En Desmotivaciones desde:
19.03.2012

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 1066 | malo 15
GeekVeterano Nivel 3

puntos 19 | votos: 19
Poema #312 - Cayeron dulces gotas
al suelo en esta gélida mañana,
mas no era agua de lluvia
la que tristemente se deslizaba.
Era el llanto, las lágrimas
de una pobre mujer desengañada
que un día lo dio todo
y con fría soledad se le paga.
El dolor que sentía
era tan grande como la montaña,
duro como la roca
y frío como el hielo que le mata.
Su única compañía,
inapropiada para dicha dama,
es todo lo que tiene,
es todo aquello que ha guardado su alma:
un recuerdo agridulce,
parte del sueño de vidas pasadas;
un papel arrugado
que aunque significó todo, no es nada;
y oscuras golondrinas
que ya no volverán a su ventana.
puntos 9 | votos: 9
Poema #310 - Las campanas repican,
y mientras armoniosamente tocan
a misa de difuntos,
una clave al oído muerto llora
indicando un lugar,
indicando una hora.
Abandono este mundo
escapando de lo que fue mi sombra
sin notar que yo mismo
soy una sombra ahora.
Una invisible lágrima resbala
a través de mi mejilla incolora,
lanzándose al vacío
de esta existencia fría, abrumadora.
Una última vez giro
para ver a la luna esplendorosa
y llevar su recuerdo
a la tierra sin rosas,
al jardín de la nada,
a la tumba heladora.
puntos 9 | votos: 9
Poema #157 - ¿A quién se le ocurriría
castigar así al honrado,
inocente, enamorado,
a quien cede su alegría,
y a quien bien os la daría?
Bien extraña es la justicia
cuando premian la avaricia,
castigan la compasión,
encierran el corazón
y la razón es ficticia.

¿Qué delito he cometido
para que me castiguéis?
Lo que veo, ¿no lo veis?
Porque si ella ya se ha ido,
¿qué me impulsa a seguir vivo?
¿Qué delito cometí
cuando el corazón te di
diciendo que no te valgo?
Pero si un día sentí algo,
que sepas que fue por ti.
puntos 4 | votos: 4
Y tras esta - demostración de poder, pensaron en dominar el mundo.
puntos 14 | votos: 14
Poema #262 - La vi, sonriéndome a mí,
desde una lúgubre calle.
Bajé, mirando esos ojos
rojos cual gota de sangre
y negros como la noche.
Había un soplo de Dante
y su infierno en su mirada,
pero yo seguí, constante,
por la calle oscura y muerta,
sin fijarme en los detalles.

Pasé por más de mil calles,
las corrí sin respirar,
tras la mujer tan extraña,
tras ese ser espectral,
tras esos cabellos negros,
tras ese mirar inmortal.
Ella siguió su camino,
yo la seguí sin parar,
sin saber que en la meta
me esperaba un funeral.

Arribamos a un océano,
donde una casa flotante
se erigía sobre las aguas
con dos grandes ventanales.
Dos golpes secos Toc, toc
al llegar a los umbrales
de la casa de las aguas
(una casa impresionante).
Se nos abrieron las puertas
como seres fantasmales.

Vi la cara a mi anfitriona
por un segundo, no más,
cuando ella quiso saber
quién la seguía a cenar.
Pase usted, mi gran amigo
dijo ya sin aguantar
una risa que sus labios
silenciaron al pensar
que su invitado era listo
y se podría escapar.

Intenté huir de su hechizo,
más no quiso el corazón,
(y ahora arde eternamente
en un fuego de pasión).
Ahora estás en mi casa,
y desde mi habitación
verás pasar un cortejo
de negro y con gran dolor.
Me asomé a dicha ventana,
y salté hacia su balcón.

Entreví, sin luto o llanto,
un ataúd de madera
sin más marcas que los hombres
que lo sacaban afuera.
Una pala dieron a uno
de entre los pocos que hubiera.
Que cabe el hoyo ese nuevo,
le esperamos en la puerta.
Y el pobre cavó una tumba
hasta que estuvo bien hecha.

Una austera comitiva
se situó junto al yacente
esperando al sacerdote.
Éste vino lentamente
y se puso frente al féretro
a mirar a los presentes.
La misa, aún más austera,
y el público fue insolente
hasta el punto de escupir
sobre el triste penitente.

