 | votos: 5
Poema #195 - ¿Por qué, infeliz, ahora me abandonas
al dolor de un gran mundo que me ignora?
¿Solo querías mi oro y mis coronas?

Noto crecer la ira sin llegar la hora
de soltar el rencor acumulado
contra la que yo llamaba señora.

Mas señora no es, pues bien lo he notado
en la carne, por ella castigada
sin clemencia, como otro desgraciado

que, preguntando si está enamorada,
se lanza al vacío del gran dolor
que es el alma, el todo, el cuerpo y la nada.

Cuando salga de la tierra de horror
a la que me ha mandado este cruel sino,
descubrirás que lo mío fue amor
y lo tuyo fue un triste desatino.
puntos 8 | votos: 8
Poema #194 - Cantando por la alameda,
conocí una gran mujer.
Mujer hermosa y morena
era ella digna de ver.

Cantaba un himno grandioso,
cantaba una gran canción.
Cantaba con su voz de oro,
con su voz de ruiseñor.

Mas mi ojo siempre fue indigno
de admirar tal hermosura,
observándola cual niño
que ve caer la basura.

Mas mi oído nunca fue hecho
para escuchar tales cantos,
ignorándola cual viejo
que oye llover en el campo.

Y el miedo entonces calló
los labios que la adoraban,
callando cual corazón
que admira a la equivocada.

Perdí mi oportunidad
a causa de mi gran miedo.
Mi error fue entonces callar
y no decir lo que siento.

Ya se ha ido la mujer,
dejando melancolía.
¿Cómo podía saber
que ella también me quería?
puntos 5 | votos: 5
Poema #193 - Los sueños son reflejo de la mente,
la palabra de la imaginación,
el latido de un puro corazón,
las mentiras calladas sutilmente.

Los sueños son también un fugaz ente
que nos sigue, sin descanso o perdón,
hasta que finalmente aceptamos que son
muchas ilusiones que tristemente

callamos por miedo, pues la amistad
nunca actualmente aguantó cosa tal
al no estar preparada esta sociedad

creándole así un vacío social.
¿Por qué se nos da la expresividad
si nos callamos de todo al final?
puntos 6 | votos: 6
Poema #192 - Volverá tu amargo remordimiento
a atormentarte con el gran horror
que es el saber, pues tu mayor temor
no es sino entender este sentimiento.

Volverá el terror con el suave viento
a mostrarte el increíble dolor
que te produce el creer, pues tu amor
nunca entendió de fe ni pensamiento.

Volverá tu recuerdo doloroso
y de entre cenizas resurgirá,
como hizo el fénix, pues de puro hermoso

el destino lo resucitó ya.
¡Da igual que en su día fuera piadoso
pues el dolor que pasé, volverá!

puntos 2 | votos: 4
Poema #191 - Puede que se seque mi amada pluma,
y que el río de la composición
quede árido, tal como el corazón
que nunca su declaración consuma.

Puede que al final mi necedad suma
me lleve al cauce de la rendición
como se lleva un preso al paredón,
como el mar arrastra la blanca espuma.

Pero yo no caeré en el olvido,
porque ando tras una mujer, en pos
de saber qué soy, qué seré y qué he sido,

porque si fui algo, lo soy por los dos.
¡Que jamás separe el fatal Cupido
lo que hace ya tiempo que juntó Dios!
puntos 9 | votos: 11
Poema #190 - Noto esos ojos que, con gran pesar,
intentan ganar la oscura batalla
contra un rival de mucha mayor talla.
Intentan ganar a la misma mar.

Noto esos labios que, tras no dudar
en hablar, ahora la vida calla
de un duro golpe rastrero y canalla.
La negra vida les enseñó a amar.

Noto tu corazón que late al hielo
y huelo tu aroma a amarga lavanda,
mas estoy pegado a este frío suelo.

Y una voz, sin miramientos, me manda
perseguirte hasta las puertas del cielo.
¡Si en verdad la amas, levántate y anda!
puntos 1 | votos: 3
Poema #189 - ¿Que qué daría por una mirada?
Daría mi cuerpo, signo mortal
de un amor que nunca hallará final.
Yo te daría mi todo y mi nada.

¿Por una sonrisa tuya, mi amada?
Daría al mundo un reto sin rival:
que te amen con un amor inmortal,
como hace tiempo lo hizo mi alma helada.

¿Y que qué daría por tus besos?
Te daría mi alma, mi vida eterna,
te daría cada uno de mis huesos,

y te daría mi poesía más moderna.
Daría mis victorias y progresos
por tu palabra más hermosa y tierna.
puntos 5 | votos: 7
Poema #188 - El tiempo finalmente se me ha agotado,
las horas perdidas no volverán.
Los sueños rotos marchando se van
a una tierra que ya me ha rechazado.

Mis tiempos felices se han ocultado
en un viejo, sucio y negro desván.
Los sueños rotos hacen de guardián
en un castillo que no he visitado.

¡Maldita por siempre mi cobardía!
¡Maldita sea mi ingenua ignorancia!
¿Cómo no vi lo que se me venía?

