En Desmotivaciones desde:
15.03.2011

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 179 | malo 6

puntos 4 | votos: 4
Si la fuerza es justicia - ¿La debilidad es un crimen?
puntos 6 | votos: 6
Albert Einstein - “Una persona que nunca cometió un error, nunca probó algo nuevo.”
puntos 6 | votos: 6
si pudiera abrazar , lo haría  - si pudiera mantenerte cerca, lo haría 
si pudiera amarte para siempre, lo haría 

No es que no tenga la voluntad 
es solo que no tengo el derecho
puntos 15 | votos: 15
Cuando - John Lennon tenía 5 años, le preguntó a su madre: - Mamá, ¿cual
es la moraleja de la vida? Y su madre le respondió: - Sé feliz. Otro
día en la escuela, la maestra de John Lennon le dio una tarea que le
preguntaba qué quería ser cuando fuera grande, y John Lennon dijo
que quería ser feliz. Al día siguiente, la maestra dijo: - Usted no
entiende la tarea. Y John Lennon dijo: - Y usted no entiende la vida.
puntos 16 | votos: 16
Arte con café - Simplemente impresionante

puntos 21 | votos: 21
WTF? -
puntos 6 | votos: 8
Cuándo intentaron matar al amor - Todos los sentimientos negros del mundo y los deseos mas perversos del
corazón humano llegaron a esta reunión con curiosidad de saber cual
era el propósito. 

Cuando estuvieron todos hablo el Odio y dijo: “los he reunido aquí
a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien. 

Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio que estaba
hablando y el siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se
preguntaban entre si quien seria tan difícil de matar para que el
Odio los necesitara a todos. 

Quiero que maten al Amor, dijo. Muchos sonrieron malévolamente pues
más que uno le tenía ganas. 
El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: Yo iré, y les
aseguro que en un año el Amor habrá muerto, provocare tal discordia
y rabia que no lo soportara. Al cabo de un año se reunieron otra vez
y al escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron tan decepcionados.
Lo siento, lo intente todo pero cada vez que yo sembraba una
discordia, el Amor la superaba y salía adelante. 

Fue entonces cuando muy diligente se ofreció la Ambición que
haciendo alarde de su poder y dijo: En vista de que El Mal Carácter
fracaso, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por
la riqueza y por el poder. Eso nunca lo ignorará. Y empezó la
ambición el ataque hacia su víctima quien, efectivamente cayo herida
pero después de luchar por salir adelante renuncio a todo deseo
desbordado de poder y triunfó de nuevo. 
Furioso el Odio, por el fracaso de la Ambición envío a los Celos,
quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas y
situaciones para despistar el amor y lastimarlo con dudas y sospechas
infundadas.Pero el Amor confundido lloró, y pensó, que no quería
morir y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos y los venció.
Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más
hirientes compañeros, envío a la Frialdad, al Egoísmo, La
Indiferencia, la Pobreza, La Enfermedad y a muchos otros que
fracasaron siempre porque cuando el Amor se sentía desfallecer tomaba
de nuevo fuerza y todo lo superaba. 
El Odio convencido de que el Amor era invencible les dijo a los
demás: Nada que hacer. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos
años insistiendo y no lo logramos. De pronto de un rincón del salón
se levanto un sentimiento poco conocido y que vestía todo de negro y
con un sombrero gigante que caía sobre su 
rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la
muerte: Yo matare el Amor, dijo con seguridad.

Todos se preguntaron quien era ese que pretendía hacer solo, lo que
ninguno había podido. El Odio dijo, ve y hazlo. 

Tan solo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a
todos los malos sentimientos para comunicarles después de mucho
esperar por fin EL AMOR HABIA MUERTO. 
Todos estaban felices pero sorprendidos. Entonces el sentimiento del
sombrero negro habló: Ahí les entrego el Amor totalmente muerto y
destrozado y sin decir más se marchó. 

