En Desmotivaciones desde:
13.11.2010

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 13966 | malo 346
Veterano Nivel 3Geek

puntos 9 | votos: 9
Mi anhelo detiene la noche. - Suspiro. Espero. 

Y es que me empeño en encontrarte cada mañana. Conquistando mi cama,
invadiendo mis tinieblas, dibujando mis quimeras.

Una siempre busca engancharse a sustancias vanas y materiales cuando
de repente, y sin llamar a la puerta, me encuentro adicta a tus
momentos. Como si te hubieras convertido en mi cafeína de por las
mañanas. 

Como si una mañana exenta de tus besos careciera de madrugada.
puntos 8 | votos: 8
Una lluvia de luz - que recorre las callejuelas, los rincones de este mundo, los
escondrijos de la vida. No va sin rumbo, tiene un destino. 
Y te siente, te busca, te persigue. 
Con el deseo de iluminar como las estrellas del cielo tu cuerpo, tu
rostro, tu sonrisa. 

Puede que no lo sientas, que no me veas. 
Pero a tu alrededor bailan las caricias con la delicada danza de la
ternura. 

Solo observa ese astro en la bóveda celestial, ese espejo que
destella y refleja todo el cariño que desde este lugar del mundo te
destino. Ese cristal está entre nosotros, entre tu alma y la mía. La
vidriera que recoge nuestros anhelos, y con cuyo resplandor emite
nuestros deseos, nuestros suspiros, nuestro amor.
puntos 5 | votos: 5
El cielo mora en nuestro abrazo - No existen más estrellas salvo dos. 
No existe otro mundo salvo el nuestro. 

Miedos ahuyentados por la fuerza de nuestra ternura, como si el escudo
de nuestras caricias destruyeran todos los temores existentes. Un
torbellino de palabras de amor susurradas, que bailan al ritmo del
viento, que crea esa magia que engulle nuestros besos.

No necesito nada más, sólo la armadura de tus brazos, la ternura de
tus caricias, la dulzura de tus besos. 

No hay nada más. Únicamente tu y yo.
puntos 5 | votos: 5
Desconfianza que - golpea el corazón, tornándose este gris. Áspera grieta recorre su
cuerpo, formando oscuros fragmentos que precipitan al suelo. 

Dicen que en ese momento se oye el desgarro que resulta. Se oye el
tronchar de la débil flor que necesitaba de tus cuidados para
mantenerse en este mundo de vivientes. Fractura de sus hojas, notas el
destrozo de esa vida que agarrabas con las raíces de la confianza.
Cada pétalo, una lágrima que el viento zarandea a la deriva. 

Dicen que en esos momentos oyes los gritos de la frágil flor pidiendo
auxilio. No sientes, solo notas tus raíces sacudirse. Socorro.
¿Dónde estás? ¿Qué me está pasando? Te necesito.

Dicen que es en esos momentos cuando tu vida entera, tu amor, tu todo;
aparece. Riega con sus caricias las raíces que te sostienen, y
sostiene tu vida en sus manos con el simple objetivo de permanecer a
tu lado.

Es ahora cuando te necesito. Ven, por favor. Necesito tu protección.
Ayuda.
puntos 11 | votos: 11
Nada - Ni esa ristra de pinos, montañas, carreteras o cielos lograrán
separar nuestras almas. 

No si lo único que es alejado de tu lado es el mero cuerpo, ya que mi
alma y mi sentimiento continúan rodeándote y abrazándote en la
noche. 
No si lo único que guía mi camino es la luz de tus ojos, que trazan
el camino de vuelta para el regreso. 
No si te siento parte de mi esencia, si dentro de mi cuerpo no es mi
corazón lo que siento, porque lo que oigo son tus latidos resonar.
No cuando te has convertido en toda mi vida, en el destino de mis
días, en la luz de mi oscuridad.

puntos 7 | votos: 7
Y de todos los rincones - que componen el mundo, yo quise seguir mi sino. 
¿Quién no confía en la suerte, acaso? La ventura es el escribano de
nuestra historia, y sólo el azar pudo ser quien trasladó mi cuerpo
hacia tu escondite. 

