En Desmotivaciones desde:
22.11.2010

 Última sesión:

 Votos recibidos:
bueno 123497 | malo 2492
GeekVIPClasificación Nivel 2Comentador Nivel 2Principalero Nivel 3Veterano Nivel 3

puntos 12 | votos: 12
Eran ciegos - y, pese a ello, se encontraron y fue amor a primera vista.
puntos 12 | votos: 14
La inocencia - esconde una de las más sutiles caras de la sabiduría.
puntos 14 | votos: 14
Momentos masoquistas - en los que preferimos sufrir antes de tomar nuestras propias decisiones.
puntos 29 | votos: 41
Teoría Olduvai en Desmo - En este cartel pretendo plasmar la Teoría Olduvai (que establece que
civilización industrial actual tendría una duración máxima,
después de la cual humanidad iría poco a poco regresando a niveles
de civilización comparables a otros anteriormente vividos) aplicada
al ámbito de esta web.

Mi tesis se basa en que la continua bajada de ingresos / visitas /
actividad / usuarios  hará que, a larga, Desmotivaciones.es se vea
abocada o a la desaparición total, o a la reducción a una web sin
ninguna transcendencia.

Para su demostración, dividiré en tres apartados distintos y un
epílogo la exposición mi tesis:

A. Pruebas del ocaso de Desmotivaciones.

B.  Cuando será el fin de esta web tal y como la conocemos.

C. Qué será de Desmotivaciones tras el fin.

D. Qué ha abocado a esta web a su fin.

Epílogo. ¿Queda aún algo de esperanza?


_____________________________
Apartado A.
ˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉ


En este apartado señalaré y desarrollaré pormenorizadamente las
muchas pruebas de la decadencia de esta web.

Para cualquier usuario que lleve dos años o más visitando esta web
las pruebas de su declive saltan a la vista. Quien sea nuevo y no haya
tenido el placer de haber conocido como era Desmotivaciones haya años
puede leerse los subsiguientes párrafos:

La base de una comunidad virtual como Desmotivaciones son los
usuarios. Hoy en día el gran número de usuarios que en otros tiempos
aportaban carteles a esta página se ha visto reducido a mínimos
excepcionales. Las muchas consecuencias de ello han sido tan
devastadoras como insospechadas.

Los carteles de la principal no superan los 100-150 votos, cuando hace
dos años era raro ver cartel que no consiguiera propasar los
1000-15000. 

No se suben ya ni 2.000 carteles al día cuando en otros tiempos se
subía más del doble o triple.

Uno de los muchos postulados de la Teoría de Olduvai dice que
transcurridos unos años la humanidad volvería a estados no vistos
desde tiempos inmemoriales. Y efectivamente algo similar ha pasado en
Desmotivaciones. Hechos que llevaban sin verse en esta web desde 2010
han vuelto  aparecer súbitamente en 2013. Para remediar la falta de
carteles dignos de llegar a la principal los propios administradores
vuelven a subir carteles. La diferencia radica en que ahora es Mouser
quien los sube y no Walt_K, pero el efecto es el mismo.

Otra reforma grotesca acaecida recientemente ha sido el enorme
desplome de los límites para llegar a rojo y naranja, los cuales han
bajado hasta niveles ridículos. El usuario que en 2011 era verde
ahora es naranja e incluso rojo. Todo ello forma parte de un burdo
intento a la desesperada de incrementar el número de carteles que se
suben.

Cabe señalar otro hecho que ejemplifica mejor que nada de lo anterior
el ocaso de Desmotivaciones. Se trata de una acción de carácter
delictivo cometida por unos usuarios que acudieron a cierta
desmoquedada tras la cual decidieron hacer algo que les granjeó un
baneo de por vida a sus respectivas cuentas de usuario. No puedo decir
aquí que es exactamente lo que hicieron ya que me borrarían el
cartel, y además seguramente me banearían. Quien tenga interés por
saberlo que me mande un mp.

Para quien, aún con todo lo expuesto todavía se resigne a abrir los
ojos ante la cruda realidad he recopilado una serie de gráficas que
demuestran el declive de la web:

Gráfica #1. Gráfica de número de búsquedas de Desmotivaciones.es
en Google. Podemos comprobar como, desde la cúspide de búsquedas
habida en Febrero de 2012 estas han descendido casi logarítmicamente
a niveles no vistos desde Septiembre de 2010. 

