En Desmotivaciones desde:
27.04.2011

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 62441 | malo 700
DesmoFanGeekClasificación Nivel 2Comentador Nivel 2Principalero Nivel 2Veterano Nivel 3

puntos 7 | votos: 7
Adam Lanza Balas -
puntos 5 | votos: 5
Qué mierda aquella; - la de pegar tiros sin saber hacia donde apuntar.
Aún recuerdo cuando nuestra relación era así. Tú no me dejabas que
apuntase y yo tampoco te dejaba a ti. Era un puro toma y afloja del
que me alimentaba día a día y, sin saberlo, me consumía. Es
increíble cuán bello era el envoltorio que escondía la mierda. Y lo
peor de todo es que yo sólo podía ver el envoltorio. Realmente esa
es la gracia. ¿Qué es sino la vida más que un conjunto de
experiencias, desolaciones, euforias y esperanzas? Yo por entonces
creí que las desolaciones no existían contigo. O eso me hacía
creer. Tal vez no las quisiera ver. Sabía que estaban ahí pero las
dejaba pasar. ¿Por qué razón? Porque les daba una importancia nimia
si tras ellas aún seguias conmigo.
Aún puedo saborear la pólvora que emanábamos. La saboreo en mis
recuerdos todos los días. Y no quiero dejar de hacerlo, es una rutina
de la que aún no me canso. Una pena, o más bien un alivio, que
nuestra relación sea como la que mantienen una pistola y una bala.
Pueden pasar mucho tiempo juntas pero están destinadas a separarse.
Nadie puede decir que no sean capaces de reencontrarse pero sí que
vuelvan a alejarse de nuevo.
Yo siempre era la bala; la que salía despedida, la que no veía nada
en el agujero negro en que me sumías. Podría jurar que si me quedase
una hora mirando fijamente el sol, aún no me acercaría a lo ciega
que tú me dejabas. Y siempre salía despedida de ti. Me dolía
demasiado enfrentarme al resto del universo cuando me acostumbré
tanto a ti; mi eterno agujero negro.
puntos 14 | votos: 14
No te confíes. - Las estrellas son hermosas pero siempre van acompañadas de la
oscuridad del espacio.
puntos 8 | votos: 8
Si los ojos - son el espejo del alma, el dolor debe ser la puerta hacia ella. Y
mientras esté cerrada es la barrera entre el saber y el no saber. Si
te alejas de ella, seguirá cerrada para siempre. Y si la abres y la
atraviesas, el dolor se volverá una realidad.
puntos 8 | votos: 8
Qué será ser tú. - Éste es el enigma, la atracción sobrecogedora
de conocer, el irresistible afán de echar el ancla
en ti, de poseerte.
Qué será la perplejidad de ser tú.
Qué, el misterio, la dolencia de ser tú y saber.
Qué, el estupor de ser tú, verdaderamente tú y, con tus ojos, verme.
Qué será percibir que yo te ame.
Qué será, siendo tú, oírmelo decir.
Qué, entonces, sentir lo que sentirías tú.

puntos 11 | votos: 11
Tal vez no muera nunca, - sino que simplemente continuaré consumiéndome hasta que un día,
cuando el viento del norte sople, me transporte de aquí para fundirme
en parte del cielo.
puntos 8 | votos: 8
Los recuerdos - que durante largo tiempo había arrinconado en los oscuros confines de
mi mente encontraron grietas por donde filtrarse.
puntos 10 | votos: 10
Bésame, bribona. -
puntos 2 | votos: 2
ill make u pray - to my saint vagina all the rst of ur disgustin life
puntos 10 | votos: 10
Sentir. - Sentarse.
Sentarse a sentir.
Sentarse a sentirse.