Bendita suerte. 
Sólo la fortuna fue capaz de saber qué era lo que mi corazón
anhelaba con desespero. Si la impaciencia, el pesimismo y la
impotencia llenaban las brechas de mi alma, fue el destino quien guió
mi vida hacia tu persona. Fue el azar quien se transformó en amor.
Quien te buscó y te acomodó en el lecho de mi existencia. Fue la
ventura quien unió nuestras almas en una sola, y quien enseñó a dos
corazones a enamorarse hasta alcanzar la locura.
 
Nuestra historia está escrita. 
La fortuna unió nuestros mundos y será el destino quien se encargue
de terminar nuestro relato, trazando dulces palabras con la tinta del
amor, por el resto de nuestros días.
puntos 5 | votos: 5
El primer paso es el llanto, - siempre.

Después encuentras esa ira que enfocas hacia algo que, probablemente
no exista, pero a quien le dedicas las palabras más quemadas y
envenenadas que brotan de tu sangre. 

Luego exhalas ese suspiro rasgado de tu alma, un suspiro que libera
toda tu pena y amargura, que expulsas de tu interior como si se
tratara de tu propia liberación, como si con ello consiguieras volar
hacia otro universo lejano.

Finalmente encuentras la tristeza, tan profunda como el mar en el que
sientes ahogarte, tan profunda como la oscura mirada que busca
desesperadamente un halo de luz que rompa la oscuridad de tu sucio
océano.

Y, sin apenas tiempo, vuelves a encontrarte en ese oscuro agujero del
que no puedes escapar. 

Y luego, viene el llanto.
puntos 5 | votos: 5
Guíame - por la senda de aquel bosque de miedos que me visita en mis
pesadillas, y refúgiame de aquel huracán que me arrastra a través
del cielo, alejándome de ti. Calma los temores escondidos bajo la
oscura manta de la noche. 

Que tu dulce y hermosa corriente de agua serene mi quebrado
desfiladero. Y que tu sonrisa vele cada noche mi sueño, ese sueño
que anhela tu amor y que, en un suspiro, se hizo realidad gracias a
ti.
puntos 9 | votos: 9
El surgir en mi ser de dos alas, - las cuales me elevarán del frío y solitario suelo. 
Mi felicidad crece, mis ganas de tener esa vida que me propones
brotan. Y noto como esas alas que me regalas se agrandan, que me
elevan y me hacen dibujar nuestros cuerpos en el aire, delinear
nuestras caricias en las hojas de los árboles. 
Seguir ese camino que me describes en el cielo, para así impulsarme
hacia aquellas estrellas que veo a lo lejos,  en las cuales puedo
sentir tu espera, en las cuales al fin podré alcanzarte.
puntos 8 | votos: 10
Y me preguntas - qué significa para mí la dulzura de tu sonrisa. 

Déjame explicarte la magia de tu sonrisa. 
Esa sonrisa cual ola que borra de mi pensamiento las huellas que deja
la tristeza a su paso, que crea y delinea figuras de esperanza y
felicidad, y que me arrastra hacia el mar de tu vida. 

Que defina “dulce”, me dices. 
Dulce es aquel estallido de ternura que golpea cada rincón de mi
alma, esa riada que recorre mi cuerpo, cuya agua me hace rebosar de
felicidad y alrededor de la cual crece aquella vida que creamos
juntos.

Esa dulce sonrisa es mi vida, aquello capaz de convertir mi oscuridad
en tu luz.

puntos 15 | votos: 15
Duele - El estruendo de aquella burbuja que escondía mis miedos y los
mantenía lejos. Se extiende aquel manto sobre mi sombra y me
envuelve. Cubre mi cielo, no veo tus ojos y se oscurece mi mundo. 

Tiemblo.

Y noto aquel frío acorralándome, haciéndome retroceder. Cuales
dagas que buscan el ardor de mi sangre, como balas que buscan
atravesar mi cuerpo.