Me giré, sin entender
el porqué de esta visión.
¿Qué significa todo esto?,
pregunté con gran dolor.
¡Desgraciado! ¡Infeliz!,
es lo que me respondió.
¿No ves, acaso estás ciego?
¿Ese ojo alguna vez vio?
¡Que no veas las señales
que te mando! ¡Por favor!

Entonces lo comprendí,
para mi propia sorpresa.
Esa triste procesión,
era una negra promesa,
que me lanzaba el destino
marcándome como presa
de una mujer sin un rostro,
de unos ojos sin cabeza.
Un ¡No! ¡Por favor! ¡Detente!
por despedida postrera.

Al día siguiente hallaron,
al final de la corriente,
un par de botas vacías
unas anticuadas lentes,
una chaqueta mojada,
un abrigo reluciente
y, en sus oscuros bolsillos,
unos versos sorprendentes.
Y a estos versos los llamaron,
Versos del alma doliente.

puntos 7 | votos: 7
Poema #261 - Una máquina de escribir ya muerta
 un proyector que no tiene pantalla,
una mosca en mi oreja que no calla,
y una Durmiente que no se despierta.

Un palacio sin ventana ni puerta,
un castillo que no tiene muralla,
un caballero sin cota de malla,
y una mentira tristemente cierta.

Un silencio que a gritos ha callado,
un dolor que se limita a la finta,
una mañana, producto del pasado,

y una abuela que nunca estuvo encinta.
¡Mi alma, que nunca quiso haberte amado;
y mi corazón, que sangra esta tinta!
puntos 12 | votos: 12
Poema #260 - Si por mi palabrería
me condenas a la hoguera,
has de saber que aunque quiera,
callarme yo no podría
pues en cada poesía
incluyo un verso a la vida,
por saltar tu despedida,
y otro gran verso a la muerte
para que en mi lecho, al verte,
el mal no tenga cabida.

Pues mi olor a nuevo muerto
no entiende nada de amores,
viviendo en nuestros rencores,
y en su propio desconcierto.
Te suplico en mi desierto
aunque sé que hay mil razones
y un millón de corazones.
Pero de nuevo suplico,
con dolor, cual niño chico:
por favor, no me abandones
puntos 5 | votos: 5
Poema #259 - Jamás nadie admiró tu gran belleza,
tus cabellos negros, más que preciosos,
ni esos ojos dulces, puros, hermosos
por los que estoy perdiendo la cabeza.

Nadie alabó nunca tu gran pureza,
tus labios rosados y voluptuosos,
ni esos besos eternos y grandiosos
por los que te llamo otra vez su Alteza.

Nunca habrá un verso para tu poema,
joya digna de mujer tan hermosa,
ni lugar para tu belleza extrema.

No hay rosal donde se encuentre tal rosa,
cavidad donde aparezca tal gema,
ni hay mortal que compita con tal diosa.
puntos 10 | votos: 10
Poema #258 - Preguntas si un día te olvidaré,
si serás otra sombra en mi pasado.
Y yo digo, como hombre enamorado,
que eso es algo que hacer jamás podré.

Sin embargo, preguntas el por qué:
por qué nunca pude haberte olvidado,
por qué me encontraste siempre a tu lado.
¿Por qué? Pues porque yo siempre te amé.

¿Hay carpintero de oficio sin sierra?
¿Puede acaso el caballo no trotar?
¿Hay un ave que viva siempre en tierra?

¿Hay peces que vivan fuera del mar?
Igual que ellos, mi alma libra una guerra,
la necesidad de nunca olvidar.
puntos 9 | votos: 9
Poema #257 - Ayer volví a soñar que te veía
al ocaso de nuestro sol ardiente,
cuando las hojas, repentinamente,
empezaron a ver su último día..

Recuerdo sentir toda mi alegría
cuando me besó tu boca sonriente
a través de todo el dolor reciente,
relegando la pena y la agonía.

Mas mi sueño del sueño no salió,
estrechando un terrible y negro cerco
a mi alrededor, pues quien más amó

tal belleza, fue también el más terco.
Algún día llorarás cuando yo
legue mi última lágrima a un gris puerco.

puntos 6 | votos: 6
Poema #256 - Mi aliento baila por tu ardiente cara,
ocultándome el dolor de esos ojos
silenciosos que, sobre estos despojos,
un día amaron a quien les robara,

robara algo puro como agua clara.
Aún así, ella le abrió los cerrojos
de su corazón y de sus fuegos rojos.
Idiota desgraciado quien ella amara.