Gráfica #2.  Gráfica de número de búsquedas de Desmotivaciones en
Google. Aunque en esta otra gráfica no se representa el número de
búsquedas específicas de la web Desmotivaciones.es si no de la
palabra Desmotivaciones a secas, de todas formas se denota también
como las visitas han caído en picado hasta niveles de Abril de 2011.

Gráfica #3. Gráfica de Alexa sobre la popularidad de
Desmotivaciones.es.  En esta última gráfica se muestra la
popularidad de Desmotivaciones.es en comparación con otros sitios
web. Como es posible ver, la popularidad de Desmotivaciones hace poco
que cayo en picado hasta niveles que ni salen en la gráfica (la cual
empieza a finales-mediados de 2012) para después tener un pequeño
repunte, el cual no es más que un espejismo producido por el
incremento de la actividad en pleno verano. Por ello podemos tener la
certeza de que en cuanto se nos acabe el verano volverá a niveles
mínimos, para más tarde continuar su constante bajada.

_____________________________
Apartado B.
ˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉ


Para establecer apropiadamente cuando será el fin de Desmotivaciones
primero tendremos que encontrar cuando empezó el ocaso de
Desmotivaciones.
Podemos establecer el cénit de Desmotivaciones alrededor de finales
de 2011 y principios de 2012. Tanto las gráficas de búsquedas, las
gráficas de visitas, la gran actividad de aquel momento, el gran de
votos que aunaban los carteles de aquel entonces, entre otras
variables coinciden en ello. A partir de ello llegamos a la
conclusión de que desde aquel entonces Desmotivaciones sólo ha ido
cuesta abajo y sin frenos.

A pesar de lo que en principio pudiera parecer es bastante complicado
llegar a una conclusión exacta de cuando acabará la Desmotivaciones
que conocemos, ya que todo dependerá de lo que en los sucesivos meses
la administración haga para paliar este lento pero continuo declive. 

De que podemos estar seguros es de que como sus únicos remedios sean
bajar aún más el límite para llegar a rojo, o aumentar más las
principales de Mouser solo conseguirán dos cosas: hacer descender
más la calidad general de los carteles y descontentar al usuario
medio. El remedio está siendo peor que la enfermedad.
Partiendo del supuesto de que se siga haciendo lo que se ha hecho
hasta ahora para remediar el ocaso de la web podemos dar una fecha
aproximada de no retorno (si es que no hemos llegado ya a la susodicha
fecha de no retorno) tras la cual a Desmotivaciones estará a todos
los efectos finiquitada: finales de 2014.


_____________________________
Apartado C.
ˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉ


Toca ahora disertar acerca de qué será de Desmotivaciones sobre el
supuesto de que todo se administre como hasta el presente día. Dos
itinerarios posibles le veo yo al asunto:

1. Vía de la transformación o vía MySpace. He apodado a este
posible fin MySpace no solo porque Desmotivaciones fue en sí misma
una comunidad de usuarios que bien debiera ser considerada como una
red social; sino porque además de seguir esta vía a Desmotivaciones
le estaría pasando lo mismo que a MySpace, debido a la falta de
usuarios y actividad se vería reducida a una sombra, un sitio web
poco conocido, un escollo, una web ínfima al lado de lo que fue.

2. Vía de la desaparición. Como su propio nombre indica si
Desmotivaciones siguiera esta vía significaría que desaparecería.
El principal motivo y el más lógico por el que esta web podría
desaparecer es por no ser rentable. Y es obvio de que estamos cercanos
a un punto muy peliagudo en el que la escueta cantidad de ingresos
generados por visitas llegue ha ser demasiado baja como para cubrir
los altos gastos generados por el costo de mantener los servidores,
los cuales recordemos tienen que mantener online los casi siete
millones de carteles que hay subidos a esta web. Una medida paliativa
que se podría adoptar de suceder esto sería borrar miles de carteles
antiguos con el fin de no tener que cerrar la página. Pero esto
obviamente sería pésimamente visto por los pocos usuarios que
quedaran, provocando que muchos de ellos se marcharan a webs de la
competencia y precipitando aún más el declive de esta web. Aun así
podría ejecutarse esta medida pero me temo que no solucionaría el
problema de base. 

Ambas vías tienen algo en común. Se siga la que siga en las dos
tendrán que tomarse medidas excepcionales que acabarían
definitivamente con Desmotivaciones.es. O al menos la Desmotivaciones
que conocemos

_____________________________
Apartado D.
ˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉˉ

Difícil me resulta enumerar objetivamente las causas del ocaso de
Desmotivaciones, ya que como toda persona humana yo también tengo
gustos subjetivos los cuales influyen indirectamente en mí cuando me
planteo exponer hechos lo más imparcialmente posible. Dicho esto
trataré en lo sucesivo ser lo más imparcial y objetivo posible. 