¿Cómo calculé tan mal la distancia?
Hoy he visto cómo mi alma moría
al partir mi corazón hacia Francia.
puntos 7 | votos: 7
Poema #187 - En la habitación de los sentimientos,
en el armario de las pesadillas,
se encuentra el cofre de las maravillas,
en el que yo guardo mis pensamientos.

Bajo la negra rosa de los vientos,
detrás del panteón de las bombillas,
se encuentra el tesoro de las cosquillas,
capaz de infligir más de mil tormentos.

Pero, bajo tu dosel de puro oro,
se encuentra el tesoro más deseado.
Pues allí donde ahora yo te lloro

se encuentra este triste hombre abandonado.
Pues desde que te vi sólo te adoro,
aunque sepa que nunca me has amado.

puntos 7 | votos: 7
Poema #186 - ¿Qué es la vida?, quisiste preguntar.
¿Qué es la dicha?, intervino el corazón.
¿Qué es poesía?, inquirió la razón.
Luego, todos a la vez, ¿Qué es amar?

Tanta pregunta y ni un triste lugar
donde tener nuestra conversación.
Tanta incógnita sin su solución,
tanta agua salada y tan poca mar.

La vida es poder estar a tu lado.
La dicha es dormir por siempre a tu vera.
La poesía es verse enamorado,

cantar a una mujer por vez primera.
Pero el amar es cosa del pasado,
abandonado en una gris carrera.
puntos 8 | votos: 8
Poema #185 - Tus ojos me miraron fijamente,
impidiéndome ver mis sentimientos.
Tus labios soltaron mil juramentos,
callando así esta voz mía, impotente.

Tus manos hablaron muy dulcemente,
al gran son de mil cantares violentos.
Tus palabras callaron los tormentos
que al fin salieron de mi pobre mente.

Y tu amor pasó veloz a mi lado,
cegándome así durante un negro año,
diciéndome que dejé abandonado

al corazón, por hacerme tal daño.
Mas sé que ya no estoy enamorado
vista la treta, acabado el engaño.
puntos 5 | votos: 5
Poema #184 - ¿Qué clase de ser humano querría
vivir un destino como el que vivo?
Atándome por siempre a lo que escribo,
sin poder ver la dulce luz del día.

La luz que emana de esta amada mía,
del gesto humilde, y a la vez altivo,
del mirar que no da lo que recibo,
del pesar que oculto con alegría.

Sus labios están llenos de su encanto
y su mirada puede desarmarte,
haciéndote soltar un triste llanto

por las lágrimas perdidas de Marte.
¿Cómo no escribirle este fugaz canto
si ella misma es una hermosa obra de arte?
puntos 5 | votos: 5
Poema #183 - Nunca nadie me ofreció su consuelo,
nunca me apoyó aquel que llamaba amigo,
y nunca cesó mi eterno castigo.
Nunca pude tocar su hermoso pelo.

Jamás se me admitió en su triste cielo,
jamás coseché mi plantado trigo
y jamás pudo ser buena conmigo.
Jamás pude besar su limpio suelo.

Pero no todo puede ser tristeza
en este mundo de hombres desdichados,
pues traería siempre de cabeza

a los deprimidos enamorados
haciéndoles víctimas de Pereza,
la cruel enemiga de los honrados.
puntos 3 | votos: 3
Poema #182 - Lanzo palabras, fuego abrasador
que te recuerda el daño que en su día
hiciste tú a quien tanto te quería,
hiciste a quien no ganó ese dolor.

Lanzo miradas, extraño vapor
que derrite tu hielo, maldita arpía.
Pues heriste a aquel que más te daría,
pues heriste a este pobre sufridor.

Te lanzo lo que tengo y lo que no,
arriesgándome a un rechazo frontal.
Te lanzo un saludo, solos tú y yo,

arriesgándome a un encierro mortal.
¡Pero nunca he dicho cuánto te amó
el esclavo de un sino sin final!

puntos 7 | votos: 7
Poema #181 - ¿Dónde quedó aquel grandioso esplendor
de tiempos hace tiempo superados?
¿Dónde quedaron los años pasados
entre versos y palabras de amor?

Ahora queda cenizas, dolor
de los tristes recuerdos olvidados.
Ahora quedan sueños trasnochados
que nos cuentan historias de terror.

Cenizas y dolor, sueños e historias,
solamente son grandes compañeros,
cantos de amor a una vida de gloria,

voces profundas de los marineros.
Son tantos horrores en mi memoria
que no sé cuál olvidaré primero.
puntos 9 | votos: 9
Poema #180 - Durante esta mi triste última cena,
solo quiero que una vez se me atienda:
nunca moriré en feroz contienda
ya que hace tiempo que morí de pena.

Porque esta fuerte y negra cadena
no es sino una pésima y gris venda
que solamente hace dar suelta rienda
a la de mis pensamientos colmena.

