En Desmotivaciones desde:
10.08.2011

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 11911 | malo 173
GeekVeterano Nivel 2

puntos 4 | votos: 4
rain. - Aquel día llovía. Mucho más de lo que ella esperaba. Pero quizá
ella se había acostumbrado. Ya no iba del parque de la mano si no era
más que la suya. Dejó de lado todas aquellas historias.
Era una chica triste, pero su sonrisa era incluso más bonita que el
arcoiris que nacía de sus pestañas. De llorar por dentro y empapar
su alma. Le gustaba el olor que la lluvia dejaba en los árboles. No
puedo explicar el sentimiento que aquel olor le invadía el cuerpo.
Pero sonreía y era radiante.
Él se parecía a ella. Quizá no tengo muchos detalles sobre la
sensación que él tenía de ella. Pero ella se sentía bien a su
lado. Qué podría importar que ambos estuviesen vacíos por dentro. 
Ella estaba asustada y al mirar sus ojos sentía perderse dentro de un
bosque infinito. Aunque sabía que no podía. Aunque sabía que no
debía. Perderse allí quizá era la mejor forma de encontrarse.
Ambos prometieron no sentir. No sentirse. 
Aún sabiendo que los dos necesitaban de algo en lo que ya no creían.

¿Por qué habría que llamar de algún modo a un sentimiento tan
difícil de explicar? Sólo quería quedarse a su lado. Y que él no
se marchase.
Pero era algo imposible. Ella ya estaba demasiado lejos de alcanzarse,
y él. Bueno, él estaba completamente perdido.
puntos 10 | votos: 10
Hello darkness. - Estoy volviendo al principio de mi fin. A todo lo que prometí no
volver a ser. Volviendo a odiarlo todo. 
Dejando escapar el tiempo y acumulando rabia dentro de mí. Ya ni
siquiera sé dónde la guardo. Ya no siento más allá de pena y
rabia. De mí misma. De todos vosotros. Y os odio tanto que.
Odio el amor y todo ese cuento que os tragáis. Odio que me hagas
sentir culpable por dejar de sentir algo que ni siquiera tenía claro
desde el principio. Odio que vengas tú a romperme y arreglarme al
mismo tiempo y odio cómo dejo que hagas conmigo lo que quieras.
Quizá toda esta situación tenga un bonito final. Ese que tanto
ansío desde hace ya unos cuantos años. O quizá sigue siendo un
camino hacía lo más profundo del pozo que son mis sentimientos. Sin
fondo, interminables, oscuros, lúgubres, tristes. Te haces a la idea.

Y a veces hablo con más gente, no sólo conmigo misma. Aunque me echo
de menos y de más al mismo tiempo. Y todavía estoy intentando
descubrir cómo es eso posible. Queriendo salir de mí misma todo el
tiempo y encerrándome en mí para que nadie pueda verme, ni hacerme
daño. Porque a veces la soledad no es tan mala si nadie puede hacerte
daño. Eso si no te tienes en cuenta a ti mismo y todos esos
pensamientos suicidas que no dejan de gritar dentro de tu cabeza. 
Y porque a estas alturas sería más sencillo seguir bajando y salir
por el otro lado a intentar volver a subir hacía arriba. Hacía una
luz casi invisible. Casi inalcanzable. 
Déjala escapar.
No la ates.
puntos 14 | votos: 14
Ayúdame. -
puntos 7 | votos: 7
maybe i deserve all of this. - Me siento demasiado engañada, vacía, usada. Sin ninguna utilidad.
Simplemente ahí, siendo un cuerpo inerte. Inútil.
Como si todo lo que hubiese hecho hasta hoy no me sirviese para nada.
Sin poder marcha atrás, con todo un camino trazado en balde.
Destrozada. Como mis puños, como mis brazos, como tengo el corazón.
Sola. Sola rodeada de gente. Perdida en mis propios ojos. Triste. Muy
triste. Demasiado como para llorar mil mares y lo suficiente como para
no poder echar ni una sola gota.
Estúpida, ¿qué te esperabas?
He visto cómo iba perdiendo a gente y como simplemente me sentaba a
observar, estúpida niñata. 
Todo es culpa tuya, deja de echarle la culpa a los demás. Tú eres la
razón por la que nadie permanece a tu lado. Tú eres la razón de
echar a los que lo intentan. 
Así que deja de quejarte.
Te mereces todo lo malo que te pasa, te mereces pensar que quizás
todo estaría mejor sin ti. Te mereces perder a gente que realmente
merece la pena. Y estás tan lejos de ti misma que ni tú sabes ya
quién eres.
Confusa, destruida.
Deja de quejarte, y haz algo por cambiarlo.
puntos 3 | votos: 3
. - ¿A caso alguien me ha preguntado qué es lo que quiero yo?
¿A caso a alguien le ha importado dejarme desangrada en cualquier
lugar?
Dejad de pedirme más de lo que puedo dar. No os debo absolutamente
nada, joder. Dejad de atormentarme. Esta vez me hablo directamente a
mí. Déjame en paz. No me gustas, no te quiero, no sé qué pintas
aquí. Qué cojones estás haciendo. Deberías quitarte de en medio y
dejarlos en paz, porque nadie te quiere. A nadie le importas. 
Deja de ser tan estúpida. No tengas miedo y hazlo. 
Nadie va a notar tu ausencia y a nadie le va a importar. Así que
hazlo.
No tengo nada más que decirme, no quiero tener que pensar nada más.