Muchas y muy variadas son las causas del ocaso de Desmotivaciones.
Pero podemos identificar en dos principales grupos.

1. Causas debidas a los usuarios. Los usuarios de una página están
en todo momento subordinados a los designios de la administración
así que bien poco es lo que han podido hacer los usuarios para
propiciar la decadencia de Desmotivaciones. Sin embargo parte de culpa
si que hemos tenido. Por ejemplo los trolleos hechos por muchos
usuarios, los insultos, ciertos hackeos y otras muchas pequeñas
acciones.

Pero de entre todas las acciones destructivas perpetradas por la
comunidad de usuarios la peor habida, y con creces, ha sido la
corrupción entre los miembros de la élite de los usuarios; los
superusuarios. Da igual en que época de Desmotivaciones nos situemos,
en todas la corrupción de los superusuarios ha estado generalizada.
No ilícito decir que las malas acciones de un grupo de solo 30
usuarios pesaron más en el declive de la web que todas las malas
acciones juntas del resto de la comunidad de usuarios

2. Causas debidas a la administración. El primer y más grande fallo
de la administración fue sin duda no poner fin a los grandes
problemas que empezaron a asolar la web allá por 2011. En lugar de
introducir medidas coherentes para la delicada situación de la web
hicieron reformas cada una más irracional que la anterior. Ante la
avalancha de nuevos usuarios solo les ocurrió endurecer las
condiciones para llegar a rojo, banear para siempre a muchos usuarios
tras su segundo o primer baneo e introducir nuevas políticas de
borrado propias de Ned Flanders.

Fue en aquel entonces con el futuro de la web estuvo en juego. Y al
parecer perdimos la partida. Nació en aquel tiempo un engendro que
provocaría que miles de antiguos usuarios se marcharan en masa de
Desmotivaciones; el Voto Masivo. Esta aberración actuando en conjunto
con el resto de incoherentes medidas significó el principio del fin
de Desmotivaciones. A partir de aquel nada volvió a ser igual en
Desmotivaciones. Las reglas habían cambiado. Para siempre. A todo
ello había que unirle que, cada vez más Desmotivaciones estaba
pasando de ser un sitio web de humor a página llena de carteles de
mierda con frases pseudo filosóficas sacadas de Twitter y Facebook.

Todo ello provocó una segunda oleada en masa de usuarios a webs de la
competencia. Tras ella sólo quedaron en la web los usuarios que,
aunque se sentían a gusto en la web, se resignaban a irse (usuarios
entre los que me incluyo)  y los que se dedican a subir carteles
hipster. De esta manera llegamos a la etapa actual. A la vista de
todos queda el estado de las cosas.

A todo lo anterior hay que sumarle la extrema censura que siempre ha
caracterizado esta web. Censura que durante un tiempo impidió subir
carteles en hoygan y que ahora hasta no te dejan subir carteles de
cierto oso que no se me permite ser nombrado. 

Podría seguir hablando y hablando hasta Dios sabe cuanto sobre la
decadencia de Desmotivaciones. Pero, en lugar de ello, ya que he
dejado expuesto todo lo que quería decir al respecto del tema
prefiero dar pie al debate antes que seguir extendiéndome.

El Epílogo lo redactaré y comentaré más tarde en este mismo
cartel.
puntos 49 | votos: 61
Concurso para el avatar de Navidades - Quiero que me hagáis el avatar para Navidades utilizando esta imagen.
Poner vuestras obras en los comentarios debajo de este cartel. El
comentario con más votos gana. Claramente va a ser avatar que voy a
tener puesto hasta 1.01.2014. El concurso se acaba 8.12.2013

puntos 160 | votos: 168
Perder a alguien. - Perder el buen humor.
Y por ello, a más personas.

Estar de mal humor.
Perder a más personas.
Estar de peor humor.

Repetir.  
Repetir.  
Repetir...

Sentir que has cambiado.
Sentirte solo.
Sentir que no te encuentras.

Echar de menos a alguien.
Echar de menos a todos.
Echarte de menos a ti...