Corro

En busca de tus brazos, en busca de tu calidez. Abrasa esas dagas que
vuelan en mi busca, incendia esas balas que oscilan a mi alrededor.
Ayúdame a desvanecer esos temores, ilumina mi cielo, mi vida.
 
Y cuando el peso de aquellas tinieblas me impide mirar hacia arriba,
te encuentro.  

Y al fin noto como tus ojos encienden mi mundo de nuevo.
puntos 12 | votos: 12
Baila aquella brisa - alrededor de esos entes, dibujando en el aire figuras coloreadas de
vida. 
Un hálito, que esboza en ese mundo todas aquellas sonrisas que nacen
de la magia que ondea en torno a nosotros
puntos 8 | votos: 8
Cual sueño, - confuso y nebuloso, que acude a mi mente al igual que un relámpago
cuyo origen reside en nuestra propia locura. Una quimera capaz de
despistar mi conciencia, de colorear con la realidad una simple
ensoñación:

Un baile, una caricia, sencillamente una canción. Un torbellino de
centellas que suben por tu cuerpo y prenden en tu semblante una dulce
sonrisa. Unos segundos en los que estoy a tu lado. 

Vuelta a la realidad, miro a mi alrededor y no te encuentro. 

 Ese abrazo se desvanece lentamente y desaparece. Pero este sueño
permanece en mí, sigue formando mi realidad, nuestra realidad. Esa
realidad a tu lado, en la que las caricias no se esfuman y en la que
nuestra canción continuará entonando su melodía por el resto de
nuestros días.
puntos 12 | votos: 12
Protegida de todo mal, - intocable por la desdicha. Envuelta en una cálida coraza que me
traslada hacia otra dimensión, donde no existe el dolor, donde no
existe preocupación.

Y ante todo, feliz. Sintiéndome afortunada de poder tener esos
abrazos que me resguardan del resto del mundo, que me ampara en las
noches oscuras, que me hacen sentir en el cielo.
puntos 5 | votos: 5
Hoy miro atrás, el tiempo pasar - Observo con detenimiento lo que he hecho
Veo mi huella en la gente
Y la sombra que mi pasado me deja
Pero ahora, solo puedo tener mi mente en el frente
Un frente que pienso colorear de verde esperanza
Y poner lienzos de tu cara, allá donde el tiempo si se para
Y acurrucarme a tu vera para acomodarnos a la primavera
Hoy miro al frente y veo un futuro lleno de esperanza
Veo un mundo y nos veo a nosotros dos, disfrutando del sol.

puntos 12 | votos: 14
Pobre nube, - la muy desgraciada. Siempre ha sido un objeto gris rodeado del color
del mundo. Sintiéndose sola desde el principio de sus días, sin
compañía. ¿Qué estúpido cuerpo quiere acercarse a esa pequeña
nube, la cual solo sabe del agua que rodea su silueta y de los truenos
que provoca? 

Una nube que decide deambular por el azul cielo que le daba la
espalda. Ella no quería la fría noche que le regalaban las
maliciosas estrellas. Ella no quería eso. Quería la luz y la
calidez. Una calidez que le fue arrancada desde siempre. Pero, ¿acaso
de la merece? Solo es una pequeña nube que tiene dos misiones en este
mundo: un llanto continuo en su alma que riega las plantas del mundo y
sus truenos. Unos truenos que desde siempre le han alejado del resto
de seres. Unos truenos que saltan, rebotan, atacan. Truenos que
espantan a los demás. Pobre nube, siempre tan sola por culpa de su
maldita naturaleza.

Pero ese día el cielo no le dio la espalda, no. El cielo le enseñó
el sol. Un sol del que la nube se enamoró perdidamente. Pero, ¿cómo
podía ser posible? Nunca lo sería, es demasiado diferente a ella. Un
sol cálido, un sol feliz, lleno de una luz que ilumina el alma de
todo el mundo. Al fin la nube encontró algo por lo que vivir.
 