puntos 7 | votos: 7
something. - He intentado no pensar siempre lo mismo. Lo estoy intentando.
No tener esas estúpidas pesadillas sobre perderte e intentar no
perderme a mí por el camino, más aún. Y me parece algo imposible.
No dejo de avanzar sin retroceder y, sin embargo, se me da de miedo
retroceder sin hacer nada.
Estoy intentando no pensar en la muerte, y me resulta difícil ya que
la llevo acuestas y no veas cómo me pesa. Intentando no hundirte
conmigo.
De veras estoy haciendo todo lo que puedo.. pero nadie se da cuenta de
que estoy cambiando mi vida radicalmente. De que no puedo. 
¿Y sabes? Tampoco me importa.
No me importa que mis únicas amigas no cuenten conmigo para nada. No
me importa sonreír a la gente cuando sólo quiero llorar. No me
importa estar en silencio sin decir una palabra, de hecho creo que
esta es la única verdad. 
Pero quizá empiezo a derrumbarme. De dar todo por unos cuántos que
no mueven un solo dedo por mí. Y créeme que aprendí la lección.
Pero creí que quizá con vosotros sí que merecía la pena.
Merecíais todo de mí, y miradme, sólo deseo vuestra felicidad a
cambio de nada. 
Porque sé que yo ya estoy perdida. Que yo no voy a salir de esto pero
que vosotros lo podéis conseguir. Y no me importaría ser esa
pequeña parte de vuestra vida que os ayudó a seguir.
No sé que estoy buscando cuando escribo esto más que salir de mis
pensamientos y soltarlos todos en un par de líneas sin sentido
ausente. Sin un significado. Sólo plasmar un poco de mi mente.
Mi estúpida mente que no deja de dar vueltas en círculo.
Y no me gusta sentirme una inútil, pero es así. Soy un jodido
desastre.
Y me entristece el saber que aún en lo más hondo de mí, a nadie le
importo. O quizá soy mejor actriz de lo que pensaba.
Y quedarme sola conmigo misma en esta habitación. Que nadie más me
conozca. Que ni si quiera yo me soporte.
Quizá es mejor así.
puntos 8 | votos: 10
«...» - No entiendo cuál es el objetivo de estar aquí, respirando, sin más.
Levántate temprano, pasa seis horas de tu vida al rededor de gente
que ni si quiera le importa que lleves ojeras mañana sí y mañana
también.
Te llamarán fracasado por no comprender algo como las matemáticas y
decepcionarás a papá y a mamá cada vez que lleves suspensos a casa.
Vuelve del colegio, come algo, aunque no tengas hambre, ni simplemente
ganas. Es sólo por llenar algún vacío.
Ve a tu cuarto y estudia. O puedes mirar el techo y fingir que lo
estas haciendo. Sólo perder el tiempo.
Llega la hora de salir y estás tan cansado de no hacer nada y de no
saber qué hacer que a veces ni si quiera tienes ganas.
Pero sales, y esperas que haya merecido la pena.
Y es cierto, hay días que sí y días que no.
Vuelves a casa y esperas que no se acerquen a oler tu ropa, porque
apestas a jodida marihuana. Y vas directamente a la ducha. Y piensas.
Sólo piensas. 
Te llaman para cenar y piensas otra vez a fingir sonrisas que no
tengo. Pero te quedas y sacas la mejor sonrisa.
Mamá te da las buenas noches y Papá simplemente ni te mira.
Vas a tu cuarto con la esperanza de dormir quizá unas 7 horas.
Pero al final acabarás durmiendo 6 o 5, porque no puedes dormir y la
estúpida alarma de las 07:00 sigue ahí. Porque el tiempo no va a
parar por ti.
Y tú te preguntas si, todo esto, todos los días la jodida mierda de
siempre sirven para algo más que para mantenerte vivo.
Y te meten la puta mentira del futuro. De mañana será mejor. Y del
son rachas de la adolescencia, ya se pasarán.
Y tú, en fin, tú sólo esperas llegar vivo al siguiente mes. No
decepcionar mucho a tus padres y tener todo el verano para no hacer
nada.
Joder, absoluta y jodidamente nada.
Suena tan cómodo.
Pero se te olvidaba que sufrir es hacer algo. Y que seguramente cansa
más que cualquier otro esfuerzo físico.
Y que puta locura todo.
Y la mentira del amor. En regalarle sonrisas falsas y besos amargos a
alguien que espera de ti un simple intercambio de fluidos. Y no le
interesan ni lo más mínimo tus putas paranoias de niña triste.
Y en realidad te viene de coña porque tú buscas exactamente lo
mismo.
Ni si quiera buscas conectar. Sólo dejarte llevar.
Estoy cansada de preguntarme a dónde lleva todo esto.
Y no sé ni si quiera si quiero saber la puta respuesta.
puntos 4 | votos: 4
- - No pido mucho más que un solo cruce de miradas. Pasar desapercibida
entre la gente y subirse a lo más alto de cualquier edificio.
Justificar tu vértigo mirando hacia abajo y simplemente sentarse en
el filo a observar. Sacar el porro y ver la vida pasar. Y suena tan
estúpido.
No necesito más compañía que la que me hace el humo al escapar de
mi boca. Y compartir tu tristeza con el mundo.
Aunque ni se de cuenta, aunque no sepa que existes, aunque a nadie le
importe.
Sé que al saltar me hará sentir mi último miedo, y ya no sentiré
más que vacío. Saber qué es lo que más me importa con mi último
pensamiento. 
Pero es estúpido.
O quizá demasiado fácil.
Y es tan frágil esta vida que no sé si me abruma o me tranquiliza.
puntos 10 | votos: 10
Perdóname si alguna vez - te he dicho que te quiero, iría demasiado borracha.
puntos 10 | votos: 10
Ojitos tristes. - Déjame ordenar todo este caos, quizá así consiga decir algo con
sentido. Algo que pueda describir cómo me siento. Transmitir mi
tristeza en líneas. 
No entiendo dónde me cabe tanta tristeza, ni sé dónde cojones la
acumulo. Y no entiendo por qué no me sale ninguna puta lágrima.
No son ojitos tristes, son ojos desgastados de tiempo. De decepciones
y de paisajes en tonos grises.
Creo que simplemente me he acostumbrado a esto porque no sabría qué
hacer con tanta alegría. 
Escúchame gritar por dentro. No necesito hablar para que lo
entiendas. Simplemente mírame a los ojos. 
Me da miedo el simple hecho de saber que no estoy preparando nada para
mi futuro. Me da miedo no saber qué cojones hacer conmigo.
Y de verdad que me odio tanto...
Quién iba a decir que la niña pequeña que siempre estaba sonríendo
y alegrando a todo el mundo se volvió gris y fría y ya sólo sonríe
para ocultar su tristeza.
Qué puedo decir, si no me entiendo.
¿Y qué coño puedo hacer?
Ayúdame.