Saber que no volverá.
Saber que no volverán.
Saber que no volverás...
puntos 54 | votos: 54
Solemos hacer - las cosas mal en los momentos más urgentes.
puntos 4 | votos: 4
Porque tengo miedo - porque? tengo miedo, cuando algo bueno pasa nunca me emociono aveces
me da miedo me pregunto si me he acostumbrado a las cosas malas que
recibo que aveces dudo de las buenas?
puntos 6 | votos: 6
Pasó el Tiempo - y sin esperanzas no lo pudo ver venir , callo en su trampa y ahora son
comparecientes del mismo
Dolor y tristeza ....
puntos 11 | votos: 11
¿Alguna vez te has preguntado - cómo se ve tu vida a través de los ojos de otra persona?

puntos 12 | votos: 12
A veces para localizar el problema - debemos platearnos qué ocurrió y por qué pasó.
puntos 7 | votos: 7
La mente paranoica - Adelanto del Capítulo 2 (Cap 1 en mi perfil)

Cuchicheos y algunas risas. Eso fue lo que rompió el silencio que se
había prolongado durante unos segundos que parecían interminables,
no sin antes recibir una fuerte bofetada que impactó en mi cara nada
más poder ver la expresión que mostraba su rostro, que fue lo único
que pareció pasar rápido de todo ese jaleo.

–¿¡Allie!? –escuché de una voz de una chica a lo lejos.

Me arrancó los apuntes de las manos y se marchó a paso ligero
desapareciendo entre la gente que se había apelotonado, dejando un
aroma parecido al del coco que resultaba muy suave y a la vez tan
inconfundible que estaba seguro que cuando volviera a pasar delante de
mí sabría que era ella. Acto seguido, me fui por donde había venido
a pesar de que mi clase estuviera hacia el otro lado, concretamente
donde la chica se había ido. Todo esto era para dispersar a las masas
y que no intentaran seguirme por si les gustaba esto del cotilleo y ya
se hubieran montado películas como que he estado engañando a esa
chica durante meses y su mejor amiga me pilló y se lo contó.

Se trataba de una chica cuya cara no me resultaba familiar, aunque
bien es cierto que no pude fijarme demasiado, pero no parecía  muy
contenta. Quizá le hubiera afectado más de lo que pensé, puesto que
se expuso a una especie de teatro improvisado en donde el público
miraba fijamente y ella era una actriz que había olvidado las
palabras que le tocaban decir. No me sentía bien conmigo mismo y no
podía dejar las cosas de esta manera, al fin y al cabo había sido un
accidente en el que no tenía unas malas intenciones como podrían
tenerlas otros, como por ejemplo, habiéndose chocado adrede.

Pasé el resto del día en el instituto pensando en lo que sucedió en
los pasillos. ¿Se llamaba Allie? ¿A qué clase va? ¿Es nueva? ¿Por
qué no me suena de nada? Entre cada descanso me daba tiempo a
observar uno de los tres grupos que había en mi curso sin contar el
mío para averiguar si aquella chica estaba en alguno de ellos, pero
no hubo suerte. Tal vez serían alucinaciones mías y nada de lo que
me ocurrió hace escasas horas ha pasado. No, eso es una estupidez, no
podía olvidar el olor que dejó cuando se marchó y que tan
profundamente había perforado mi ser. Lo único que se me ocurría
era esperar en la salida, aunque pareciera un tanto violento nadie
debía enterarse, por lo que no importaba demasiado.

En los minutos antes de que el timbre sonase, me sentía como los
corredores de atletismo antes del pitido que daba lugar al inicio de
la carrera. Tenía que ser el primero, no se me podía escapar nadie
sin que no lo hubiera visto salir. Por suerte el instituto solo tiene
una salida, por desgracia no era tarea fácil encontrar a alguien en
concreto entre tanta gente por mucho que estuvieras atento. Si incluso
había días que no veía salir a mis amigos, esperar encontrar a una
persona de la que solo recordaba su olor y que su color de pelo era
castaño dificultaba más la misión, todo ello sin saber como iba
vestida.

En cuanto las clases acabaron salí disparado a la única puerta de
salida del instituto. Ahora solo era cuestión de esperar y rezar que
las cosas marchasen como las había planeado en mi cabeza. Los cursos
menores al mío eran los primeros en salir porque eran los más
ansiosos de salir de esa prisión, y no les culpaba por ello. El
problema surgía cuando los niños salían y les seguían los demás
cursos con un paso más lento y cansado que ocasionaba una bulla. No
me pareció verla, pero no perdí las esperanzas y me mantuve
estático durante algo más de cinco minutos.

–¡Vamos Colin! ¿Qué haces ahí parado? –dijo Alejandro.

–V...voy –respondí resignado.

–¡Oye, Allie me tienes que explicar matemáticas, que con este
profesor no entiendo nada!