puntos 11 | votos: 11
Hola, soy una cara en una bolsa. - Mi mami me dice que soy guapa.
puntos 10 | votos: 10
Huirás del oso, - pero si en tu camino se alza un océano tempestuoso, afrontarás a la bestia.
puntos 3 | votos: 5
Y ahora es - cuando todos degustáis mi vagina.
puntos 10 | votos: 10
Así como la luz - se desvanece ante la oscuridad, sus palabras se clavaron en mi recuerdo.
puntos 8 | votos: 8
Podría escribir - el conjunto de palabras más sentidas que puedas leer.
Pero esta vez no sé cómo pasar esto que siento a palabras.
Es una sensación rara.
No me puedo esconder entre oraciones.
No puedo gritar entre sílabas.
Tan solo puedo dejar escapar entre cada palabra esta esencia que
empieza a rodear mi poema.
Tan solo puedo escupir al papel palabras que toman forma pero no ser.
Empiezo a notar cómo hago magia en tu cabeza con cada fonema.
Puedo dibujar en tu imaginación lo que me plazca.
Por un momento soy tuya y tú eres mío.
Pero vaya estupidez la de pensar que alguien nos pertenece.
Todos vivimos en un mundo a parte; un jardín.
Un jardín repleto de rosas afiladas que desgarran la mano que ose
tocarlas.
Un jardín repleto de arbustos gigantescos en los que solo caben los
más oscuros recuerdos.
Un jardín repleto de margaritas silvestres que esconden dentro de sí
los más dulces besos.
Un jardín repleto de verde; de esperanza. Aquello que todos piensan
en el momento erróneo que llega a su fin.
Un jardín repleto de raíces, al fin y al cabo.
Raíces que se sujetan a la tierra.
Raíces que se llegan a rozar dentro de la misma tierra.
Pero nunca se llegarán a fusionar.
Nunca llegarán a ser la misma raíz.
Nunca llegarán a poseerse la una a la otra.

Todos estamos solos, no hay nadie que vaya a estar ahí para siempre.
Por eso pensar que alguien nos pertenece, es una estupidez…
Y sin embargo todos la cometemos.
Sé que parece imposible, pero a veces desearía que me perteneciera,
que fuera sólo para mí.
Así podría meterle en el bolsillo de mi chaqueta y llevarle conmigo
a donde quisiera.
Y poder crear juntos el jardín más bello que puedas ver.

Ahora no uso mi magia, no te puedes imaginar ese jardín.
Normal.
Es un jardín de palabras.
Palabras sentidas.
Tan solo eso.
Palabras.

puntos 8 | votos: 8
Y la acaricia despacito, - por miedo a romperla, a destrozarla. Aunque se muere de ganas de tocar
aquella melodía en sus costillas, por acelerar el ritmo, sentirse en
las alturas, mientras baja hacia sus piernas. 
Pero tan solo la acaricia.
Y piensa: “Joder, abre los ojos, quiero que me descoloques.

(...)

En su espalda, constelaciones invisibles, líneas imaginarias que
unían cada lunar.
“Ay, si te arañara…”
Pero no se imaginaba que los arañazos que más dolían, se
encontraban en su interior. Ni siquiera le había dado tiempo a
cicatrizar y ya se estaba cayendo, buscando el negro. Iba por buen
camino, lo veía todo gris.
“No dejes que cicatrice, deja que me rompa, que las grietas
terminen”, gritaba en su interior. 
Las grietas solo son obstáculos que no dejan paso al vacío.
“Rómpeme, joder, termina la faena.”
Hablaba con la muerte. Deseaba con todas sus fuerzas que acabase con
ella. El vacío ya se había apoderado de su mente y quería,
definitivamente, sentir morirse cuando éste traspasara los huecos de
las grietas, las cuales se iban dividiendo en pequeños trocitos de
piel; que no quedara nada.

Dejó de acariciarla y se quedó observándola. Ella se giró y le
susurró:
“Cariño, pensaba que no había nada peor que te acariciara la
muerte, y romperse de golpe, pero lo he encontrado, eres tú, que me
acaricias, haces que me rompa despacito y aumenta mi deseo de acabar
ya conmigo. Una de dos: o no quieres que me rompa, o quieres hacerme
sufrir. Pero una cosa te digo, no hay mayor placer que el dolor que me
provocas al acariciarme.”
puntos 11 | votos: 11
La droga con más mierda - es la obsesión por alguien que no merece la pena.
puntos 10 | votos: 10
Grítame con los ojos, - que veré algo nuevo mientras el abismo en que me arrojo está en tus brazos abiertos.
puntos 9 | votos: 9
Ella construyó - un mundo de magia
porque su vida real
era trágica.
puntos 7 | votos: 7
Sus cabellos - son los campos de trigo que mis hoces nunca se cansan de recorrer.