puntos 4 | votos: 4
«Feelings». - No entiendo por qué a veces nos sentimos mal por lo que sentimos.
Es decir, no elegimos lo que debemos sentir. Simplemente, lo sentimos.
Y no es culpa nuestra que esté mal o bien, y no entiendo por qué un
sentimiento debería ser un problema. Algo que te come por dentro.
Porque intentas que no se note. Que desaparezca. Porque no debería
estar ahí. Y porque no es lo correcto.
Y te vuelves a repetir que no es culpa tuya, que simplemente lo
sientes, y que no tienes porqué mostrarlo. Pero te está matando por
dentro. Y sabes que puede hacerte daño, y sabes que puedes
controlarlo. 
Pero también es cierto que, no sólo te afecta a ti mismo.
Esa estúpida sensación de no saber si lo estás haciendo bien.
Que con ese estúpido sentimiento podrías hacer daño a otra persona,
y te sientes egoísta por ello. 
¿Pero no es más egoísta guardarte algo para que otra persona sea
feliz con una mentira?
Y te vuelves a plantear el echo de cómo una simple mirada te ha hecho
 dar la vuelta a todo. Cómo ha dado un giro a tu vida.
Pero no está bien. O quizá sí, pero.. ¿Y yo qué sabré?
Sólo soy una pieza más de un estúpido puzzle que nunca llegará a
encajar.
puntos 9 | votos: 9
Tengo un límite de miradas perdidas. - Y no siempre cumplo con lo que digo. Me paso la vida enfadada con el
mundo, y ni si quiera entiendo el porqué.
Quizá no es vacío lo que siento, ni soledad mi mejor compañía.
Y de veras que estoy cansada de dar pasos en falso. De no decir lo que
siento. De intentar hacerlo cada cierto tiempo.
No. Para nada soy una chica fuerte. Pienso constantemente en la
muerte, y en si, quizá, estaría mejor así. 
Pienso que todas esas palabras en contra de mí realmente son ciertas.
Y que estoy cansada de la palabra decepción. Y mucho más del
sentimiento.
Me he acostumbrado a mezclar el sabor de las lagrimas con porros. Y
para nada me siento orgullosa. Y para nada me siento mejor.
Y entonces.. me pregunto, si en realidad me estoy haciendo las
preguntas correctas. En si existe alguna forma de dejar de sentirme
así. En si alguien más se siente como yo.
En si alguien puede ayudarme.
Pero sé que estoy yo sola, y que en el fondo, me da igual
abandonarme.
O quizá no.
Sólo espero que nadie llegue a salvarme. Porque nadie, nunca,
llegará a conocerme realmente. Porque esto son sólo palabras. Porque
no sentís ni lo más mínimo de lo que yo siento. Y porque no busco
comprensión.
Sólo busco una salida de mí misma por un momento.
Y de vuelta al principio.
Sólo espero que todo vaya bien, o que todo se mantenga.
Sé que no he tocado fondo, y no quiero bajar más.
Sólo espero que me escuches y me entiendas.
Que me entiendas sin que tengas que escucharme.
puntos 5 | votos: 5
Si le serviste de pañuelo, - que no te extrañe que te trate como un trapo.
puntos 3 | votos: 3
Sólo gritaba por un poco de silencio. - Sus ojos marrones vidriosos se convirtieron en una enorme pupila
negra, entre sus parpadeos deprisa, para evitar el llanto, sólo se
escondía una niña felizmente triste.
Ella gritaba tan fuerte, que sólo podía escucharse a sí misma. A su
voz desgastada de tanto gritar para pedir un poco de silencio. 
De gritarle a la nostalgia.
Ella nunca se quejó del frío, porque ella era el frío.
Y todas esas sonrisas bonitas sólo eran sombras para ella.
Y quiso ser.
Y fue sin querer.
Pero nunca nada, y a la misma vez todo.
Desaparecer para siempre permaneciendo en el frío.
Siendo sin querer ser.
Y querer ser sin haber sido.
puntos 2 | votos: 2
Nothing. - Y allí estaba ella, viendo su vida pasar entre tonos grises y negros.
Contemplando la distancia desde su propia distancia. Pensando que
quizás mañana todo esté mejor. 
Fijándose sólo en lo bonito de lo triste. Y dios, cómo la rompe por
dentro.
Tiene las pupilas rotas, pero ella aprendió a callar. 
Y qué más da que sea la más especial, eso a nadie le importa.
Sabe que la están mirando, pero ella siempre guarda silencio.  Mira
hacía los lados de vez en cuando, agacha la cabeza y sigue andando.
Nunca le ha gustado llamar la atención, siempre quiso pasar
desapercibida. Pero es tan preciosa y fría.
Piensa que cuando un día a sido horrible, se acuesta en su cama y
despierta en el mismo día. Como un vuelve a intentarlo después del
game over. Como si la vida no fuese más que un bucle de días
idénticos que tú debes cambiar. 
Y eso la hace cuestionarse si entonces todo lo vivido no significa
nada. Si no hace más que repetir el mismo día una y otra vez.
Porque desde que dejó de estar viva por dentro, su mirada ya no es la
misma. Porque su postura es tímida y rebelde. 
Porque está llena de rabia. 
Porque no sabe dar amor sin tener en cuenta todo su odio.
Porque nada es real.