Qué lejos estás, como si miles de kilómetros nos separaran.
Acércate a mí. No te engañes por mi color gris, por dentro soy tan
esponjosa como el resto de nubes blancas que te rodean y juegan
contigo. ¿Por qué las miras a ellas y a mí no? ¿Qué tengo de
malo? ¿Son los truenos, verdad? Malditos truenos, siempre
incordiando. Por qué la naturaleza quiso hacerme así, yo prefiero
ser como esas nubes blancas y esponjosas que dan ganas de achuchar, y
que nunca lloran. 

Buscó acercarse a ese perfecto sol. Lo consiguió al fin, quizás por
su extrañeza. Una nube tan gris y tan pequeña siempre ha sido algo
extraño. Quizás el sol es un poco masoquista, piensa la nube. Por
primera vez notó ese calor inundando cada esquina de su alma, esa luz
que iluminó cada agujero que tenía en el corazón, agujeros que
ocasionaron esos rechazos que le dolían como puñales. Qué feliz era
por primera vez en su vida. 

Pero, ¿qué ocurre? ¿Por qué te escondes? ¿Por qué ya no me das
luz?
Pobrecita la estúpida nube gris, que no cayó en la cuenta de que con
su oscura silueta estaba tapando la calidez y la luz del sol. ¿Qué
he hecho? Yo no quería esto. Por favor, no te escondas. No puedo
verte así, pero no quiero abandonarte. No te asustes de mis truenos,
no buscan hacerte daño, aunque lo parezca. No puedo abandonarte, eres
mi vida. 

Pobre y estúpida nube, que aún sigue al lado de ese sol cuya calidez
es cada vez menor. Pobre y esperanzada nube, que todavía busca la
manera de que estén ambos juntos sin hacerle daño a su razón de
vivir.
puntos 8 | votos: 8
Nunca te permitiré dudar - ni te voy a tolerar el temer. 
Si comienzas a sentir el miedo empieza a soñar y deja de temer. Yo
estaré ahí, cuidando tus sueños. 
Pero si sigues notando que la duda aún te ronda, cógeme la mano.
Así te regalaré esas caricias que sabes que son sólo para ti. 
Y si todavía el miedo es capaz de estar en tu cabeza, bésame. Así
podrás sentir todos esos suspiros que salen cada vez que tu cuerpo
está cerca del mío. 
Olvida tus temores, borra tus pesadillas. Es hora de empezar a vivir
otro mundo, es el momento de soñar juntos.
puntos 12 | votos: 12
Una dulce luz - que ilumina mi vida, mi camino. Que evita que me pierda dentro de las
oscuras tinieblas que acechan con infinita paciencia un descuido para
devorarte. 

Eres tú el guía que necesitaba para ese viaje alrededor de la
felicidad, esa felicidad que encuentro cada día cuando tus labios me
regalan una sonrisa.
 
Ese ser que necesitaba para despegar hacia un cielo que coloreaste de
aquel verde capaz de transmitirme una sensación de calidez que
encuentro cada día entre tus brazos.

Eres tú quien necesitaba para completar mi vida.
puntos 17 | votos: 17
No puedes volar. - Lo intentas, pero notas tu cuerpo demasiado pesado como para coger ese
impulso tan necesario, tan vital para nosotros para llegar a nuestro
mundo. 

Lejano, inaccesible. Te siento demasiado lejos. No puedo acariciarte
como tanto hago en mis sueños, como tanto anhelan mis manos. 

Revivo el recuerdo de esa noche bajo la luna, de frío intenso en la
que tus brazos me rodeaban. Noche en la que mis manos te acariciaban.
Sonreías. Notamos la paz inundando nuestro trozo de mundo en la que
nadie nos molesta. 