puntos 8 | votos: 8
La noche es el sueño ciego. -
puntos 11 | votos: 11
Yo estaba en el invierno - de mi vida y los hombres que conocí a lo largo del camino fueron mi
único verano. Por la noche me quedaba dormida con visiones de mí
misma bailando, riendo y llorando con ellos. Tres años seguidos de
estar en una gira mundial interminable, mis recuerdos de ellos eran
las únicas cosas que me sostenían, y mis únicos momentos realmente
felices.
Yo era una cantante, no muy popular, que una vez tuvo el sueño de
convertirse en una poeta hermosa. Pero después de una una serie de
eventos desafortunados vio sus sueños truncados y divididos como un
millón de estrellas en el cielo de la noche que había deseado una y
otra vez. Brillante y rota. Pero realmente no me importó porque
sabía que se necesita conseguir todo lo que se quiere y luego
perderlo para saber lo que es la libertad.
Cuando la gente que conocía se enteraba de lo que había estado
haciendo, de cómo había vivido, me preguntaban el porqué. Pero no
sirve de nada hablar con gente que tiene una casa. Ellos no saben lo
que se siente buscar seguridad en otra personas...

Siempre he sido una chica poco común, mi madre me dijo que tenía un
alma camaleónica. Sin brújula moral que apunta hacia el norte. Sin
personalidad fija. Sólo una indecisión interior que era tan ancha y
tan vacilante como el océano. Y si dijera que no tenia intención de
convertirme de esta manera, estaría mintiendo. Porque yo nací para
ser otra mujer. No pertenezco a nadie.
Soy yo quien pertenecía a todos, quien no tenía nada, quien lo
daría todo por cada experiencia y tenía una obsesión con la
libertad que me aterrorizaba hasta el punto de que ni siquiera poder
hablar. Y me empujó hacia un punto nómada de locura que me
deslumbró y me mareó.

Todas las noches rezaba por encontrar a mi gente, y finalmente lo
hice, en el camino abierto. No teníamos nada que perder, nada que
ganar, nada que desear excepto hacer de nuestra vida una obra de arte.

Vive rápido. Muere joven. Sé salvaje. Y diviértete.

Creo en el pais que EE.UU. solía ser. Creo en la persona que quiero
ser, creo en la libertad del camino. Y mi lema es el mismo de siempre:
Cree en la bondad de los extraños, y cuando estés en guerra contigo
mismo: viaja. Tan sólo viaja.

¿Quién eres? ¿Estás en contacto con tus fantasías más oscuras?
¿Has creado una vida para ti dónde eres libre de experimentar?
Yo la tengo.
Estoy jodidamente loca, pero soy libre.
puntos 5 | votos: 5
Cada palabra de aliento - que provenía de su boca era una amarga espina que se clavaba
profundamente en mi estómago. Me producía náuseas y me invitaba a
intentar vomitar todas las penas que allí habitaban. Por desgracia,
todos los intentos acababan siendo en vano. Sabía que cada una de
ellas no servirían para nada y tan sólo me harían recordar con más
intensidad mi pesar. Sin embargo, había algo que sanaba aquellas
heridas: mi esperanza. Cómo había llegado a odiar esa palabra. Es
una insidiosa semilla plantada en el alma de cada persona,
sobreviviendo a escondidas con escasos cuidados, y luego floreciendo
tan espectacularmente que nadie puede sino celebrarla. Es también la
esperanza la que impedía que una persona se dejara aconsejar por la
experiencia. Y así me pasaba a mí; una chica desesperada que se
aferraba a la esperanza como un marino abandonado en el frustrado mar
al naufragio.
puntos 10 | votos: 12
Yo fui sal y tú, mar. - Yo te acompañaba a todas partes. Estaba a tu lado. Todos nos veían
tan cercanos que incluso creyeron que nos fusionamos. Vivimos juntos
lluvias, tempestades, truenos y relámpagos, y sin embargo, salimos
airosos. Aún íbamos de la mano.
Aún.
Queríamos viajar. Ver mundo; ver más allá del azul normal.
Y así fue. Nos encontramos en otro lugar. En un lugar muy distinto al
que frecuentábamos. Ya no sólo veíamos otra sal y otro mar sino
también aquello que llamaban arena. Ambos estábamos expectantes por
conocer su esencia; su tacto.
Como una abeja aligera el vuelo al encontrar polen en una bella flor,
yo me acerqué a la arena. Permanecí en ella durante un pequeño
tiempo y empecé a notar que algo me faltaba. Me faltabas tú; mi mar.
Te visioné a lo lejos. Volviste a mí gracias a que la marea te
empujaba y gracias a ella nos reencontramos. Pero yo no me alejaba de
la arena. Al momento, te volviste a ir por la misma marea. Varias
despedidas y reencuentros se produjeron por culpa de ella. Yo ya me
acostumbré a la arena y a su tacto tan efímero. Te diste cuenta de
ello y luchaste contra la marea para no volver a mí ni a ella. Ya no
me querías ver más aunque en tu mente iba a aparecer de todas
maneras. Y te fuiste. Conocí cada vez más a fondo la arena. Me
adentraba más en ella. Me gustaba. La adoraba y cada día más. Sin
embargo, eso no significó que te olvidase a ti; un mar sin salar.