¿Eh?
puntos 13 | votos: 13
No, es un hombre. -
puntos 12 | votos: 12
Me gusta el anime y que? - veo Dragoon Ball,Naruto,One piece, y muchos mas.Me he quedado noches
enteras viendo capitulos de anime.
Me he enamorado de diujitos y lo seguire haciendo.Leo mangas hablo
algunas 
palabras en japones y puedo quedarme horas hablando sobre Anime aunque
solo yo me entienda.Corrijo a mis amig@s cuando dicen Diujitos
chinos por
que se muy bien de donde son.
Me he reido,sorprendido y hasta he llorado con el final de una serie.
Me gusta el anime y me pueden decir loco,desquiciado y todo lo que
quieran
pero asi soy feliz y punto
puntos 7 | votos: 7
Yo quiero ser rebelde - a mi manera, un rebelde que no duda en darte una mano cuando las
necesitas, ni mandar señales de humo cuando estas en problemas. Pero
siempre a mi manera aunque me equivoque, quiero conseguir que me mires
y no solamente que me veas, quiero lograr que me escuches y no
solamente me oigas aunque tenga que gritar hasta quedarme sin voz. Te
estoy llamando como puedo, a mi manera, solamente a mi manera.

puntos 9 | votos: 9
La mente paranoica - Capítulo 1

  El nuevo curso había empezado hace unas semanas y me doy cuenta de
que estaba en lo cierto al pensar que no quería comenzar. En la
mayoría de los casos, las personas te dirán que tienen ganas de
volver a ver a la gente para saber qué ha sido de ellos, o
simplemente ya estaban aburridos de no hacer nada. Sin embargo, yo no
me identificaba con lo que decían. La razón principal por la que
pienso de otra manera no era debida a la desesperación que me pueda
causar el estudiar, sino que no le encuentro sentido a hacerlo, por lo
que cada día que pasa siento que estoy perdiendo el tiempo.Algunos me
dicen que le doy demasiadas vueltas a las cosas, que viva el día a
día y que las cosas llegarán en el momento oportuno. De alguna
manera quería pensar que estaban en lo cierto y era yo el que me
equivocaba, así que quise dejar de lado la parte de mi mente
paranoica y centrarme en el presente.

Era primera hora de la mañana y el profesor se estaba retrasando,
algo muy raro sabiendo que nuestro tutor y profesor de matemáticas
era muy puntual para sus clases, tanto que a veces se iba un minuto o
dos antes de que sonara el timbre para llegar con antelación a su
siguiente clase. Pasaron cinco minutos de su retraso en el momento en
que el profesor entró con un chico a clase. ¿Un nuevo alumno?

Nada más verle, sentí un escalofrío que me invadió todo el cuerpo.
Había algo en él que me resultaba muy misterioso... Tal vez, y
cuando digo tal vez quiero decir probablemente, fuera por sus ojos:
tenía una mirada penetrante y perturbadora, como si me estuviera
analizando, se adentrara en lo más profundo de mi ser y supiera de
golpe y porrazo todos esos secretos que nunca conté a nadie. Tenía
el pelo negro y, desde mi punto de vista, largo para ser un hombre, ya
que su flequillo le llegaba a tapar uno de sus ojos. Su piel tenía un
color pálido e iba vestido de una manera muy dejada: una camiseta
blanca que parecía que si tiraba de ella se rompería al instante y
un chándal negro que le llegaban hasta tal punto que no podía ver
los zapatos en su totalidad.


El profesor dijo que tomásemos asiento y estuviéramos en silencio:

–Siento haberme retrasado hoy, pero antes de empezar os voy a
presentar a Marcos, que desde hoy estará el resto del curso con
nosotros. Espero que le ayuden con cualquier duda que tenga pero no le
entretengáis ni os pongáis a hablar con él, ya tendréis tiempo en
el recreo.

Nuestro tutor señaló con el dedo el único asiento libre que
había,situado en la última fila. En la clase se formó una nube de
susurros y cuchicheos que no pude diferenciar. Por suerte o por
desgracia, se iba a sentar justo detrás de mí. Yo me prometí a mí
mismo no darle mucha importancia a cosas que no la tienen, pero
también me prometí que me centraría en el presente, y mi realidad
en ese momento era que tenía a un tipo muy extraño sentado detrás
mío, el mismo que nada más entrar por la puerta me produjo una
extraña sensación, no sé si era miedo o que simplemente me tenía
que compadecer de él, porque no es como si se viera con cara de tener
muchos amigos. Dejando eso de lado, tenía curiosidad de por qué un
alumno nuevo con un aspecto como ese había llegado hasta mi instituto
varias semanas después de haber empezado el curso.