Fui muy idiota, pues nunca vi quién era.
Inmerso estaba yo en melancolía
cuando, desde una hermosa escalera,

una mirada atrapó esta alma mía.
¡Liberaré mi alma, triste hechicera,
tras robarte tus labios, tu alegría!
puntos 6 | votos: 6
Poema #255 - Mi musa se ha marchado sin motivo.
Se ha ido, como un recuerdo en el dolor,
como una lágrima bajo el calor,
como este versos que ahora le escribo.

Me hirió, sin saber que por ella vivo,
sin imaginar que añoro su amor,
sin sospechar que es mi más bella flor,
sin pensar que soy su triste cautivo.

Se fue, para ya no volver jamás
aunque suplique o le pida perdón.
Si a su puerta llamé como el que más,

nunca alcancé su ansiado corazón.
¿Por qué amaría a todos los demás
y a mí nunca me ofreció redención?
puntos 4 | votos: 4
Necesito ayuda - Os explico. Estoy escribiendo mi primera novela, ambientada en un
futuro lejano (2103). El problema es que aunque tengo el inicio ya
pensado y toda la primera parte, la imaginación me falla con los
nombres.

Por eso, os pido ayuda. Me gustaría que me dierais posibilidades de
nombres para:
- Protagonista (masculino)
- Protagonista (femenino)
- Coprotagonista (masculino)
- Viejo millonario que inicia todo (masculino, vasco)
- Antagonista
Deberían ser nombres cortos, de los que la gente pueda acordarse
fácilmente, que sean comunes para que la gente no los vea como algo
extraño pero que a la vez les llame la atención.
Si pudierais ayudarme, os lo agradecería mucho. Los nombres que más
se repitan serán los elegidos :)
puntos 11 | votos: 11
Dije Se acabó - hace algo más de un año, justo después de escribir mi quinto poema.
Lo dejé en serio, olvidándome de la poesía y pensando que nunca
volvería a escribir un verso.
Ni siquiera eran poemas largos. Cuatro versos, sin ningún esquema
fijo. Podrían considerarse mediocres o malos. Y, sin haber llegado a
esforzarme en ningún momento, tiré la toalla.

Hoy, un año después, he encontrado el cartel en el que tiré la
toalla. Miré mi comentario, y pensé en qué podría haber sido de
mí si no llega a ser por la poesía. 
Por suerte para mí, no fue así. No me rendí, no salí del ruedo
aunque sonó la campana. Seguí, practicando y (o eso creo) mejorando.
Hoy por hoy, soy posiblemente el que más poemas propios haya subido a
Desmotivaciones en su Historia. Y sí, he cerrado el grifo, pero por
motivos personales, pese a sentirlo por aquellos a que les gustaba.

Ahora, puedo decir orgulloso que he probado todas las estrofas
clásicas: lira, soneto, décima, copla (normal y de pie quebrado),
octava real, etc. Pero no lo he conseguido yo solo. Ha sido gracias a
vosotros, usuarios de Desmotivaciones (especialmente Parche, Kurara7 y
todo el ClanArt en general), que me habéis animado a seguir
escribiendo con mensajes de apoyo.

Dije Se acabó, y ahora lo repito. Pero no se acabó el escribir
poesía, sino el subirla a esta página. ¿Motivos? Eso es algo que
quiero guardarme para mí. Seguiré comentando y votando todo poema
que se suba con la etiqueta Poema, a menos que sea ofensivo a mis
creencias o sentimientos (como el catolicismo o el patriotismo).

Pero hay algo que quiero compartir con todos vosotros, y es un
profundo y sincero ¡Gracias!, porque sin vosotros seguramente no lo
hubiera logrado.

¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!
puntos 15 | votos: 15
Poema #254 - Eres parte de mi obra más querida,
y es a ti a quien dedico estos sonetos
escritos con mi amor y mis respetos
a la mujer más hermosa con vida.

Eres aquella que nunca se olvida,
porque te encuentro en todos mis bocetos,
porque tu nombre son versos incompletos,
porque eres tú una vida no vivida.