Yo fui sal. Tú, mar. Y ella, arena.
puntos 10 | votos: 10
No me encuentro. - Me busco en ti y en mí y no me encuentro.
Y busco debajo de todas mis capas y no me encuentro.
Salto de pensamiento en pensamiento y no me huelo.
No me toco, no me siento.
Me busco debajo de las piedras,
detrás de muros,
tras las puertas,
bajo cualquier ventana,
bajo cualquier mueble,
y no me veo
y no me encuentro.
Subo hacia el futuro y no me veo.
Bajo hacia el pasado y sólo veo destellos.
Los observo, intento cogerlos, me quemo y no puedo.
Sigo sin encontrarme y sigo sin sentirme.
Ya ni pienso, porque ni mi pensamiento es mío.
Ya no hay nada mío en mí
y en ti ya no queda nada mío.
Esto que siento ya no es ni mi sentimiento
puesto que ni mi vida la vivo
ni mi aire lo respiro.
Ya sólo soy un alma que vaga
entre esencias muertas,
olores que no huelen,
tactos que no se sienten,
pensamientos inertes,
sentimientos inexistentes;
fabricada de un pasado que solamente deja ver destellos incandescentes.

puntos 7 | votos: 7
Quiero que el viento - empuje con fuerza nuestra delicada plantación para demostrar
que posee unas raíces más fuertes de lo que la tierra deja ver.
puntos 450 | votos: 456
Llegaste a fusionarte - de tal manera con mi persona, que me es imposible hablar de mí sin hacerlo de ti.
puntos 8 | votos: 8
Nombrarte - No el poema de tu ausencia,
sólo un dibujo, una grita en un muro,
algo en el viento, un sabor amargo.
puntos 3 | votos: 3
Ahuyentemos el tiempo, amor, - que ya no exista;
esos minutos largos que desfilan pesados
cuando no estás conmigo
y estás en todas partes.
Me dolés en el cuerpo,
me acaricias el pelo
y no estás
y estás cerca
te siento levantarme
desde el aire llenarme
pero estoy sola, amor,
y este estarte viendo
sin que estés
me hace sentirme a veces
como una leona herida
me retuerzo
doy vueltas
te busco
y no estás
y estás
allí
tan cerca.
puntos 7 | votos: 7
Tu recuerdo - me ciñe las costillas como un pulpo de fuego.

puntos 15 | votos: 15
Sueño que vivo, - y cuando me despierto, siento que algo en mí se muere dentro, y es la
esperanza de poder algún día vivir con los ojos abiertos.
puntos 22 | votos: 22
Aspiro a parar los tiros - con el chaleco de estar juntos.
puntos 29 | votos: 29
Ella no seguía el norte - ni el sur, el este ni el oeste. Ella sólo seguía un lugar remoto en
el que se encontraba siempre: su mente.
puntos 29 | votos: 33
Sigo siendo aquella, - la que mira todas las noches a las estrellas
esperando a que aparezcas en una de ellas.

Sigo siendo aquella,
la que se asoma todos los días a la ventana
para ver si por un casual pasaras y me saludaras.

Sigo siendo aquella,
la que te susurra al oído cosas bellas
esperando que una sonrisa de tu boca florezca.

Sigo siendo aquella,
la que anda en la noche para aliviar sus penas
sin dejar rastro de lágrimas que uses como pruebas.

Sigo siendo aquella,
la que a cada paso que da, gira la cabeza
para asegurarse de que sigues los pasos que deja.