puntos 5 | votos: 5
Ni tú tan princesa, - ni yo tan hijo de puta.
puntos 11 | votos: 11
Nos tapamos el rostro, - para dar la cara.
puntos 10 | votos: 10
Hoy me he hecho daño a mí misma. - Para ver si seguía sintiendo. Me concentro en el dolor, lo único que
es real. La aguja perfora un hoyo... el viejo y familiar escozor. 
Intento acabar con todo, de una vez por todas, pero entonces lo
recuerdo todo. 
¿En qué me he convertido?
Todo aquel que conozco se ha terminado marchando. Y tú podrías
tenerlo todo. Te decepcionaré. Te haré daño. 
Llevo puesta una corona de espinas, sentada en mi trono de mentiras.
Llena de pensamientos rotos que no puedo reparar. 
Bajo las manchas del tiempo los sentimientos desaparecen. 
Tú eres alguien más y yo.. aún sigo aquí. 
Si pudiese empezar de nuevo, a un millón de millas de distancia,
seguiría siendo yo misma.
Encontraría el camino.
puntos 6 | votos: 6
Todo cambia y sigue igual. - Pasa que no pasa nada. Y que el tic-tac del reloj deja de tener
sentido.
Que vas contando los días menos y que nada ni nadie consigue hacerte
sonreír. Sólo tienes ganas de coger ese estúpido reloj y gritarle
que se pare a esperarte. Que deje de ir en tu contra.
Y que le den al amor. A las palabras bonitas y a las flores rojas por
San Valentín. 
Que le jodan a todo lo que hay a mi alrededor y voy a gritar hasta
desgarrarme la garganta.
Nunca se me ha dado bien expresar lo que siento y no sé cómo sentir
algo que no sé expresar.
Sólo quiero que me salves de esto.
puntos 26 | votos: 26
Creéis que todo tiene un límite, - y así estáis todos: Limitados.

puntos 6 | votos: 6
No necesitas superpoderes - para ser un héroe.
puntos 9 | votos: 9
Yo rota. - Tú entero.
puntos 17 | votos: 17
No sé.. - estaba de moda.
puntos 11 | votos: 11
No eres una historia triste. - No sé si vivo en el pasado o si simplemente no tengo futuro.. Y que
jodido asco me da el presente. Que me den ordenes. El constante cruce
de miradas vacías. Que le sonrías a otras.
¿Tiene derecho a vivir alguien que sólo quiere morirse? ¿Y por qué
alguien que quiere vivir está apunto de morir?
Nada es justo.
No es justo lo que hicisteis conmigo. Y mucho menos el frío en mi
mirada. No es justo que mi sonrisa esté vacía y mi mirada perdida. 
Quizá nunca fue vuestra culpa. O quizá fuisteis vosotros los que me
hundían cuando yo intentaba subir. Hasta que me acostumbre a no
respirar. A no sentir. A no ser feliz.
Y sin embargo, os doy las gracias.
Porque no puedo evitar reírme de como todos intentáis buscar la
felicidad. 
¿Qué es ser feliz?
Todos buscáis la felicidad en lo material. Y desde la tristeza todo
se ve más claro. Porque ser feliz no es un estado de vida.
Y porque desde abajo, yo, os veo pequeños. Insignificantes. No
valéis una mierda.
Y todos me veis desde arriba como algo que sólo es triste. Que ni si
quiera lo intenta. Ser feliz.
Pero ser feliz desde lo más hondo significa que ya no puedes caer,
que cuando viene la felicidad sabes apreciarla. Que tu felicidad no es
ropa nueva, ni un móvil nuevo.
Que tu felicidad está en la boca de otro alguien. Que está en ese
animal que se acerca a pedirte comida restregándose por tus piernas.
En el paisaje que ves desde la ventana. 
Yo no soy feliz, ni tampoco triste.
No soy nada y lo soy todo.
puntos 12 | votos: 12
Estamos más preparados - para un posible apocalipsis zombie que para el amor.