El porqué de esta poesía oculta
es confesar que yo amo tu dulzura,
mas tu gran hermosura dificulta

acercarme a tal belleza en figura;
y que eres mi mayor pecado y multa,
mi mayor deseo y mi partitura.

puntos 3 | votos: 3
29 sonetos en 28 - Son muchos los carteles que he dedicado a esta edición en especial.
En este, podéis ver el cartel en el que avisaba de este proyecto (el
primero abajo a la izquierda) y los 28 sonetos que forman este
megapoema (de abajo a arriba y de derecha a izquierda).

Ahora, subiré un megacartel en el que pondré todos los poemas en
orden, de forma que podáis leer, cogiendo la primera letra de cada
verso, el soneto 29 escondido en esos 28. Si os parece algo forzado,
lo siento, pero estaba muy limitado.

Muchas gracias pro vuestro apoyo :)
puntos 4 | votos: 4
Poema #253 - El ayer no volverá, pues su olvido
oculta el final de este sentimiento,
y su marcha, rápida como el viento,
muere bajo el pie de un infernal ruido.

Inventamos un futuro tejido
por nosotros y nuestro pensamiento,
al bailar aquel tango suave y lento
riéndonos del pasado perdido.

Tenía que decirte que al llorar,
incluso tras el infinito o más,
tu recuerdo siempre insiste en dejar

una espina donde un día estarás.
¡Reíamos por no querer pensar,
a sabiendas de que un día te irás!
puntos 2 | votos: 2
Poema #252 - Universo extraño es el que poblamos,
latiendo tras un manto de ignorancia,
tras las cortinas de la petulancia,
a través del mantel de los mil amos.

Mas, ¿no es este el universo que amamos
incluso bajo esta inconcordancia,
maestros en ocultar la constancia
a aquel que ni vemos y al que ni vamos?

Yo os pregunto, por seguir la costumbre,
¿os enorgullecéis de amar lo ajeno,
repudiar lo propio y ocultar la lumbre?

¿Defenderéis como puro lo obsceno?
Entonces, desde la más baja cumbre,
os diré siempre: ¡Al infierno os condeno!
puntos 4 | votos: 4
Poema #251 - Incluso desde este maldito exilio,
me paso la noche pensando si
acariciaré tus labios allí
y no necesitaré más auxilio.

Ojalá mi cárcel, mi domicilio,
repare un día mis sueños por ti.
Pues mi amor, por ti yo siempre viví
esperando el momento del concilio.

Cuando sueño, ya nunca veo nada.
Aún escucho voces silenciosas 
dejando el ruido pasando en manada.

Oigo el silencio de sus grises prosas
y aplaudo a una casa jamás casada,
mas nunca traerán tus grandes cosas.
puntos 3 | votos: 3
Poema #250 - Ignorando de lo que estaba perdiendo,
guardé mis sentimientos en mi arcón.
Un arcón oscuro cual corazón
roto por no poder estar latiendo.

Así que dejé a una parte mi atuendo
y me cambié de nombre y profesión,
queriendo dejar como confesión
una nota que diga qué pretendo:

Espero que aún no sea muy tarde,
espero, pues no sé siquiera cuándo
retornaré de este viaje cobarde.

Espero que sepas que esto que mando
solo lo hice por que tu alma se guarde,
mas no lo consigo, y sigo ignorando.

puntos 4 | votos: 4
Poema #249 - Ayer soñé que estabas de mi mano
tras volver de tu viaje sempiterno.
Ayer soñé con el pasado invierno,
la anterior primavera y otro verano.

Busqué dentro de mí, pero fue en vano.
En mi recuerdo más hermoso y tierno.
La busqué en el fuego del mismo infierno.
La busqué en el verso más inhumano.

En ningún sitio pude estar con ella,
zorro el destino, no nos deja juntos
aunque oremos a la luna o la estrella.

Estos serán mis definitivos puntos,
no veréis centellear mi centella,
fugaz como mi misa de difuntos.
puntos 2 | votos: 2
Poema #248 - Comencé a buscarte en mi gris memoria.
Una y otra vez lo intenté, mas fue en vano.
Lo dejé por un dolor triste e insano,
turbio como el mar de mi vanagloria.

Adiviné cómo, tras nuestra historia,
adoptaste la vida de un anciano,
como te dije cuando, de la mano
en ese bar, nos llevó la euforia.