Y espero. Busco la paciencia escondida. Y noto aumentar ese anhelo
cada segundo. El anhelo de cogerte de la mano, impulsarnos hacia otro
universo y acariciarte el resto de mi vida para ver tu sonrisa de
nuevo.
puntos 9 | votos: 9
Burbujas - que bailan al son del viento, que caminan junto a la brisa que ondea
entre tu cuerpo y el mío. Aquellas burbujas que esconden la sombra
del pasado, que luchan por explotarse con el roce de nuestra piel.
Deambulan cual alma en pena alrededor de nuestra figura. Lo intentan,
se acercan, lo sientes.
Pero te demostraré que un solo beso será capaz de alejar esas
burbujas, de hacerlas explotar lejos. Me dedicaré a enseñarte a
vivir este presente, el nuestro y te enseñaré ese cálido futuro que
algún día formará parte de este dulce presente a tu lado.

puntos 5 | votos: 5
Con aquella ternura - que esconden mis dedos, procuraré tocarte una intensa melodía.
Dulce, suave, capaz de traspasar tu piel y anidar en tu alma. 
Una melodía en la cual te transmitiré todos aquellos anhelos que mi
alma ha encerrado en su profundidad y que quiero que se eleven hacia
las nubes, allí donde me esperas. 
Y cuando te encuentren, mis manos te demostrarán que han estado
aguardando una suave danza sobre tu cuerpo, una danza que te enseñe
que hay un infinito cielo más allá de estas nubes.
puntos 9 | votos: 9
Duermes - sueños.
Sueños en los que sólo estamos tú y yo. Aquí mi único destino es
amarte lentamente. No  existe el reloj de arena para nosotros, lo
rompimos con la calidez de nuestras caricias.
Deseos.
Coger esos sueños de la mano, hacerlas formar parte de nuestra
realidad. Sellar las puertas del mundo falso de tus sueños. No
entres, no hace falta. He construido este mundo perfecto para
nosotros, ese que nos merecemos tanto. Espero que te guste.
Sigue durmiendo.
No te preocupes. No me ves, tal vez tampoco me sientas. Sin embargo yo
estaré siempre a tu lado para cuidar todos esos sueños, aquellos que
pronto se harán realidad. No lo olvides.
puntos 12 | votos: 12
Hoy soy un poco más fuerte - Hoy me encuentro más animada
Hoy soy capaz de vencer al mundo de una patada
Hoy nada ni nadie me detiene
Hoy el cielo se va a postrar ante mí
Hoy recorreré el mundo en mi mente y encontraré mi camino en el frente
Hoy soy yo la que manda en mi destino
Hoy voy a amarte para siempre
Hoy será mañana, y mañana todos los días de mi vida
puntos 11 | votos: 11
No necesitó más en esta vida - que esa cálida miel de tus labios, capaz de endulzar mi alma y de
elevarme hacia ese cielo que quiero compartir únicamente contigo y
donde te demostraré que mis labios son también capaces de acariciar
cada parte de tu cuerpo con la misma dulzura con la que los tuyos
acarician el mío.
puntos 7 | votos: 7
Despiertas en mí - un alma de pintora, que me lleva a dibujar con el pincel de mi dedo
curvas en cada parte de tu cuerpo. Que me impulsan a dibujar caricias
en tu mano, a esbozar besos en tu rostro. Un alma que me incita a
trazar abrazos en tu espalda y a perfilar con dulzura cada poro de tu
piel.

puntos 7 | votos: 7
Me pasaría toda la vida - observando cada uno de los detalles que voy encontrando en ti,
aquellos que hacen que cada día que pase te adore aún más.
Me alimentaría de ese cálido mar que habita en tus ojos, cuyo oleaje
me abraza y me arrastra hacia su fondo, del cual no quiero escapar.
Respiraría a través de esa sonrisa que dibujas en tu rostro y que me
regalas cada día, ayudándome a volar hacia ese cielo que comparto
contigo.
puntos 16 | votos: 16
Quizás tenga demasiado miedo - a aceptar que has cambiado mi vida, que has convertido mi mundo en
nuestro mundo, que a cada segundo me invade ese deseo de abrazarte,
besarte, amarte. 
Pero al inundarme en ese dulce mar de tu mirada noto como todo ese
miedo que creo sentir se evapora hacia el cielo, viajando a las nubes,
esas nubes a las que pienso llevarte conmigo para poder amarte hasta
el resto de mis días.
puntos 9 | votos: 9
Tus brazos - rodean con ternura mi cuerpo. Mi rostro se apoya en la calidez de tu
cuello, aportándome cariño, quitándome el frío.
Me sumerjo dentro de tus ojos, esos que me cautivan, que provocan en
mi ser ese cosquilleo que hace a mis piernas flaquear, que me llevan
hacia ese mundo que quiero construir contigo.
Y me sonríes, una vez más, con esa sonrisa tan tierna que hace
enloquecer cada parte de mi alma, que causa que cada día que pase te
adore con más intensidad.
puntos 8 | votos: 8
Tus manos, - apoyadas en mi pecho, dibujando sensaciones y creando mil universos.
Mis manos, desplazandose por tus labios, buscando la calidez que
aportan esas caricias que recorren cada esquina de mi cuerpo que no
dejan preso a ningun sentimiento, que libera mi deseo de amarte y que
forman con tus gestos un lienzo para que tus manos escudriñen cada
parte de mi ser tal y como lo hacemos cada noche en nuestros sueños. 