puntos 5 | votos: 5
¿Y si es demasiado tarde? - Me perdí en un pasado que ya no está e intento buscarme en un futuro
que no existe. Dejando escapar el jodido presente día a día. 
Haciendo cosas que odio, de las que me quejo en silencio y no trato de
arreglar.
Ni si quiera sé en qué clase de persona me estoy convirtiendo. Llena
de odio. A veces trato de pensar por qué.
¿Fuisteis vosotros o fui yo misma?
No quiero pasarme el resto de mi vida arrepentida por no haber hecho
las cosas en su momento. Sólo soy una chica asustada del propio
miedo.
Asustada porque el tiempo pasa y no puedes hacer nada para detenerlo.
Ni para cambiarlo. ¿Qué se supone que debes hacer cuando no sabes en
qué creer?
Nos venden un futuro de mierda y sólo se te ocurre quejarte sin hacer
nada.
Y tus estúpidos pensamientos de lucha no sirven de nada cuando el
eres muy pequeña, no sabes lo que dices. Es sólo una etapa son
repetidos por todo el mundo.
¿Estoy equivocada o simplemente es lo que quieren que crea?
En cualquier caso odio no tener el mando de la situación y viajar a
la deriva sin hacer un solo movimiento.
puntos 5 | votos: 5
Para que no me recuerdes. - Dijiste que ibas a escribirme. Que ibas a escribirnos.
Prometiste no serlo todo, pero ser suficiente.
Decías que nunca habías conocido a nadie parecido. Que nunca habías
sentido algo así. Que todo cambió al conocerme a mí.
Y tú no sabías que fuiste tú el que cambió algo en mí.
Te di mi confianza, te vendí mi físico, te deje entrar en los
recuerdos que más me dolían para terminar siendo tú uno de ellos. 
Eras tú el que decía que podía confiar en ti, pero, ¿cómo puedo
confiar en alguien que no conozco?
Y ahora dime, ¿qué debo hacer yo? ¿Cómo debería sentirme después
de ser traicionada por una persona que me dejo confiar y me falló? 
No fuiste el primero, ni tampoco serás el último.
Pero pensé que quizá...
No te mereces estas lágrimas, ni estos versos, ni nada de mí.
Prueba a apretarte el corazón con el puño, todo lo fuerte que
puedas, y no lo sueltes. Ya sabes cómo me siento.
Que eres un completo gilipollas y un cobarde. Y ni si quiera sé
porqué me importa.
Y es irónico que mientras escriba esto sólo me acuerde de las cosas
buenas, quizá no mereces que te odie.
Y tu voz..
Como decías mi nombre al coger el teléfono. Como te reías cuando
apenas al decir unas palabras iba corriendo a por agua.
Quizá si te acordases de todo eso sabrías cómo me siento.
Pero ni escribiéndote la carta más bonita lo entenderías.
Te recuerdo que sólo viste de mí lo que yo te dejé ver.
Y siento tantas cosas a la vez, que realmente no siento nada.
No me merezco esto, tú mismo lo dijiste.
De hecho, creías imposible encontrar a otra lo más parecido a mí. 3
semanas exactamente.
Y créeme, me alegro. Me alegro muchísimo.
Pero esta vez ya no.
Esta vez me toca decir adiós.
Y que te den por culo.
puntos 14 | votos: 14
Di de qué manera o forma - conseguiste que por ti rompiese mis normas.
puntos 6 | votos: 6
Dont care. - Si a la gente le importase lo más mínimo lo que sientes o dejas de
sentir, aprenderían a leer entre líneas. 
No entiendo por qué hay que preguntar qué tal está a una persona,
si no te interesa lo más mínimo. Al menos, así no lo sabe. Del otro
modo se nota, y eso es algo que ha nadie le gusta.
puntos 12 | votos: 12
Otra botella, otro litro a medias. - A veces estás tanto tiempo lejos de ti mismo que cuando vuelves ya
nada es lo mismo, ni parecido. Que te miras al espejo sin conocer al
que estás viendo. 
Tanto tiempo sin llorar, que ya no sabes hacerlo.
No sé por qué me empeño en no sentir nada para protegerme, si lo
único que siento es decepción. De mí, de todos. 
A veces creo que estoy cambiando para peor, o quizá es lo que ellos
quieren que piense. ¿Qué sabrán ellos del mal o el bien? Y qué sé
yo.
Sólo me quedo aquí, esperando que algún día me perdones. 
Y mientras busco algo a lo que aferrarme.