Respira por última vez mi aroma
como cuando, con tu frágil mentira,
apartaste mi mano en nuestra loma.

Respira pronto, que mi tiempo expira,
¡Mira mi calavera, blanca, roma,
esperando una última vez! ¡Respira!
puntos 2 | votos: 2
Poema #247 - Ni en la mayor cueva más apartada
hay forma posible de huir de ti.
Estoy tirado en este suelo, aquí,
rezando por esta alma condenada.

Mi alma, condenada de enamorada,
oyó que el final venía a por mí.
Subí al cielo, al mismo cielo subí,
ungido por mi soledad, mi nada.

Robé mi alma al diablo para que al fin
admitieras ser un alma traidora.
Dejé mi casa, mi hogar, mi jardín,

intentando que te vieras ahora.
Fijé mi ardor y toqué tu violín,
impidiendo que hubiera más demora.
puntos 4 | votos: 4
Poema #246 - Una única vez deseé querer
la vida que no se me había dado,
zafarme de aquel que me había atado.
Una única vez deseé el poder.

Rompí las normas de todo saber
a través de un poema que he inventado,
mas mi condena por enamorado
acaba con la esperanza de ver.

Sí, pues aunque no parezca valiente,
tengo un motivo que siempre me lleva.
Un motivo vacío, hermoso, ardiente,

grande y bello como la luna nueva.
Raro será si otra vez, tristemente,
acabo solo, en una triste cueva.
puntos 9 | votos: 9
Poema #245 - Si alguna vez hubieras escuchado
aquellas palabras que te mandé,
reiríamos juntos, porque sé
que verías lo que nunca has pensado.

Un verso, solo uno, hubiera bastado.
En su lugar, en el fuego se fue
y ya nunca jamás te escribiré
otro verso a tu fuego condenado.

Adivina quién sufrió todo el daño
marcado por tu amor antes sincero,
odiado por un anhelo tacaño.

Tras tus huellas corro cual perro fiero,
ufano, yendo tras un desengaño.
Desengaño por el que ahora muero.

puntos 5 | votos: 7
Poema #244 - Atento, espero la hora de partir,
ocioso, apenas mostrando interés.
Cuento el tiempo para el momento que es
un viaje solo de ida, mi morir.

Loco por dejar este gris vivir
tengo el corazón, como ahora ves,
a cero latidos, callado, pues
el final llega triste, sin reír.

Sueño con hallar alguna salida
como, quizás, vivir eternamente.
Ojalá esta poesía prohibida

no muera jamás en tu dulce mente.
Fui un pobre que, por no vivir su vida
espera su hora lastimosamente.
puntos 6 | votos: 6
Poema #243 - ¿Quién hubiera imaginado en su vida
un regalo como el que te presento?
Este triste verso sin sentimiento
dice más de mi que una despedida

Este regalo que nunca se olvida
es un presente frágil frente al viento.
Si le ocasionas un dolor violento,
ten por seguro que saldrás herida.

¿Adivinas qué regalo puede ser
para cuidarlo con tal devoción?
¿O crees que semejante poder

está hecho para el señor y el ladrón?
Si crees lo que te digo, mujer,
ilusiónate, ¡si es mi corazón!
puntos 4 | votos: 6
Poema #242 - A la hora de brujas llega una dama.
No es amiga, aunque tampoco enemiga.
Ojalá no sea quien nos castiga
viendo partir a la mujer que se ama.

Ignoro si es quien nuestro nombre brama,
volátil como la pluma y espiga.
Ignoro si será quien nos obliga
durante años a temerla cual llama.

A la hora de brujas calla mi voz,
escucha mi sordo y caído oído ,
ladro al dolor con rugido feroz,

pienso en nuestro pasado prohibido.
¡Ojalá este momento duro, atroz,
raudo acabe, sin hacer mucho ruido!
puntos 3 | votos: 3
Poema #241 - Una palabra y me tendrás rendido,
esclavo de tu sombra y de tu nombre,
enemigo de tu gris sobrenombre:
Reina de Muerte, Señora de Olvido.

El negro verso que hayas escogido
será una orden para este oscuro hombre.
Tendré que obedecer aunque me asombre
ultrajar mi corazón ya dolido.