¿No fue culpable el amor de la guerra?
Grande el general y grande el soldado,
ahora por igual se les entierra

cuando el amar fue su mayor pecado.
¿Dónde habrá justicia cuando se encierra
al simple hombre que solo amó y fue amado?
puntos 4 | votos: 4
Poema #179 - Silencio, frío, dolor, soledad,
angustia, pena, fatiga y pesar.
Las puras lágrimas de un ser del mar,
un hermoso canto a la libertad.

Tengo cosas hasta la saciedad,
mas no tengo lo que vine a buscar
pues, olvidado por quien creí amar,
no hallé refugio salvo en la amistad.

Mil cosas me dejaste en negra herencia,
pensando alegre que, mientras yo viva,
aguantaría con sorda paciencia

a quien tengo en un altar, muy arriba.
Mas piensa en serio que no habrá clemencia
con quien se oponga a este engañado escriba.
puntos 8 | votos: 8
Poema #178 - No pudiste ser piadosa, clemente,
buena o siquiera ser un poco amable.
No hallaste un dolor tan interminable
como el que haces pasar a tu sirviente.

No abandonaste el cielo finalmente
por ser tú, para el Señor, intocable.
Y no viste una mujer más culpable
que la que en tu espejo ordena su mente.

Nunca hiciste nada por los demás
y jamás pensaste en  otra persona.
Pero sabes que un día morirás,

cayendo así tu dorada corona.
Da igual que me odiaras como al que más,
mas devuélveme el corazón, ladrona.
puntos 6 | votos: 6
Poema #177 - No podré alejar de nuevo a la muerte
si esta maldita y odiosa sociedad
nos separa sin mostrar caridad.
Y pensar si seré bastante fuerte,

pensar que a lo mejor no vuelvo a verte,
pensar si tendré otra oportunidad,
pensar si algún día hallaré la paz,
pensar si alguna vez llegué a quererte.

Pensar tantas cosas, pero a la vez
pensar que no es más que otra tontería
producto del alma que cierta vez

creyó que el amor le correspondería,
sin siquiera sospechar que un gran Juez
no quería dar tan dulce alegría.

puntos 7 | votos: 7
Poema #176 - En el alba de sueños,
sin que yo aún pudiera haber nacido,
vi a los niños pequeños
partir de su gran nido
hacia un lugar que no les ha querido.

En la tarde de vida,
sin que la gran muerte se diera cuenta,
partí donde se olvida
la vida que fue lenta.
Partí donde vive quien me atormenta.

En la noche de muerte,
sin que mi ángel me pudiera hacer nada,
impedí el poder verte
a esta alma enamorada.
Impedí que mi alma fuera enterrada.
puntos 5 | votos: 5
Poema #175 - Vuelve a ponerse en mi mortal camino
una desgraciada y mortal figura.
Aquella a la que llaman Dama Oscura
ve mal que alcance mi ansiado destino

pues, considerándome otro cretino,
cree que mi hogar es la sepultura.
Mas mi alma insiste siempre, pues le jura
que no es su voluntad, sino su sino

complacer a una voluntad mayor
intentado alcanzar aquella meta.
Y es que en cuestiones como las de amor

no se puede intentar ninguna treta.
¡Y que nunca un alma sintió el dolor
que siente la de este triste poeta!
puntos 9 | votos: 9
Poema #174 - ¿No te extraña verme de esta manera
después de tanto lo que he compartido?
¿No te sorprende que lo que he vivido
no sea más que un sueño, una quimera?

¿No te extraña esta alegre primavera
después de tanto invierno que has sufrido?
¿Y no te sorprende este ángel caído
que una vez amó de forma sincera?

¿No te extraña que tras ser tan amigos
no solucionemos nuestros asuntos?
¿Que después de todo lo que te digo

no sea más que sombras de difuntos?
¡Que habiendo vivido tanto contigo,
no tengamos ningún recuerdo juntos!
puntos 7 | votos: 7
Poema #173 - Renacerá tu recuerdo nefasto
de entre mis más oscuros pensamientos.
Y lo hará con la fuerza de los vientos,
con la de un ejército duro, basto.

Renacerá un paisaje grande, vasto
de la llanura de mis sentimientos.
Lo hará con la fuerza de los tormentos
que me hacen ser la nada, un simple trasto.

Renacerá el dolor que sentí el día
en que me abandonaste como a un perro,
abandonándome a aquella agonía

que se clavó en mí como un ardiente hierro.
¡Y tus miradas de melancolía
no te librarán de tu eterno encierro!
puntos 7 | votos: 7
Poema #172 - Soy el recuerdo del que un día fui,
olvidado por todo compañero,
olvidado por mi amor verdadero,
olvidado por vosotros, por mí.

Soy la sombra del ser que un día vi,
deseando ser siempre el primero,
deseando ser aquel que más quiero,
deseando todo sólo por ti.

Soy el rencor, el sueño y la mentira,
pues maldigo a la que entonces me hirió,
sueño con aquella que no me admira

y miento a la que nunca me amó.
Pues soy tantas cosas que, como la ira,
no soy más que lo que quiero ser yo.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 10780648677 | Usuarios registrados: 2040036 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7970775, hoy: 45, ayer: 70
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!