En Desmotivaciones desde:
29.11.2010

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 10416 | malo 227
Veterano Nivel 3Geek

puntos 12 | votos: 12
No dejemos para mañana - Las ganas que nos tenemos hoy
puntos 7 | votos: 9
Hace un año - Nunca me hubiera imaginado que mi vida, sería como es ahora.
puntos 10 | votos: 10
Eres la razón - Por la que se dilatan mis pupilas.
puntos 5 | votos: 5
Y esto - Es sólo el comienzo de algo a lo que le arrebataremos el final.
puntos 7 | votos: 7
Unos ojos castaños - Que miran más allá de lo ordinario, más allá del mar,
cruzando las fronteras entre el cielo y la tierra,
atravesando nubes y parpadeando debido a la frescura de ellos.
Unos que pueden sentir en un lugar más allá de 1830.92 kilómetros.

puntos 3 | votos: 3
Querido estómago: - Pido perdón, por todas las mariposas que revolotean continuamente en tu interior.
puntos 8 | votos: 8
Desearía - El poder compartir mis sueños contigo algún día y sobre la misma almohada.
puntos 4 | votos: 6
Cuando - Ya creía estar segura, cuando ya creía que mi estado de animo se
estabilizaba,
vuelvo a mirar atrás.
Sigo dando importancia a cosas insignificantes las cuales hacen que me
ralle como nunca.
Mi mente quiere seguir pensado en esto, pero mi corazón no, pues le
duele y cruje con cada suspiro que suelto, esos suspiros en los que se
van toda la esperanza que tenía, donde se van las posibilidades de
ser feliz.
Me siento inferior a ti,
pasado.
Siento como que no estoy destinada a hacerte feliz,
siento como que te has rebajado al darme una oportunidad.
puntos 7 | votos: 7
No sé si será normal - El notar mis ojos secos
Pero estar llorando.
Quizá yo no sea normal.
puntos 7 | votos: 7
Me rallo muchísimo - Con cosas que para vista de otros no tienen importancia, 
pero es que soy así, busco la mínima oportunidad para joderme la
existencia.
Odio esto, el mirar al pasado y verlo tan cercano, el presentir que lo
que una vez ocurrió vuelva a suceder.
Y sí, quizás vuelva a suceder,
revolotean esas palabras en mi cuerpo y mente, 
como mariposas,
que chocan contra el en el efecto de piedras,
que provocan escalofríos en mi columna, lagrimas y mordidas de rabia
en mi boca.

puntos 6 | votos: 6
No sé - Cual es la supuesta diferencia que existe entre;
Tú,
Y el oxígeno que oxigena mi cuerpo y me mantiene con vida.
puntos 9 | votos: 9
Y escupir los sentimientos - Como si en mi interior me hicieran daño a mi misma.
Quizá esté equivocada, quizá esté confusa y no pueda pensar con
claridad.
Odio la sensación pretérita de hacer daño a alguien que fue
importante,  
noto como me desgarra el alma ese deseo de seguir adelante, pero es
que no es lo que quiero hacer.
¿O quizá si?

Y todo; A la misma hora, en la misma situación de cada día, en el
mismo segundo, en el acertado milésimo latido de siempre, me doy
cuenta de que estoy haciendo mal siguiendo con todo esto.
puntos 3 | votos: 3
Es posible - Que me haya podido acostumbrar demasiado a todo esto que vivimos.
Quizá mi vida esté cayendo en la rutina, o quizá sea mi mente quien
resbala.
Y utilizo de nuevo, como último exhalo; la esperanza de saber que
todo podría cambiar desmesuradamente si se tuviera esa carencia.
puntos 8 | votos: 8
Creo - Que debería dejar de actuar como una persona normal, y ser yo misma.
puntos 10 | votos: 10
Es probable - Que todo fuera mejor si solo abrieras la boca para besarme.

puntos 11 | votos: 11
Realmente - Es sorprendente como el aleteo desenfrenado del corazón, 
te trae de vuelta a la realidad.
Pero más sorprendente es, el hecho de que tu sueño sea la propia
realidad y aun así esperes que el propio pulso te haga despertar.
puntos 14 | votos: 14
Y entonces - Cuando todo parecía ir bien,
empezaron a caer guijarros del cielo.
Bienvenido, Murphy.
Ya creía imposible tu retraso.
puntos 12 | votos: 12
Me decís que he cambiado - Y en cierto modo, lo he hecho;
He dejado de actuar como vosotros pretendéis.
puntos 13 | votos: 13
Pero realmente - En mi interior sigo viva únicamente porque debido a la esperanza,
aún existe una oportunidad.
puntos 9 | votos: 9
Realmente siento - Que nadie acá te eche ya de menos.