Una última pregunta quiero hacerte.
No será algo vergonzoso ni hiriente.
Al revés, si al final tengo yo suerte,

veré al fin cómo tu labio no miente.
Ignoro si no será esta mi muerte:
¿Desecharías este amor ardiente?
puntos 4 | votos: 4
Poema #240 - Nombres que en silencio me hablan a gritos,
contándome el cuento de un amor muerto.
Ojos que miran con un mirar tuerto,
mirando el morir de valles malditos.

Personas ateas que hacen mil ritos
liberándose de un futuro incierto.
Enemigos que llevan a buen puerto
tus ansias por ser parte de los mitos.

Olvidos que recuerdan lo vivido
solo para hacerte más daño que antes.
Penas que animan al bello olvido,

olvidando decir que te levantes.
¡Rimas que cantan a quien ya se ha ido,
que hieren a quienes fueran sus amantes!

puntos 2 | votos: 4
Poema #239 - Mi camino no está bien definido.
Busco un camino y debe ser estrecho,
recto y limpio, pero que nadie ha hecho.
El camino es la senda del olvido.

Solamente sé que ya estoy perdido,
o al menos, que no voy recto, derecho.
No encuentro tu cuerpo, cabeza, pecho,
voz, aroma, tacto... No te he sentido.

El camino es tenebroso y oscuro, 
raro y extraño, duro y misterioso.
Simplemente espero tu oído puro

oiga mi canto triste y lastimoso.
Simplemente tu calor me procuro,
incluyendo ese mirar tan hermoso.
puntos 4 | votos: 4
Poema #238 - Este mundo que me toma por ciego
tiene que reconocerme una cosa:
os mostré a la persona más hermosa
sobre un mar de dolor, versos y fuego.

Pero el mundo mostrará su gran ego,
olvidando al jardinero y su rosa,
rosa que el mundo trató de preciosa,
que este gris mundo olvidaría luego

Unido por un áspero desprecio,
el mundo olvidará a este jardinero
tras haberle creado un jardín recio

únicamente por su amor sincero.
Nadie dijo que estaba siendo un necio,
o al menos nadie aceptó su Te quiero.
puntos 5 | votos: 5
Poema #237 - Otra vez que huelo el aliento a muerte
en donde ahora yazco solitario.
No temo a mi tumba ni a mi sudario,
temo, simplemente, no poder verte.

Otra vez que quiere mi infeliz suerte
dedicarme otro verso estrafalario.
Otra vez que soporto este calvario
sin la compañía que me divierte.

Muerte inclemente, que así me amenaza,
indíqueme dónde está la salida
si no me va a escoltar su cruel tenaza. 

Busco una escapatoria, mas mi vida
olvida a veces que vive en una gran caza
con ella como presa en su caída.
puntos 7 | votos: 7
Poema #236 - Rompe la marea sobre la arena,
quebrando con la fuerza de los mares
unas almas que despiertan a pares
en la montaña de la luna llena.

Tanto tiempo sin llorar por la pena
es uno de tus refugios y hogares,
en donde ocultas aquello que amares:
nada, menos y una negra condena.

Cuando huyas de este destino extraño,
una vez tú veas cómo es de grande,
entenderás que el gran dolor de antaño

no se fue, y ahora el destino lo blande.
¡Tanto tiempo viviendo en este engaño
respetando todo lo que se mande!
puntos 3 | votos: 3
Poema #235 - Uso por última vez mi tintero.
No por nada difícil ni especial
como supondrá la gente al final,
a menos que entiendan que es porque quiero.

Solo pido una cosa, ya que muero.
Este último verso, nada cabal, 
ocultadlo de la hermosura invernal,
legadlo a todo el universo entero.

Ved cómo un triste verso despreciado
incita a un hombre a abandonar su vida.
Desead que jamás haya logrado

abriros el corazón la bebida,
pues al dar al alcohol mi pasado
olvidé toda pasión recibida.

puntos 2 | votos: 2
Poema #234 - Repito todo esto un canto maldito:
eres la mujer más hermosa en vida,
sin embargo, nunca hubo despedida,
así que dejo todo por escrito.

Quien te dice todo a voz en grito
una y otra vez, sin comida o bebida,
espera su recompensa debida,
luchar por hacer lo que nunca admito.

Luego yo, después de tanto gritarte,
acabo con la poca dignidad
que me podía quedar tras dejarte.