puntos 6 | votos: 6
Todo el mundo - está aquí por alguna razón. Sólo tienes que encontrar la tuya.
puntos 8 | votos: 8
El anarquismo - siempre será la rama libertaria del socialismo.
puntos 0 | votos: 2
Todo está mal. - Habláis de revolución sin sentir esa palabra. Os quejáis del
sistema mientras veis la televisión desde vuestras casas. Sentís
lástima por el pobre mientras os sentís aliviados de que a vosotros
no os falta de nada. Y aún así seguís queriendo más. Os quejáis
de la sociedad con vuestros móviles de última generación. 
Habláis de revolución como si lucharais por vuestros derechos. 
Os quejáis de que el sistema va mal cuando formamos parte del
problema y no ejercemos solución.
Total, a nadie le conviene manifestarse contra algo que no es de su
agrado mientras en su plato haya comida y tenga todo a su alcance.
Y así es como vosotros, que apoyáis la revolución, os convertís en
un elemento más de esta asquerosa sociedad.
La revolución es sólo una utopía en las mentes de los que aún
creemos ser libres y lo deseamos con todas nuestras fuerzas.
puntos 4 | votos: 4
- - Cuando te sientes engañada, frágil, inútil, usada por la única
persona que pensabas que nunca iba a fallarte. Cuando crees que ya
nada tiene sentido. Cuando huir lejos es la mejor opción. 
¿Es ahí donde termina todo?
Dicen que a veces sufres tanto que es mil veces mejor morir. Yo no
creo que la vida acabe después de la muerte. Yo creo que tu vida
termina cuando ya no tienes esperanza de nada. Cuando has dejado
atrás todos tus sueños porque no hay nada por lo que luchar. Cuando
no tienes ganas de vivir. Cuando un día más es un día menos. Cuando
estás muerto por dentro. Es ahí cuando todo termina.
Y al igual que la muerte, ya no sales de ella.
puntos 5 | votos: 5
¿Las apariencias engañan, - o es que sólo los niños sabemos mirar más allá de eso?

puntos 2 | votos: 2
«Dont wake me up». - A veces la vida da demasiadas vueltas, y no siempre en el sentido que
estábamos esperando. Las cosas pueden o salir bien, o salir mal. Y te
preguntas si en algún lugar paralelo alguien está abusando de tu
buena suerte. Porque últimamente todo está saliendo mal. El tiempo
pasa, pero no pasa nada. Y odio el estúpido tic-tac del reloj. 
A veces, la vida no es como tú esperabas. Y te entran ganas de
chillar y llorar. Pero entonces viene todos tus estúpidos
pensamientos a decirte que has madurado y eso es de niños pequeños.
¿Recuerdas la última vez que te reíste de verdad sin que te
importase lo que los demás dijeran? Yo ya no recuerdo cuándo fue la
última vez que fui yo.
Suelo pensar que lo que la gente diga de mí me da igual, que me la
suda. Y creédme, me funciona. Últimamente paso tanto de todo que no
me he dado cuenta que por eso he perdido a un mucha gente. Y a veces
me pregunto si es culpa mía, o suya.
Tú sólo no me despiertes.
Déjame dormir.
Me gusta como el sol me calienta al entrar por la ventana, y me gusta
darle la vuelta a la almohada buscando el lado más fresquito. Me
gusta estar debajo de las sábanas porque me siento más protegida que
fuera de ellas. 
Tú sólo no me despiertes.
Y déjame morir.
puntos 9 | votos: 9
Me habéis matado. - ¿Realmente la gente es consciente del daño que puede llegar a hacer?
A veces pienso que habría sido de toda esa gente, ya muerta. ¿Y si
sólo necesitaban un abrazo? Y ya no sólo algo físico. ¿Y si sólo
necesitaban que alguien mostrase el más mínimo interés por su
existencia? Una sonrisa, un simple hola.
No termino de entender por qué es necesario hacer sentir mal a una
persona hasta tal punto que crea que no tiene sentido su vida. 
¿Quién eres tú para decidir la vida de otra persona? ¿A caso eres
mejor que ellos?
Todos somos crueles. Pero hay cierto punto del que no se debe pasar.
Dicen que la persona que se suicida es cobarde. Que todos tenemos
problemas y no por eso todos deberíamos suicidarnos.
Pues yo opino, que el suicidio es el futuro de todos nosotros.
puntos 3 | votos: 3
Still. - Me gusta que me abraces y me hagas débil entre tus brazos. Que
busques mis manos para enredar tus dedos entre los míos. Que
acaricies mis labios con los dedos antes de besarme. Que me abraces y
me beses en la frente. 
Que nos estemos besando y me digas que me quieres y seguidamente
vuelvas a hacerme débil entre tus brazos. 
Me gusta como acaricias mi espalda cuando estamos juntos en el sofá
viendo una película. Que nuestras manos se encuentren en el bowl de
palomitas y te rías.
Me gusta como se marcan tus hoyuelos al sonreír y adoro el sonido de
tu risa.
Still with you.
puntos 3 | votos: 3
Y tus labios sonreían. - Suelo ser demasiado torpe y aparentar firmeza donde no hay más que
desestabilidad. Suelo sonreír cuando quiero llorar, y aprieto los
dientes para no deja caer ni una sola lágrima. Tengo esa estúpida
barrera de la que nadie sobre pasa. Nadie me conoce realmente, creo
que ni siquiera yo.
Tengo mis ideas bastante desordenadas y no sé cómo ordenarlas para
que todo encaje. Para que todo empiece a ir bien.
¿Recuerdas aquel día que nos despedimos? Creí que iba a explotarme
el corazón. Cada vez que te acercabas sentía cómo se iba muriendo,
hasta que te alejaste, y desde entonces vivo como si estuviera muerta.