De nuevo estaba comiéndome la cabeza, pero creo que en este caso era
algo justificado, porque de verdad me interesaba qué tipo de persona
era Marcos, así que dudaba entre la opción de centrarme en
matemáticas o pensar como podría presentarme cuando acabara la
clase. Enseguida entendí que no podía hacer nada en esos momentos,
así que saqué mi cuaderno y un bolígrafo y comencé a anotar lo que
el profesor resolvía en la pizarra. Aunque yo estuviera centrado,
también tenía una vista general de la clase al sentarme casi al
final, y se podía apreciar a personas girando la cabeza de forma
disimulada hacia atrás, y no precisamente para hablar con el que
tenían justo al lado, tampoco había que ser muy listo para darse
cuenta de que la atención iba dirigida a Marcos.

Creí que iba a ser algo difícil no ponerse nervioso con alguien como
él detrás, pero lo curioso es que no noté su presencia, como si
nunca hubiera venido un chico nuevo y todo hubiera sido una
imaginación fruto de  mis alucinaciones. A su vez, me sentía como
cuando era niño y tenía miedo a mirar debajo de la cama porque
sabía que podría aparecer un monstruo debajo de ella. De alguna
manera, sabía que no era algo soñado y si me daba la vuelta, él
estaría ahí, mirándome con esos ojos que parecían saber todo de
mí.

Cuando me dí cuenta, la clase terminó. Me fijé en la pizarra y
prácticamente toda estaba llena de problemas que no había copiado,
puesto que al final me perdí en mis tonterías de siempre. Aproveché
para copiar todo sin levantarme del asiento y renunciando a salir al
pasillo para tomar un descanso. En todo ese tiempo que permanecí
sentado, ninguna de las personas de mi clase se acercó a hablar con
Marcos, ¿realmente daba tanto miedo?

Las dos siguientes clases antes de la llegada del recreo pasaron más
o menos rápido. Como siempre, todo esto dependía si el final de la
clase se sincronizaba con que pensara en el tiempo que quedaba para
terminar o que, de nuevo, mi cerebro hubiera creado una historia en la
que yo vivía en un mundo paralelo rodeado de dragones y criaturas
mitológicas como en los cuentos que me leían de pequeño. Pensaba
que imaginarme historias no tenía por qué afectar a romper la
promesa que me hice de centrarme en el presente, ya que lo que quería
evitar era comerme la cabeza con cosas que me rodeaban de verdad.

Después de este paréntesis, me acordé de que algo se me había
olvidado completamente, algo que había ocurrido esta mañana y que
tanto me había atormentado, ¿o no? Bien es cierto que nada más ver
a ese chico me dio mala espina, pero no es que llegase a convertirse
una verdadera molestia. En estos casos me alegro de poseer una mente
tan retorcida y tener miles de pensamientos por minuto que no me dejen
enfocar mi atención a uno solo.

Así fue como sonó el timbre de la mañana que nos avisaba de la
media hora de descanso de todos los días. Me disponía a levantarme
pero por alguna razón estaba nervioso. No me podía creer que una
persona pudiera influir tanto en mi conducta sin decir ni una palabra,
dejando de lado las típicas historias acarameladas de romance
adolescente con amores a primera vista. Tenía que acabar con esto
cuanto antes, y sabía perfectamente que todo sería más difícil si
tardaba más de lo necesario. Además, me dije en la clase de
matemáticas que no podía hacer nada en esos momentos, ¿pero ahora?

–Oye, Marcos, me llamo Colin, ¿te vienes a la cafetería? Te invito
si quieres –dije de la manera más amistosa posible, mientras me
levantaba del asiento e intentaba mover mi cabeza hacia su rostro,
aunque solo pudiera quedándome mirando a las baldosas que estaban a
su lado.

Creo que fue el silencio más incómodo de mi vida. Mis piernas me
decían quiero salir de aquí, pero no podía hacerlo sin más, todo
esto me resultaba agobiante, no me sentía a gusto y, en otras
palabras, era aterrador.

–¡Colin, vente ya tío, siempre eres el último! –dijo Alejandro,
uno de mis amigos.

Esa sensación agonizante que me invadía todo el cuerpo se
desvaneció para dejar paso a una de total y completo alivio, igual
que cuando acabas un examen de más de una hora. A pesar de eso, no
pude decirle ni una palabra antes de irme, ni siquiera un adiós o
un hasta luego.