Ante las circunstancias del presente,
sigo siendo aquella.
La que te quiere
a pesar de que tú no la quieras a ella.
puntos 20 | votos: 20
Pero en este humilde barrigón - manda McDonalds.

puntos 28 | votos: 28
Pensamientos internos - que actúan como cuchillas en mi cerebro
deshilando los pocos lazos de cordura que llevo dentro.
puntos 12 | votos: 14
Hoy cumple años - el mayor putón que os podáis imaginar: mi manito, nachiMrcorn.
Que en realidad tiene poco de putón, pero bueno.
QUE TE HACES QUERER MUCHO, HOSTIA.
Y por eso te tengo que felicitar por tu cumple.
F E L I C I D A D E S
Pásalo muy bien hoy, que es tu día y te lo mereces.
Cada día eres más viejo verde, me mirarán peor aún cuando esté contigo por la calle.
Ya te daré un litro de cloroformo como regalo cuando te vea.
Y eso, cómeme el coño.




Manitos forever (L)
puntos 19 | votos: 19
En efecto. - Somos un par de viciosillas.
puntos 16 | votos: 16
Me niego a empequeñecer - estos delicados sentimientos a través de inadecuados esfuerzos por
capturarlos en palabras.
puntos 20 | votos: 20
Fue como volar. - Volé dentro de cuatro paredes, atravesé a una de ellas, y era
cristalina. 
Cerré los ojos, creé mis propias alas y volé.
Sin prisa y mirando hacia abajo, viendo todo lo que dejaba atrás, y
mirando hacia arriba, viendo todo lo que tenía por llegar.
Sentí que crecía más a cada segundo y que la tierra se me quedaba
pequeña.
Volé más y más, el cielo ya estaba a cientos de kilómetros de mí.
No había nada ni nadie por encima de mi cabeza.
Por un momento llegué a sentirme inalcanzable y alejada de todo.
Lo único que cabía en mis pensamientos era yo.
Sin circunstancias.
Tan solo era yo, hasta que abrí los ojos.
Volvía a estar entre cuatro paredes.
Sin alas y con todo un mundo por encima de mí.

puntos 18 | votos: 18
La igualdad - es algo que creó el ser humano para soñar con ella.
puntos 13 | votos: 15
Somos - como grandes cajas de resonancia en las que los recuerdos actúan como
los sonidos que hay en su interior. Viajan entre sí, chocan unos con
otros y se superponen entre ellos. Algunos son más agudos y otros
más graves, algunos son agradables de escuchar y otros no tan
agradables, pero todos acaban en una fusión común para salir al
exterior, formando un compás imperfecto que se llama yo.
puntos 778 | votos: 788
¿Qué podemos esperar - de una especie que nace llorando y muere haciendo llorar a los demás?
puntos 18 | votos: 18
Penes para todos. - Bienvenidos a la ceremonia del cartel número 1000 de la usuaria
Botazo_o.
En este cartel se repartirán premios llamados Peneóscars a todo
aquel usuario que se considere influyente en mi estancia por
desmotivaciones.
A continuación, repartiremos un Peneóscar a los  usuarios que se
nombren:

Peneóscar para The Chossen Pessimist,
por sus increíbles poemas y por las charlas que comparte conmigo.

Peneóscar para CSASD,
por hacer carteles a su propio estilo, los cuales me encantan, y por
esos debates de quién es más linda (obviamente tú).

Peneóscar para laura_isla,
por esos comentarios tan pornosos y llenos de risas que me ha hecho
pasar.

Peneóscar para tryshputis... digo, tryshsolis,
por esos tríos tan geniales hasta las tantas con un tal
nachiMaricón.

Peneóscar para Adricomecocos,
por hacer que le coja cariño conociéndole desde hace tan poco y por
querer llevarme a la cárcel por escribir tan bien.

Peneóscar para esteyeh... ejem, Estelle Watson,
por tener una sangre tan rica.

Peneóscar para Edelweis95,
por esos carteles y comentarios tan pornosos que me hacen disfrutar
como una perra siempre.

Peneóscar para Ayi3,
por ser mi guarrilla. Lo digo todo en pocas palabras.

Peneóscar para Shyless,
por ser tan cabezona, guapa y escribir tan bien.

Peneóscar para Kyra15,
por ser mi reina y la única chica que quiera ir conmigo a la cama.
:´)

Peneóscar para Vuelvoasergusss,
por hacer unos carteles tan genialosos aunque lo niegue y por
intercambiar polladas conmigo.