Aún recuerdo aquellas noches en las que te suplicaba con los ojos que
me convencieras de algún modo para que no me suicidase. 
Siempre he pensado que el futuro era negro. Lo que no sabía es que lo
sería por no estar tú a mi lado.
Y ahora me arrepiento de no haberte valorado lo suficiente. Ahora
entiendo que no era justo que siempre cuidases tú de mí. Que a veces
tú también necesitabas que yo lo hiciera por ti.
Y es que, si esperas a que alguien te salve de tu propia mierda, la
llevas clara.
Creí que tú serías capaz de salvarme, de sacarme de mi estúpido
pozo de pensamientos sin sentido. Pero cuando creía que todo empezaba
a cambiar, otra mano me empujaba hacia dentro. Más de lo que estaba
antes. 
Todos decían que una mala racha la tiene cualquiera, pero no esperaba
que durase tanto tiempo. ¿1 año, 2 quizá? ¿Crees que puedo
soportar esto durante mucho más tiempo?
Yo sólo pido que mamá se vaya a la cama sin llorar por mí.
Que papá se sienta orgulloso de mí por una vez.
Quiero formar parte de algo y sentirme apoyada, o simplemente sentir
algo. 
Que por no sentir, no siento ni el frío. Ni sueño, ni hambre.
¿Crees que esto es por ti? Es por mí. Por esperar a que alguien me
salve.
Por saber que ese alguien no existe y aún así seguir esperando.
Porque tú fuiste capaz de salvarme durante al menos unos meses.
Aunque yo siempre volvía a caer.
Sólo espero que la siguiente caída sea la última, porque estoy en
un puto pozo sin fondo.
puntos 9 | votos: 9
He vuelto a leernos. - A empezar nuestra historia una y otra vez porque es lo que hago desde
que nos dejamos. No voy a negarte que echo de menos que alguien me
diga te quiero. Que me lo digas tú. 
A veces pienso en qué habría pasado si aquella noche no nos
hubiésemos quedado. Si entonces todo sería distinto.
Parece mentira que hasta hace un par de meses creías que no
encontrarías a alguien mejor que yo. A alguien que te hace más
feliz. A esa persona que al fin y al cabo te mereces. A esa persona
que, si algún día me encontrase, no sabría qué decirle,
¿felicidades? ¿Gracias por cuidar de él? 
¿Y por qué iba a decir algo que no pienso? Yo quería ser ese
alguien.
Para mí no había terminado, joder. 
¿Por qué para él sí? ¿Qué hice mal? ¿Qué diablos hago tan mal
para que todos terminen alejándose?
Todos, ni siquiera ellas se quedaron. Y es que dicen que en este mundo
todos estamos solos, pero no es verdad. Veo a toda esa gente tan feliz
y yo.. ¿por qué yo no puedo serlo?
Al menos contigo todo era distinto. Tú siempre estabas dispuesto.
Siempre conmigo. Aún cuando te pedía que te fueras, tú te quedabas.
Y bueno, yo..

