En Desmotivaciones desde:
16.10.2013

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 3223 | malo 94
GeekVeterano Nivel 3

puntos 1 | votos: 7
Hola ángel, eres como una pintura, - cuando miro al cielo, sólo puedo verte a ti.
puntos 18 | votos: 20
Incluso cuando incontables noches - vengan a mi cielo, sólo tú brillarás.
puntos 14 | votos: 16
Somos lo que hicimos - y lo que dejamos de hacer.
puntos 7 | votos: 11
Solo con pensarte un momento - muero de deseo.
puntos 7 | votos: 9
Quien fue abandonado, - también tiene el derecho de abandonar sus orígenes.

puntos 5 | votos: 5
La familia es la primera sociedad - con la que uno entra en contacto, los primeros que tienen influencia
sobre ti. Pero si esa sociedad te aparta, siempre habrá otra que te
acepte, eso es todo.
puntos 16 | votos: 16
Quiero monopolizarlo, - quiero que ceda ante mí... ¿Cómo puedo hacerlo solo mío?
puntos 5 | votos: 5
Obsesiónate solo conmigo, - así como yo lo hago contigo.
puntos 6 | votos: 6
Tu cuerpo es el refugio - donde nada temo, donde dejo al mundo de lado, donde todo es bello, 
donde pasaría cada segundo de mis días.
puntos 20 | votos: 20
Ahora entiendo todo. -

puntos 16 | votos: 16
Con solo un gesto... - recompones de nuevo todo lo antes roto. Solo tú tienes ese poder
sobre mí, porque yo...he decidido entregártelo.
puntos 13 | votos: 13
Donde hay muchos diciendo que no, - hay alguien diseñando un sí.
puntos 8 | votos: 10
Gustosa renunciaría a la vida, - si tuviera la seguridad de que mi desaparición no daña a otros.
puntos 11 | votos: 11
Cada dificultad es una buena - ocasión para robustecer nuestra voluntad y tratar de salir adelante
victoriosos.
puntos 70 | votos: 76
Cada problema es una nueva - oportunidad para hacer trabajar más nuestra inteligencia al tratar de
solucionarlo.

puntos 14 | votos: 14
La tentación de abandonar - nunca es tan fuerte, como cuando estamos a punto de conseguirlo.
puntos 12 | votos: 12
La infelicidad provoca - generalizaciones absurdas.
puntos 13 | votos: 13
Momentos en los que deberíamos - ponernos un tapón en la boca, antes de herir con nuestras palabras a
un ser querido.
puntos 12 | votos: 12
Para nunca perderlo todo, - nunca hagas de nada tu todo.
puntos 18 | votos: 18
Ganamos fuerza, valor y confianza - con cada experiencia en la que enfrentamos al miedo cara a cara.

puntos 10 | votos: 10
No tienes que controlar - tus pensamientos, solo tienes que dejar de permitirles que ellos te
controlen a ti.
puntos 25 | votos: 25
El tiempo a veces vuela - como un pájaro y otras se arrastra como un caracol; pero la mayor
felicidad del hombre sobreviene cuando no se advierte su paso.
puntos 13 | votos: 13
Es dulce y a la vez amargo, - ser la única fuente de las grandes dichas y de la desesperación más
honda de otro ser.
puntos 8 | votos: 8
La fortuna de comprender - que el suelo sobre el que permanecemos no puede ser más grande que
los dos pies que lo cubren.
puntos 22 | votos: 24
Si eres bueno adaptándote al sistema, - es posible que nunca te des cuenta que hace falta un cambio.

puntos 18 | votos: 18
Decir: Sálvate a ti mismo - no significa que te esté dando la espalda, si no, 
que eres lo suficientemente fuerte para hacerlo sin mi.
puntos 5 | votos: 5
La vida es el acuerdo entre - lo que el ego desea hacer, lo que la experiencia nos dice que hagamos
y lo que los nervios nos permiten hacer.
puntos 4 | votos: 4
Una vigilia, de pájaros y cristal. - Me desperté esta mañana aún soñando, o no completamente consciente
de mí mismo aún. El sol asomaba por la ventana, tocando mi rostro, y
luego una profunda tristeza me sobrevino, inmediatamente, trayéndome
a la vida y a la consciencia. 

Se había terminado.

Bajé las escaleras para hacer la única cosa que podía imaginarme
haciendo para recuperar la compostura.

 Hice café.

 Mientras el goteo comenzaba, en esa clase de silencio que sólo
ocurre a la mañana cuando eres el único despierto, salí de mi casa,
dejando la puerta abierta detrás de mí. Miré alrededor y comencé a
respirar. Las cosas lucían más o menos igual – un día hermoso.