Una última vez oigo la verdad
escapar de tu boca, esa obra de arte
negada a todo hombre por la Piedad.
puntos 3 | votos: 3
Poema #233 - Esta sensación de alegría extrema
rompe con todo aquello que pensé.
Mas yo nunca jamás celebraré
oír por tu voz cosa tan blasfema.

Si solo el pensar en ti ya quema,
abrasa el alma si el ojo te ve.
Canta el corazón de gozo, lo sé,
o calla la mente ante tal problema.

No te creas que es porque yo no quiera
ver en cada amanecer tu sonrisa.
Imagina, sin embargo, que fuera

despertarse con una ardiente brisa.
Aunque sepas que antes de que me muera
espero ver tu cara suave, lisa.
puntos 9 | votos: 9
Poema #232 - Oigo como el suave y triste viento
sopla por cada rincón de tu mente
al ritmo de una canción, suavemente,
lenta al ritmo, rápida al sentimiento.

Aún escucho nuestro gris lamento,
mas, por más de mil veces que lo cuente,
un millón de ellas lloro tristemente,
juro callar este dolor violento.

Escucho al mismo sol cuando amanece
riéndose de mi dolor insano.
Maldigo este dolor en que se crece

aquella que un día cogió mi mano.
Si finalmente mi amor se adormece,
habrá llegado mi final, hermano.
puntos 9 | votos: 9
Poema #231 - Alma encerrada, que vuelas sin alas,
muéstrame que aún queda compasión.
O, al contrario, calla tu corazón,
rompe mi cuerpo con tus negras balas

y guarda el último aliento que exhalas.
Muestra a todo el mundo cómo el perdón
incluye una firma de perdición,
superando al diablo en oscuras galas.

Rinde al destino tu futuro incierto,
escucha los tambores de la muerte
sobre mi cuerpo podrido por muerto,

pero nunca olvides al que te advierte.
¡Escucha y obra al final con acierto
tarde será cuando yo me despierte!
puntos 3 | votos: 3
Poema #230 - Silencio, por un dulce amor perdido.
El dolor de una palabra callada.
Sufrimiento, por mi olvidada amada.
Cuentos de terror que hablan del olvido.

Roto por un sueño nunca vivido.
Ignorado por ser todo y ser nada.
Torturado por mi alma enamoradaa.
Olvidado por el ciego Cupido.

Solo esta extravagante y gris cadena
conseguirá librarme del dolor
ocasionado por esa morena,

negando mi redención al amor
muy suplicado a sus oídos de hiena.
¡Impensable es que haya sentido calor!

puntos 7 | votos: 7
Poema #229 - Idiota de mí, que quise querer
comenzar una nueva vida lejos.
¡Ojalá hubiera oído los consejos
en los que me aconsejaban correr!

Soy otro desgraciado de mujer,
traicionado por un cuento de viejos,
olvidado por mis oscuros reflejos,
superado por sueños de poder.

Solamente me queda un gris consuelo,
ostentoso, pero a la vez discreto:
nunca iré al infierno, tampoco al cielo

esperaré por siempre en mi soneto,
torturándome en un divino duelo,
ocultándome tras un verso inquieto.
puntos 4 | votos: 4
Poema #228 - Eres un sueño que nunca he soñado,
siendo tan pura, hermosa, dulce y bella.
Alma amada, brillante cual estrella,
tierna como un adiós de enamorado,

inocente cual niño sin pecado,
admirable como un barco en botella,
querida cual feliz, fugaz centella,
un ángel tan hermoso como alado.

Indignado me quedo al pensar yo
en todo lo que he podido decir,
negar y callar, porque se te amó

definitivamente, hasta morir.
Estúpido fue el que entonces pensó
dudar que yo volvería a surgir.
puntos 8 | votos: 8
Poema #227 - Buscando en el pozo del sentimiento
redención para esta mi alma marchita,
ahogando en una estrofa maldita
mi último rastro de arrepentimiento.

Áspero camino el del pensamiento,
suave ruta la de la muerte escrita 
¿Quién eligirá la ruta bendita
una vez dado un gris consentimiento?