Excepto yo.

puntos 11 | votos: 13
El silencio hablará por mi - Cuando las palabras ya no puedan.
puntos 9 | votos: 9
Susurrame al oído - Esas dos palabras que el viento jamás se llevará.
puntos 8 | votos: 8
Me hundo - De nuevo.
Quizá sean los recuerdos, que ya son demasiados.
Ojalá se pudiera olvidar así como así
Pesan, como cadenas portadoras de piedras, me dejan exhausta
incapaz de emerger, para volver a engullir polvo.
Quiero olvidar de una vez, lucho contra mi cuerpo, mi mente, mi corazón,
intento sacar todos esos insignificantes recuerdos, que no valen nada.
Ocupan un espacio,  que la verdadera felicidad es incapaz de rellenar
puntos 7 | votos: 7
Tantas palabras - Y tan pocos actos.
Promesas aún sin cumplir, quizá se rompan.
Te abrazaría todo el día.


Si pudiera.
puntos 4 | votos: 4
Incumplo - Rompo.
Quiebro.
Mis propias ilusiones, como si me pareciera insuficiente destrozar las
de todo el que me rodea.
Ya puedo nadar entre esos pedazos de deseo, ya no hay nada que hacer,
cada uno sirve para llenarme el cuerpo de la sequedad de la sal en
ellos.
Desaparece en mi la fe y me vuelco en la impotencia,
sedienta de eso que deseo,
No debería estar aquí.
Este no es mi lugar.
Aquí o allá, no será mi lugar.

puntos 13 | votos: 13
Ojalá - Se pudiera olvidar así como así.
puntos 17 | votos: 17
Que no te engañe mi sonrisa - Realmente estoy descarrillada en mi interior
puntos 7 | votos: 7
Quizá ella ría - O tal vez ella llore.
Y también quizá te sorprendas de todo lo que guarda en su interior.
puntos 10 | votos: 10
Y desde cuándo - Ser feliz significa no tener obstáculos y preocupaciones.
Desde cuándo significa levantarte bien cada mañana, sin tener nada
en la mente 
que haga torcer las comisuras de tus labios, o perfore estos con los
dientes.
·
Quizá ahora, siendo feliz, pueda verle las esperanzas a todo...
·
Quizá
·
¿Quién será el valiente que se meta en mi mente a hacerme cambiar a
una mentalidad más positiva?...
puntos 17 | votos: 17
Te amo más - Que esas putas de antes.

puntos 6 | votos: 6
Esta noche dormiré contigo - En mi cabeza.
puntos 8 | votos: 8
Cuando - dos personas están hechas el uno para el otro,
Ningún momento es demasiado largo.
Ninguna distancia es suficientemente lejana.
Y Nadie es capaz de separarlos.
puntos 14 | votos: 14
Me follaré la distancia - Con cada beso que lance al aire.
puntos 15 | votos: 15
Colorea mi vida - Con el caos de los problemas.
puntos 6 | votos: 6
Perjudicando de nuevo - A las personas que te dañan,
te hace ser como ellos.

puntos 16 | votos: 16
Los suspiros - son aire que sobra, por alguien que falta.
puntos 4 | votos: 4
Sobrepaso - Barreras de felicidad, rompiéndolas a cabezazos como si fuesen
finísimas láminas de cristal.
Me siento eufórica. Jodidamente eufórica.
Ya queda menos para encontrarme con ese punto de felicidad absoluta, 
el cual estará conmigo el resto de mis días.
Todo ha salido mejor de lo que esperaba, 
repito y repito con una certeza cada vez más aplastante lo que
siento, pues la verdad nunca había estado tan segura con lo que
quiero hacer 
ya que siempre he sido muy indecisa.
Pero esta vez no.
Esta vez no se me ocurriría dudar,
Mi eterna felicidad depende de ello y sé lo que quiero.
Quiera o no, 
pasará conmigo el resto de mis días.
Por y para siempre.
puntos 9 | votos: 9
Quizá no sea la mejor manera - De decirte que te quiero.
Pero es MI manera de decirte que te quiadolo.
puntos 9 | votos: 9
Remordimiento - Que oprime mi alma y la vuelve un baladí,
Retorciendo el afán de restaurar los estropicios causados.
Se aferra a mi piel como cualquier garrapata,
disgregando y arrasando con todo su color,
Y solo queda el rastro del tiento imperceptible, tu olor.

Un pulso atronador tras mis orejas, que me hacen caer al suelo como la
nada,
quizá la nada tenga un significado mas coherente que mi existencia,
simplemente algo por lo que levantar la pierna al pasar, porque aun
sigo ocupando un lugar en este espacio.


Remordimiento que oprime mi alma y la vuelve un baladí
puntos 8 | votos: 8
¿Y después qué? - Solo os provoca satisfacción y diversión,
colocar en mi avenida la obstrucción,
mis saltos son pesados y de baja altura
cae mi voluntad, la hacen sangrar, gargajear, sollozar, y volverse a la locura.