 Me di vuelta para regresar adentro, y entonces escuché un sonido
desde el interior, un gorjeo y un frufrú. Y noté que un pequeño
pájaro marrón se había metido en la biblioteca. Naturalmente,
entré en pánico. Sabía que tenía que lograr que el pájaro saliera
sano y salvo, y sabía que tenía que conservar el orden de las cosas
en nuestro hogar, y que él no podía quedarse a vivir con nosotros.
Lo perseguí (aún asumiendo que era un “Él”) hacia mi oficina,
donde tenemos unas ventanas muy grandes.

 Justo entonces, y por suerte, escuché los pasos de Lindsey bajando
por la escalera, y naturalmente, siendo equilibrada como es ella,
tomó una sábana y se metió a la oficina. El pájaro era imposible
de atrapar, y comencé a abrir las ventanas, bajo la dirección de
Lindsey, sólo para descubrir que tenía mosquiteros. El pájaro
comenzó a volar hacia el vidrio, una y otra vez en diferentes
direcciones.

 Golpe.

 Golpe.

 ¡Golpe!

 Escuché otro grupo de pisadas, las de Bandit, que bajaba las
escaleras corriendo en anticipación del nuevo día. Su entrada en la
situación causó la justa cantidad de caos (estaba muy emocionada por
conocer al pájaro) y nos encontramos persiguiendo el pájaro hacia la
sala de estar. Sabiendo que ahí es donde la cosa se podía poner
complicada, teniendo el techo alto y las vigas para posarse, abrí la
puerta delantera mientras Lindsey hacía lo mejor que podía para
alentar a nuestro nuevo amigo a que saliera. Después de unas cuantas
vueltas, vuelos, gorjeos, un regreso a la biblioteca y una corta
despedida a Bandit, simplemente saltó hacia la puerta, despegando en
el quinto salto.

 Nosotros aplaudimos.

 Yo ya no estaba triste.

 No me había dado cuenta, pero dejé de estarlo desde el momento en
que el pájaro entró a mi vida, pero había algo que necesitaba
hacer. Cerré la puerta. 
Decidí escribir esta carta como siempre supe que lo haría.
puntos 22 | votos: 22
Pueden intentar vendernos mierda - positiva, pero cuando somos totalmente consientes de nuestra realidad
no hay poder humano capaz de hacernos ver lo contrario.
puntos 11 | votos: 13
El amor confunde lo incorrecto - con lo correcto.

puntos 6 | votos: 6
El hombre no le tiene miedo - a los misterios de la oscuridad, si no a todo lo que no hay en la soledad.
puntos 6 | votos: 6
La resignación no es un acto - de cobardía sino de valor, valor para luchar, afrontar y aceptar
lo que el tiempo, sin compasión, nos impone.
puntos 4 | votos: 4
Muchas veces olvidar, - no es sino cubrir nuestro verdadero sentimiento con otro que no es
más fuerte, pero sí menos doloroso.
puntos 73 | votos: 79
Seríamos más humanos, - si en vez de luchar por ideales, lo hiciéramos por hechos y realidades.
puntos 17 | votos: 17
Nada más lejano, - como aquello que deseas y no luchas por alcanzarlo.

puntos 9 | votos: 9
Valentía no es la ausencia del miedo, - si no, tenerlo y aprender a enfrentarlo y superarlo.
Es la estrecha línea entre la cobardía y la temeridad.
puntos 91 | votos: 91
De nada sirve lamentarse - por una situación que ya no tiene remedio.
puntos 13 | votos: 13
Esa maldita sensación - de no poder volver y recuperar todo el tiempo perdido.
puntos 9 | votos: 9
Las personas no le temen a la idea - de escoger un camino, sino a abandonar otros para seguir el que eligieron.
puntos 12 | votos: 14
Las cosas nunca van bien - sin antes ir mal y después peor

puntos 6 | votos: 8
Cuando devuelvas - cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo de dolor; 
en ese momento podría considerar el perdonarte.
puntos 7 | votos: 7
Típico: - Estás soltero y ni te miran, tienes pareja y te coquetea hasta 
tu ex del kínder.
puntos 12 | votos: 12
Ese momento... - en el que apareces en un cartel.
puntos 10 | votos: 10
Sentir que todo lo que pueda - alegrar una pizca la vida está lejos de mí.
puntos 16 | votos: 16
Si eres bueno adaptándote al sistema, - es posible que nunca te des cuenta de que hace falta un cambio.

puntos 13 | votos: 13
¡¡Ahí tienes tu locura!! -
puntos 4 | votos: 4
Nada está nunca acabado, - basta un poco de felicidad para que todo vuelva a empezar.
puntos 10 | votos: 10
Dedicamos tantos insomnios - a quien no va a venir, que cuando llegue alguien que los merezca,
nos vamos a quedar dormidos.
puntos 13 | votos: 15
Esa sensación de ser exactamente - lo que nadie está buscando.
puntos 9 | votos: 9
A veces tienes que morir por dentro, - para resucitar de tus cenizas, creer en ti y amarte a ti mismo;
convirtiéndote así en una nueva persona.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 9382264870 | Usuarios registrados: 1995439 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7888793, hoy: 199, ayer: 206
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!