En mi alma descansa un demonio oscuro
riéndose de las almas perdidas,
imaginando un banquete seguro

de almas en cadena e incontables vidas.
Auguro mi posible vil futuro,
y un infierno sin apenas salidas.
puntos 3 | votos: 3
Poema #226 - El silencio que en esta negra tarde
rodea el rincón en que me hallo ahora,
es el recuerdo de un tiempo sin hora,
sin que mi alma un detalle no resguarde,

pues este silencio del que hago alarde,
aprisiona mis penas sin demora,
roba las lágrimas que mi alma llora.
Toma todo aquello que mi alma aguarde.

Espero, querida, que mi perdón
dé lo bastante como para ser
el perdón que espera tu corazón,

mujer querida, querida mujer.
Ignoro si desde este gris rincón
obtendré tu perdón y mi poder.
puntos 2 | votos: 2
Cambios en la poesía - Debido a lo cerca que esto de acabar con mi  último proyecto, voy a
introducir  un cambio en la línea poética. Vamos a jugar a un
juego.

Como podéis deducir de la imagen, el juego consistirá en crear un
acróstico con 28 sonetos que, leyendo la primera letra de cada verso,
formarán otro soneto independiente. Por eso lo de 29 sonetos en 28.

El problema es que, debido a esto, los sonetos son mucho más
forzados. Por eso os pido perdón si alguno parece un churro.

puntos 9 | votos: 9
Poema #225 - Vino el diablo a mi propia habitación
haciéndome una oferta tentadora:
me dará, pese a una letra traidora,
lo que más desee mi corazón.

¿Mi alma hallará su triste perdición
por una dama que ahora me ignora?
¿Qué pasará si ella nunca me llora?
¿Si nunca me concede su perdón?

Aunque mis ojos muestren ignorancia,
yo sé perfectamente de lo que hablo
siempre que digo que desde mi infancia

solo con la muerte amistad entablo.
Sin embargo, y sin restarle importancia,
¿debería hacer caso al mismo diablo?
puntos 6 | votos: 6
Poema #224 - Mi genio finalmente se ha agotado,
tras más de un centenar de poesías.
Mi genio, con el paso de los días,
se ha quedado en un poema callado.

Mi pluma finalmente se ha secado,
tras cantarte mis penas y alegrías.
Mi pluma, cantando mientras dormías,
se murió en un callejón olvidado.

Mis sueños se rinden a la fatiga,
tras pensar en un millón de canciones
para aquella que luego les castiga

sin misericordia o contemplaciones.
Aún así, que el Señor te bendiga,
mi dama de los cabellos marrones.
puntos 7 | votos: 9
Poema #223 - Ahora que estoy aquí de rodillas,
veo la maldad de la que eres capaz.
Veo cómo, por no dejarme en paz,
me sigues en mis propias pesadillas.

Pero aún con todo obras maravillas,
pues sé bien que eres lo bastante audaz
como para hacerme el gesto fugaz
de dar dos lágrimas a tus mejillas.

Tanto tiempo engañado en mi silencio
para verme olvidado en un gris sueño,
sin darme cuenta de que así sentencio

mi vida a vivir la vida sin dueño,
por lo que ahora, ya solo, presencio
cómo me quedo en un sueño pequeño.
puntos 4 | votos: 4
Poema #222 - Una mirada de tus bellos ojos
que me devuelva mi alegría poca.
Un dulce beso de tu hermosa boca
que haga olvidar todos estos enojos.

Una palabra de esos labios rojos
que desmientan que por él estás loca.
Una sonrisa en tu cara barroca
que me reconozca entre estos despojos.

Un signo con tu mano de princesa
que demuestre que no me has olvidado.
Una marca de tus labios de fresa

que recuerden que estoy enamorado.
Y mi silencio será tu sorpresa
al ver que yo siempre te amé y te he amado.
puntos 9 | votos: 11
Poema #221 - Espero el momento de mi partida.
Abandonado a mi austero y gris lecho,
espero a que el fruto de este despecho
venga a por mi último rastro de vida.

Espero por la palabra prohibida,
 que se demuestre que estando al acecho,
tú quisiste que fuera más que un hecho
el amarnos tras esa despedida.

Espero a que comprendas ese error,
espero a que entiendas que fui sincero,
espero a que veas todo el horror

que nos causó un inocente Te quiero.
Da igual lo que nos pase o hagas, mi amor,
pero que sepas que yo aquí te espero.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 10741601637 | Usuarios registrados: 2038640 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7968178, hoy: 82, ayer: 85
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!