Por fin pude escapar de clase, si algo tenía claro al salir es que
quería hablar con mis amigos sobre el chico nuevo, todo para dejar
claro que las ideas que se habían formado en mi interior eran simples
imaginaciones y que Marcos era alguien que resultaba tan normal como
cualquier otra persona.

–Tú, vaya pringado nos han metido en clase –añadió uno de mis
amigos hablando de forma general.

–¡Ya ves! –respondió una chica de mi clase que se unió a la
conversación–. Parece ser de esos que ni intenta hacer amigos... No
sé, no le conozco, pero es un poco raro, ¿no?

A partir de ahí la conversación se desvió y tomó otro rumbo. Lo
tomé como una señal para dejar en paz el tema del nuevo chico, al
fin y al cabo no era para tanto, seguro que había otros tantos miles
de tipos como ese por el mundo.

El timbre resonó por todo el instituto. El recreo había acabado y ya
solo quedaban la mitad de las clases para acabar con este insufrible
día. Pero, para mi sorpresa, mientras deambulaba por estos
pensamientos, ocurrió algo que hizo desconectarme de ellos, que
dejara de ver el mundo a través de mi cabeza y que mis ojos
enfocarán un punto fijo en la realidad.

Pasó todo tan rápido que no recuerdo muchos detalles, ya que lo
único que sentí fue chocarme con alguien y oír el sonido que
producen unas hojas sueltas al cortar el aire mientras caen al suelo.
Mi primer impulso fue recoger aquellos folios llenos de apuntes y
buena letra que habían llegado a parar a la altura de mis pies por mi
culpa. De repente, el pasillo, lleno de personas, se quedó en
completo silencio, era tan espeluznante que no sabía si me había
quedado solo.

–¡Perdón, perdón! ¡No miraba por dónde iba! –explicaba
mientras me agachaba y recogía todas las cosas.

El silencio se alargó. Subía la cabeza lentamente porque por alguna
razón no reunía el valor suficiente para mirar a la cara a la
persona que le había causado el problema. La situación era muy
incómoda y yo cada vez estaba más nervioso. Sabía que había
cientos de ojos mirándome a pesar de no escuchar ni una sola alma...
puntos 11 | votos: 13
Solo quiero que sepas - que soy estúpida por no valorarte, me siento
muy mal, perdona todo el mal que te hice...
Soy muy distraída y me olvido de lo mas importarte...
Vos...#TeQuieroMucho!, gracias por dejarme
sin palabras y hacerme reír,  sos tan jodido tierno,
tendrá mucha suerte con la mujer que te cases, espero que
haga con vos lo que yo no pude...Lo siento.
puntos 18 | votos: 18
Y no, nunca estoy bien; - sólo hay días en que estoy menos jodida que otros.
puntos 20 | votos: 20
El miedo de no saber - es la mano que moldea tus malos pensamientos en falsas realidades
alternativas.
puntos 8 | votos: 8
Prefiero ser antisocial, - Que fingir que me cae bien todo el mundo.

puntos 27 | votos: 31
Tenemos la gran facilidad de crear - historias pero a la vez nos resulta tan complicado imaginarle un final.
puntos 8 | votos: 8
Si piensas, - que para mejorar no hay que trabajar duro, entonces piensas mal.
puntos 10 | votos: 10
Es una pena que - algunas personas que se conviertan en hipócritas solo para animarte,
y que no se den cuenta de que sabes perfectamente lo que sucede.
puntos 24 | votos: 24
Vivo en una sociedad - tan asfixiante que muchas veces tengo que salir a respirar.
puntos 7 | votos: 7
Tu cara - cuando ves a la persona que te gusta.

puntos 9 | votos: 9
No intente explicar le - a la gente que te dice que vivir sin novio es difícil
que vivir sin libros es imposible.
puntos 3 | votos: 3
Este malintencionado tweet, - resultó en la brutal paliza de 20 ultraizquierdistas a 6 hombres y 3
mujeres que habían asistido a una manifestación a favor de España
el 12 de octubre y se estaban tomando unas cervezas en una terraza.
¿Quiénes son los violentos?
puntos 9 | votos: 11
Fabrico significados - para enfrentar de alguna manera el pavor de ser frágil dentro de un
universo sin sentido.
puntos 13 | votos: 13
Aquel que se levanta - y sigue luchando es mucho más fuerte que el que todavía no ha caído.
puntos 14 | votos: 16
A mí no me vengas - con mamadas yo se que tu tienes comida y no me quieres dar.

puntos 11 | votos: 11
Este soy yo - cuando tengo que sacar la basura de la casa.
puntos 21 | votos: 21
No seas tímido - ven y entra en mí.
puntos 5 | votos: 5
La mente paranoica: - En un mundo en el que todos fingimos actuar como somos realmente a los
ojos de los demás...