Espera  dijo el Odio, en tan poco tiempo lo eliminaste por completo,
lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿¿Quien
eres?? 
El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo: 
SOY LA RUTINA.
puntos 15 | votos: 15
Había una vez - una muchacha de nombre Nadia, cuya belleza atraía a todos los que la
conocían. A pesar de ello, Nadia se sentía muy sola. Tras la
alegría del primer encuentro con sus pretendientes, les encontraba
defectos. Entonces, sentía que su amor se marchitaba y seguía
anhelando su ideal de pareja perfecta. 

Un día, Nadia oyó hablar de un sabio que a todos conmovía con sus
palabras. Aquella noche, decidió consultarle su problema. 

Tal vez -se decía- me pondrá en el camino de ese hombre ideal que
sueño. 

A la mañana siguiente, llegó hasta él y, tras exponerle su mala
suerte, le dijo: 

- Necesito hallar la pareja perfecta. ¿Qué podria decirme? Una
persona como usted, sin duda, habrá encontrado la pareja perfecta.- 

Aquel anciano, mirando a Nadia con brillo intenso en sus ojos, le
dijo: 

- Pasé mi juventud buscando a la mujer perfecta. En Egipto, encontré
a una mujer bella e inteligente, pero era muy inconstante y egoísta.
En Persia, conocí a una mujer que tenía un alma buena y generosa,
pero no teníamos aficiones en común… Y así una mujer tras otra.
Al principio, me parecía haber logrado el gran encuentro, pero,
pasado un tiempo, descubría que faltaba algo que mi alma anhelaba.
Fueron transcurriendo los años hasta que de pronto, un día…- dijo
el anciano haciendo una emocionada pausa, -la vi, resplandeciente y
bella. ¡Allí estaba la mujer que yo había buscado toda mi vida!- 

-¿Y qué pasó? ¿Te casaste con ella?- replicó entusiasmada la
joven Nadia. 

- Al final… la unión no pudo llevarse a cabo. 

-¿Por qué?, ¿por qué?- 

- Porque al parecer– le dijo el anciano con un gran brillo en sus
ojos, -ella buscaba la pareja perfecta…- 

A veces nos concetramos tanto en que nuestra pareja sea perfecta que
olvidamos de disfrutar el estar junto a esa persona, no se trata de
buscar lo perfecto, se trata de aceptar los defectos y comprenderlos,
ya que nosotros tampoco somos perfectos.
puntos 13 | votos: 13
El Joven - discípulo de un filósofo sabio llegó a casa de este y le dijo: 
—Maestro, un amigo suyo estuvo hablando mal de usted. 
—¡Espera! —lo interrumpió el filósofo—. 
¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme? 
—¿Las tres rejas? —Sí. La primera es la reja de la verdad.
¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

—No; lo oí comentar a unos vecinos. 
—Entonces al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que
es la bondad. Esto que deseas decirme, ¿es bueno para alguien? 
—No, en realidad no. Al contrario... 
— ¡Vaya! La última reja es la necesidad. ¿Es necesario hacerme
saber eso que tanto te inquieta? 
—A decir verdad, no. 
—Entonces —dijo el sabio sonriendo—, si no es verdadero, ni
bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.
puntos 30 | votos: 32
El distraído tropezó con ella. - 
El violento la utilizó como proyectil. 
El emprendedor, construyó con ella. 
El campesino, cansado, la utilizó de asiento. 
Para los niños, fue un juguete. 
Drummond la poetizó. 
David, mató a Goliat. 
Y Miguel Angel le sacó la más bella escultura. 

En todos estos casos, la diferencia no estuvo en la piedra ¡sino en
el hombre!. 

No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu
propio crecimiento.

puntos 17 | votos: 17
. - Cierta vez le preguntaron a un hombre sabio:
—Se dice que, en el mundo, cada cosa tiene su lugar. Y el hombre
también tiene su lugar. Entonces, ¿por qué la gente vive tan
apretada? 

Y el sabio respondió: 

—Porque cada uno quiere ocupar el lugar de otro.
puntos 10 | votos: 14
Wolfgang von Goethe - -Sólo vemos lo que conocemos.
-Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de
ellos, sino para que se reconozca lo que sabía su autor
puntos 14 | votos: 18
Cuando -  tu quieras algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo 
que nunca hayas hecho.



LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 9991505658 | Usuarios registrados: 2017363 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7924688, hoy: 64, ayer: 123
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!