Necesito enseñarte que el mundo perfecto de nuestros sueños puede
llegar a formar parte de nuestra realidad.
puntos 6 | votos: 6
El dulce aroma de tu cuerpo - penetra en el mío provocando una oleada de calidez que fluye por mis
venas. 
Noto el calor concentrarse en mis manos, las cuales sólo buscan
propagar por tu sangre ese fuego que abrasa mi cuerpo. Buscan
enseñarte a volar hacia las esponjosas nubes del cielo con el fuego
de nuestro infierno.
Y es que tengo concentrado muy dentro de mi ser todos esas caricias
que guardo para ti y que te buscan desesperadamente.

puntos 5 | votos: 5
Busco tus brazos - aquellos que me protegen y me aislan del mundo. Aquellos que me rodean
y detienen el tiempo, haciéndome flotar entre las nubes, haciéndome
olvidar el resto de la realidad que nos rodea.
Añoro esos abrazos que aún no he podido gozar fuera de mis sueños, 
aquellos que pertenecen a nuestro mundo perfecto.
puntos 20 | votos: 20
Ni mil penetrantes miradas - podrían calmar todas las ansias que tengo de arrebatarte un soplo de placer
que inunde mi ser cuando me lo devuelvas con esas caricias que me hacen vibrar
puntos 11 | votos: 11
Ata mis manos - para controlar mi deseo de recorrer todo tu cuerpo, 
pues cada vez que me inundo en el verde océano de tus ojos
un estremecimiento fluye por mi sangre e impulsa a mis manos
a recorrer con detenimiento cada textura de tu piel.
puntos 11 | votos: 11
Mis brazos - buscan rodear tu cuerpo para curarte cada malestar con una caricia, 
para cicatrizar cada herida con un beso.
Quiero demostrar que puedo curarte utilizando solo tu cuerpo y el mío.
puntos 7 | votos: 7
De vuelta el mismo sueño. - De vuelta tu sonrisa diciéndome adiós. Otra vez noto ese impulso en
mis manos que te agarran para evitar que te vayas. Otra vez mis labios
buscan los tuyos y los encuentra, besándote con prisas al principio,
terminando con besos dulces y lentos.
Sal ya de mis sueños y ven a visitarme.

puntos 11 | votos: 11
Camino a tu lado - aparentemente callada, ausente. De lo que tu no te das cuenta es que
en ese silencio yo me dedico a recortar nuestra distancia sutilmente,
a buscar tu mano, a mirarte sonreír sin que te des cuenta.
Puede que de mi boca no salgan palabras, pero en mi mente tengo
millones de ellas que desearía decirte, millones de caricias que
esperan con desesperación acariciar tu piel.
puntos 6 | votos: 6
Cogerte de la mano y volar - por encima de las nubes y de las estrellas, hacia un lugar en el que
solamente existamos tu y yo. A un lugar en el que el flujo del tiempo
pare para siempre. Donde pueda dedicarme cada segundo a amarte una y
mil veces, donde pueda memorizar cada parte de tu cuerpo.
Llévame a ese lugar que aparece cada noche en mis sueños.
puntos 8 | votos: 8
Cada noche - visitas mis sueños. Cada noche deseo dormirme para ver otra vez tus
ojos endulzando mis sueños, iluminando mi oscuridad.
Ojalá algún día esos sueños pasen a ser realidades y llegue un
día en el que no tenga que dormir para poder ver tu sonrisa otra vez.
puntos 6 | votos: 6
Una mirada - que busca desesperadamente perderse en la profundad de tus ojos para
decirte, sin necesidad de palabras, que mis ojos quieren volver a ver
esa dulce sonrisa capaz de hacer recorrer un escalofrío por todo mi
cuerpo y llevarme por encima de las nubes, donde prometo amarte cada
día como en mis sueños.
puntos 13 | votos: 15
Lo confieso, - me pasaría horas y horas buscando ese choque accidental de tu mano
con la mía.. Y es que con rozar una pequeña parte de tu piel, noto
como mi alma se pierde en la profundidad de esos ojos que cada noche
me visitan en mis sueños.