Peneóscar para Newgrounds, mi Edgui,
por adorarme tanto como escritora y como persona, siempre eres una
motivación.

Peneóscar para Bulma272,
por ser mi mami, aunque me tenga abandonada como hija. D:

Peneóscar para Yz_:3,
por ser tan jodidamente adorable como persona y por hacer unos
carteles tan asdfghjk.

Peneóscar para Faure,
por halagarme tanto como criticarme en cuanto a mis textos y por saber
lo que es plapla.

Peneóscar para [Jonose],
por ser mi bró. Vuelvo a decirlo todo con pocas palabras.

Peneóscar para Nach Scratch,
por ser un bicho.

Peneóscar para nachiMaricorn... digo, nachiMrcorn,
por darme la idea de los Peneóscars, por hacerme reír con cualquier
pollada que digas y por escucharme cuando lo necesitaba.

Peneóscar para fero83 (sé que te gusta la forma del premio),
por ser tan jodidamente tonto, por procrear mi adicción a los
lacasitos y por crear una hacia ti.

Peneóscar para comomolo(okno), es decir, magicpatricio,
por aguantarme durante tanto tiempo y por ser mi zorra-furcia.

Y eso es todo, peneslocos y coñoslocos.
En general, gracias a todos los que os encontráis entre mis amigos,
es por vosotros que aún sigo en esta página.
puntos 21 | votos: 21
Todo frondoso bosque - comienza con un par de simples raíces.

puntos 19 | votos: 19
Un día cogeré - un billete sin regreso
donde poder disfrutar más la redención de tus besos, 
ya son muchos choques saliendo algo ileso,
por estadística pronto ni el airbag de mi voz me salvará.
Quiero estar una semana sin salir de tus sábanas,
sentir tu voz y estar seguro de que nada malo pasa.
puntos 15 | votos: 15
Somos - unas complejas máquinas andantes que tienen por motor los recuerdos,
los sueños y las esperanzas, y por frenos las inseguridades, los
miedos y las penas.
Somos unas máquinas perfectamente diseñadas para ser imperfectas
desde un invisible comienzo hasta un calculable fin.
Máquinas que lo quieren maquinar todo y se rinden ante la absoluta
verdad de que es imposible.
Que usan términos sin poder imaginarlos en su mente.
Que hacen de la destrucción y de la creación maravillas
insospechadas.
Que hacen de la tierra que pisan un infierno y un paraíso según el
que la mira.
puntos 18 | votos: 18
¿Qué sentido hubiera tenido - esto sin haberte conocido?
Derribo otro muro, puedo verte aunque todo esté oscuro.
Que el futuro me mate si no es contigo.
Que la tristeza me perdone por no ser el amor de mi vida,
aún quiero salvarme, aún veo la solución cuando me miras
y puedo centrar en tu cuerpo mi mirada perdida.
puntos 20 | votos: 20
Cuando aún no empecé - a vivir de ti, me encontraba rodeada de ramas en el bosque de mi vida
a las que agarrarme y no era capaz de confiar en ellas. Tenía miedo
de que, en el último momento, resultasen ser frágiles ramas que
harían que me hundiese aún más en el horrible centro de mi bosque;
ese lugar en el que todo mal pensamiento se halla. Pero encontré una
rama que consiguió hacer que depositase toda mi fuerza en ella para
poder al fin salir de él. No podía dejar de observarla; de
observarte. A ese frondoso árbol que ocupaba todo mi campo de
visión, imaginación y felicidad. El agua que te hacía crecer eran
mis sonrisas, y lo que hacía que mi amor por ti se agrandase más,
era que todas esas sonrisas, las provocabas tú.
puntos 24 | votos: 24
Odio ser tan débil - y tan fuerte, dependo del momento y de la gente;
de lo que un día existió, de lo que está por existir
y de lo que está existiendo.
Recuerdos y premoniciones que se fusionan
y forman en mi cabeza un infinito desorden.
Un desorden que hace de mi presente
un lugar remoto sin norte ni este,
que me pierdo en un bosque sin árboles en una noche sin estrellas.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 8039611411 | Usuarios registrados: 1953555 | Clasificación de usuarios
Usuarios on-line: 8070, 3 registrados, 8067 visitantes
Carteles en la página: 7797319, hoy: 56, ayer: 116
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!