puntos 8 | votos: 8
Allí donde solíamos gritar. - Todas las tardes de domingo sobre la colina de aquella montaña, tú,
yo y la melodía de algunos pájaros de alrededor. Hablábamos sobre
irnos a vivir juntos lejos de allí.  Lejos de todo el mundo. Lejos de
las leyes, de las normas, de lo que está bien y de lo que está mal.
Vivir nuestras normas y nuestros límites. 
Todo cambió tan deprisa que aún no entiendo qué nos paso. Subía
todos los domingos a esperarte, pero no llegabas. Ahora me tocaba
gritar a mí sola por los dos.
puntos 9 | votos: 9
.. - Él la miró a lo lejos y ella agachó la mirada. Entonces sacó dos
cigarros del bolsillo. Ella alzó la mirada, miró a sus amigas y con
voz apagada se despidió. Llego hasta él y éste le cogió de la
cintura, ella se apartó y dejó un espacio entre ambos. Hoy no tenía
ganas. Le paso el cigarro y se sentaron en un muro. Era bastante alto
y desde allí se podía ver la ciudad. Estaba atardeciendo y todo se
veía de un color naranja. Sacó el mechero y se puso el cigarro en la
boca. Ella hizo lo mismo. Los dos se miraban sin hablar. Dando una
calada de vez en cuando y soltando el humo hasta desvanecerse. A ella
eso le parecía ridículo. Sentía cómo expulsaba toda su vida en
forma de humo hasta desaparecer. Sin embargo, le gustaba. Ambos
hacían desaparecer su vida, gris, ridícula. Ella terminó y se
levantó del bordillo de aquel muro. De pie sobre él sentía vértigo
y vacío. Él le agarro la mano y por un segundo quiso soltarse, pero
le daba seguridad. Todo se veía mejor desde allí arriba.
puntos 4 | votos: 6
Y qué. - A veces no está tan mal estar sola. El problema está cuando eso
conlleva estar conmigo y ese jodido montón de pensamientos que no me
dejan dormir. Ni ya puestos, vivir. Sé que no soy tan fuerte como
quiero ser. Y que callarme lo que siento no ayuda. Por eso escribo,
por eso me escribo. Pero parece que el folio empieza a no entenderme y
a llenarse de tachones. Y como esos, mil. Quizá todo sería distinto
si..
Prometí no escribirte, pero, te echo de menos. Y espero que tu eches
de menos al menos una mitad de lo que te echo yo a ti. Aunque esa
estúpida niñata te haga feliz. Dijiste que era única. Pero supongo
que eso le dices a todas.
Dejaste más vacío del que había antes de que llegases.
¿Y ahora qué?
puntos 2 | votos: 2
Dónde cojones estás. - Dejamos todo aquello de salvarnos, de reírnos, de amarnos. Nos
dejamos. Pero chico, a pesar de todo sigues siendo lo primero y lo
último. Sigues siendo esa canción horrible que no sale de mi cabeza.
Toda esa mierda de salvarnos era un cuento para alejarnos de nosotros
mismos. Y ahora que no estás no soporto estar conmigo. Que sí, que
nunca pusimos nombre a nuestros sentimientos. Pero eras mío y yo era
tuya. Era nuestro caos sin sentido. Yo te decía siempre lo capullo y
cargante que eras y tú me gritabas lo arrogante que era. Pero eramos
felices. Qué más da lo que fuésemos. Pero al parecer, te has
olvidado demasiado rápido. Muy de vez en cuando nos mostrábamos
aprecio, no era necesario, lo sabíamos. Pero ahora mataría por
volver a escucharte decirme al oído te quiero. A pasarme horas
hablando por teléfono contigo. A escucharte reír una vez más
mientras me llamabas idiota. A dormirme a tu lado, despertarme y verte
en el balcón fumando mientras nos escribías. Y echo de menos
abrazarte por detrás, mientras tú intentabas tirarme. Tus manos
acariciando mi pelo. Que sólo yo te he visto ser tú mismo mientras
gemías mi nombre. Que sólo tú has sido capaz de desenfadarme con un
simple abrazo. Que echo de menos ser nosotros. Y cada vez soporto
menos ser yo sola.
puntos 10 | votos: 10
Chico, - deja de escribirnos como si todo hubiese sido culpa mía. Nunca te
pedí que te quedases. Nunca dije que estaba dispuesta a quererte.
Nunca te dije que estaba enamorada de ti. Cuando tú estabas hasta el
culo por mí. Te dije que te largases y no quisiste. Deja de
escribirnos como si no supieras nada de esto. Deja de decir que ella
te hace feliz, y que se deja querer. Deja de compararla conmigo y
pírate. Deja de intentar hacer todo bien porque eres un puto
desastre. Déjalo todo y vete. Ahí tienes la salida. Siempre estuvo
abierta, aunque nunca dejé que entrases. Deja de repetirte a ti mismo
que puedes, porque no puedes conmigo. Suéltate de mi mano. Vete.
Lárgate y no mires atrás, porque cielo.. no vas a verme llorar.

puntos 14 | votos: 14
Sigue pareciéndome más - sexy tus ven aquí, nena que tus te quiero, pequeña.
puntos 9 | votos: 11
No disimules, yo no soy - Edward Cullen, pero tu piel se eriza, sé que quieres que te encule.
puntos 6 | votos: 6
«Frío». - Fuiste como aquel hueco que retumba en el piano. Aquellas gotas de
lluvia cayendo sobre mi cora. De vez en cuando, sobre el cristal de
nuestra habitación. Donde te prometí mil y una noches, y ahora mis
sábanas me recuerdan a ti. Ya sabes, las ganas de huir, de salir
corriendo de aquí. Recuérdame una vez más eso de que si algo iba a
mojarse, no iban a ser mis mejillas. Porque te necesito aquí para
secármelas. Necesito sentarme contigo en el parque. Fumarnos algo y
que vengas a salvarme. Como aquella tarde de domingo, película y
café. Tus ojos  color miel, tu pelo ondulado y tus cascos. Ven,
agárrame. Improvisemos algo con el saxo. Jazz de fondo y tu camisa en
el suelo. Me voy por las ramas, cielo. Eres el único que sabe cómo
encenderme, así que apaga las luces. Allí donde tus ganas se juntan
con las mías. Allí dónde el silencio no era más que melodía. Lo
admito, fuiste capaz de llegar a comprenderme. A conocerme realmente.
Te odio por entrar donde en su día prometí no volver a dejar entrar
a nadie. Por ser capaz de verme aún sin poder, ya sabes. Y aún así,
sigo sin saber quererte. Cielo, lo siento. Pero es el frío el que me
obliga a recordarte.
puntos 9 | votos: 9
Un día fui buena - y de poco me ha servido.
puntos 10 | votos: 10
¿Te has fijado alguna vez en que - los atardeceres son más bonitos si los ves junto con alguien a quién quieres?





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 8832692626 | Usuarios registrados: 1971384 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7843111, hoy: 44, ayer: 101
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!