No inventes lo que pasa por mi mente,
no podréis palpar ni imaginar lo que esta siente.

puntos 8 | votos: 8
Muchas veces - Creer en algo no significa que ese algo sea bueno.
puntos 14 | votos: 14
La melancolía - Es el placer de estar triste.
puntos 12 | votos: 12
Quizá las cosas puedan cambiar - Si pensamos que son diferentes.
puntos 10 | votos: 10
Miro atrás - Y no dejo de ver el pasado como futuro,
Viendo como no me daba cuenta ni prestaba atención a unos momentos
ahora llamados Recuerdos.
Podría tener una vida distinta, un físico distinto, empezar de cero
totalmente.
Ir como cada día a la misma hora a comprar el pan, mientras mi madre
hace la comida y mis hermanos ponen la mesa.
Ir andando a todos sitios y a veces en bus, quien sabe.
Tener un grupo de amigos, los cuales me llamen cada fin de semana para
salir.

Algo normal.

Sigo sin ser alguien normal.  V.P
puntos 11 | votos: 11
Se supone - Que es muy fácil respirar.
Se supone que mis pies llegan al suelo.
Se supone que, si no se supone el oxigeno me hará levitar.
Y volar en el mar, levitar entre recuerdos.
Levitar entre inventos, inventos de la gente que actúa sin pensar.
Y levitar.
Consiguiendo algo más de lo esperado,
Consiguiendo algo más de lo ordinario.
Y pensar que este es mi ultimo exhalo,
aun soplando y repudiando a a mi psique

Y defraudar, pues se supone que es muy fácil respirar

puntos 9 | votos: 11
Adoro el sabor de la victoria - Aquel que entumece la lengua y alivia las caries, el que anestesia los
suplicios y rellena los vacíos en los que iba el oxígeno.
Podría tener un montón de discos de mis grupos favoritos, y las
paredes de la habitación llenas de pósters de ellos.
Podría tener una estantería llena de libros ajados, releídos y
vueltos a releer.
Podría tener un grupo de amigos, en los que quizá entre ellos unos
pocos de verdad, de esos a los que se lo cuentas todo.
Podría tener un armario lleno de ropa, la que me parecería
insuficiente, y poco apropiada para mi, creyendo que a otras le
quedaría mejor que a mi.
Podría tener el típico sueño de una ilusa niña de 8 años, ese en
el que sueñas con ser princesa, en el que deseas con todas tus
fuerzas tener un cepillo de plata y un unicornio rosa.
Podría tener una quimérica ilusión.
Podría.
Pero solamente tengo el arcaico sabor de la victoria.
puntos 11 | votos: 11
Culpable de mis palabras - Y silencios,
de los espacios en el teclado y del empeño de mis actos.
Y absolutamente nada se  escucha, absolutamente nada siento,
solo el borbotar del río allá arriba y el frío en mis parpados y
mejillas.
El dióxido de carbono se abre paso en mi garganta, quemando y
destruyendo mientras las burbujas salen por mi boca y nariz quebrando
la mandíbula.
Ya no siento nada más,
Ya no siento absolutamente nada más...
nada más que el cantar de mis oídos y el delirar de mis ojos que ven
peces preocupándose por mi, como nadando a mi al rededor y haciendo
burbujas de oxígeno para mi absorber.
Ya no siento absolutamente nada más.
puntos 11 | votos: 11
Atrapada - En mis propios huesos, en mis propias pieles
pero aún así sigo sin creer que sea mi cuerpo,
como si se hubieran equivocado y me hubieran enlatado en un envase que
no es el mío.
Como si mi olor perteneciera a otro al que le he robado el lugar, la
vida y el oxígeno, ocupo una cama que no huele a mi y un hueco en
corazones por los que aún carece de cariño.
Escupo plumas azules, certeras, que se clavan en la frente de las
personas a las que quiero,
que con mis palabras las hiero,
ser sincera es ser un homicida, que comete crímenes sin darse cuenta
de que por ello lo condenan  a la soledad y a la esclavitud
de una jaula rompible pero lacerante.
puntos 11 | votos: 11
Toda una vida - He exhalado suspiros, suspiros de alivio, suspiros concluyentes,
de esos que sueltan la calma y que dejan escapar el brillo de tus ojos
y el olor de tu alma. 
Y dejar de sentir y pensar, pararse a observar con las extremidades
caídas a los pies, notando el frío tacto de los dedos y la brisa que
enerva los bellos.
puntos 8 | votos: 8
Dame la mano - Y ayúdame a levantar mi ánimo,
a llegar a mi castillo en las nubes.
Vuelo sin alas hacia el, respiro y me coloco de oxígeno puro,
mientras muero,
sobredosis que mata mi piel y hace envejecer sus células,
un alto precio que pagar por respirar.
Sigo oyendo latidos,
¿estaré muriendo en vida? 
siento suicidios de ilusiones, mientras parte de mi corazón tose con
frecuencia, y convulsiona mis palabras.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 8101627459 | Usuarios registrados: 1954121 | Clasificación de usuarios
Usuarios on-line: 22330, 5 registrados, 22325 visitantes
Carteles en la página: 7800160, hoy: 43, ayer: 92
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!