puntos 3 | votos: 3
La dulce imagen de tu sonrisa - sigue visitándome cada día, y puedo sentir la calidez de tu mirada
en mis sueños cada noche.
Quizás si me hubiera guiado por mi inseguridad hubiera construido una
muralla que retuviera estos pensamientos. Pero mi corazón me impulsa
a construirte un puente que te ayude a aparecer en mis sueños,
durante el resto de las noches de mi vida.
puntos 11 | votos: 11
Algún día - las fuerzas abandonarán mi cuerpo, sintiéndome incapaz de mirar las
nubes y soñar que vuelo, penetrando en mi alma la idea de abandonar.
Pero se que ese día tú estarás ahí para llevarme al fin del mundo,
para llevarme a las nubes, para dibujarme en la cara la sonrisa que me
impulsará a seguir adelante, pero contigo.
puntos 3 | votos: 3
Qué culpa es la mia - por seguir mis instintos y guiarme por el camino que mis pies,
impulsados por lo más hondo de mi ser, trazaban.
Y qué puedo hacer, si cada poro de mi piel llama con desesperación
tu piel, si mis ojos buscan con prisas tu mirada, si mis labios
susurran a los tuyos.
Lo se, no puedo negarle a mis manos su deseo de recorrer tu cuerpo una
y otra vez.
puntos 10 | votos: 10
Notar como su esencia - se convierte, poco a poco, en el anhelo de su presencia
puntos 6 | votos: 6
Una marea inesperada - que me envuelve por completo. Un mar que me traga al fondo de un
abismo oscuro, bello, mágico.  Un océano repleto de torbellinos que
provoca en mi alma un desorden al que difícilmente lograré poner
solución, pero que tampoco me propondré buscársela.
Lo que nunca hubiera pensado es que ese mar verdoso lo pudiera
encontrar en el fondo de unos ojos.

puntos 6 | votos: 6
Un globo en el aire - Un globo lleno de esperanzas e ilusiones
Un globo que con la simple caricia de esa persona, se convierte en un
zepelín que desborda las nubes en busca de sonrisas y cálidos
recuerdos.
puntos 8 | votos: 8
Eres como - la simple sonrisa que despierta en tu interior esa calidad sensación
que te da fuerzas de impulsarte como un avión.
puntos 4 | votos: 4
Cual rosa naciendo, - un amor joven, ramo de espinas que discurre por mi cuerpo, de arriba
abajo, provocando un dolor que no sabría caracterizarte de dulce o
amargo.
Pero un amor, que a pesar de joven, florece. Inundándote de ese,
ahora sí, dulce olor de un amor cuyo único destino será crecer
dentro de ti, pero que necesitará del cuidado de aquella persona
capaz de hacerla florecer.
puntos 10 | votos: 10
Querido Amigo - prométeme que no me abandonarás y que cuando esté mal me llevarás
tan lejos como el viento sea capaz de soplar
puntos 5 | votos: 7
El recuerdo de tu olor - Me hace olvidar la aroma de todo lo que está a mí alrededor





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 8448459960 | Usuarios registrados: 1958738 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7813805, hoy: 21, ayer: 93
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!