 El nuevo curso había empezado hace unas semanas y me doy cuenta de
que estaba en lo cierto al pensar que no quería comenzar. En la
mayoría de los casos, las personas te dirán que tienen ganas de
volver a ver a la gente para saber qué ha sido de ellos, o
simplemente ya estaban aburridos de no hacer nada. Sin embargo, yo no
me identificaba con lo que decían. La razón principal por la que
pienso de otra manera no era debida a la desesperación que me pueda
causar el estudiar, sino que no le encuentro sentido a hacerlo, por lo
que cada día que pasa siento que estoy perdiendo el tiempo.Algunos me
dicen que le doy demasiadas vueltas a las cosas, que viva el día a
día y que las cosas llegarán en el momento oportuno. De alguna
manera quería pensar que estaban en lo cierto y era yo el que me
equivocaba, así que quise dejar de lado la parte de mi mente
paranoica y me centrarme en el presente.

Era primera hora de la mañana y el profesor se estaba retrasando,
algo muy raro sabiendo que nuestro tutor y profesor de matemáticas
era muy puntual para sus clases, tanto que a veces se iba un minuto o
dos antes de que sonara el timbre para llegar con antelación a su
siguiente clase. Pasaron cinco minutos de su retraso en el momento en
que el profesor entró con un chico a clase. ¿Un nuevo alumno?

Nada más verle, sentí un escalofrío que me invadió todo el cuerpo.
Había algo en él que me resultaba muy misterioso... Tal vez, y
cuando digo tal vez quiero decir probablemente, fuera por sus ojos:
tenía una mirada penetrante y perturbadora, como si me estuviera
analizando, se adentrara en lo más profundo de mi mente y supiese
todos esos secretos que nunca conté a nadie. Tenía el pelo negro y,
desde mi punto de vista, largo para ser un hombre, ya que su flequillo
le llegaba a tapar uno de sus ojos. Su piel tenía un color pálido e
iba vestido de una manera muy dejada: una camiseta blanca que parecía
que si tiraba de ella se rompería al instante y un chándal negro que
le llegaban hasta tal punto que no podía ver los zapatos en su
totalidad.


El profesor dijo que tomásemos asiento y estuviéramos en silencio:

–Siento haberme retrasado hoy, pero antes de empezar os voy a
presentar a Marcos, que desde hoy estará el resto del curso con
nosotros. Espero que le ayuden con cualquier duda que tenga pero no le
entretengáis ni os pongáis a hablar con él, ya tendréis tiempo en
el recreo.

Nuestro tutor señaló con el dedo el único asiento libre que
había,situado en la última fila. En la clase se formó una nube de
susurros y cuchicheos que no pude diferenciar. Por suerte o por
desgracia, se iba a sentar justo detrás de mí. Yo me prometí a mí
mismo no darle mucha importancia a cosas que no la tienen, pero
también me prometí que me centraría en el presente, y mi realidad
en ese momento era que tenía a un tipo muy extraño sentado detrás
mío, el mismo que nada más entrar por la puerta me produjo una
extraña sensación, no sé si era miedo o que simplemente me tenía
que compadecer de él, porque no es como si se viera con cara de tener
muchos amigos. Dejando eso de lado, tenía curiosidad de por qué un
alumno nuevo con un aspecto como ese había llegado hasta mi instituto
varias semanas después de haber empezado el curso.

De nuevo estaba comiéndome la cabeza, pero creo que en este caso era
algo justificado, porque de verdad me interesaba qué tipo de persona
era Marcos, así que dudaba entre la opción de centrarme en
matemáticas o pensar como podría presentarme cuando acabara la
clase. Enseguida entendí que no podía hacer nada en esos momentos,
así que saqué mi cuaderno y un bolígrafo y comencé a anotar lo que
el profesor resolvía en la pizarra. Aunque yo estuviera centrado,
también tenía una vista general de la clase al sentarme casi al
final, y se podía apreciar a personas girando la cabeza de forma
disimulada hacia atrás, y no precisamente para hablar con el que
tenían justo al lado, tampoco había que ser muy listo para darse
cuenta de que la atención iba dirigida a Marcos.

Creí que iba a ser algo difícil no ponerse nervioso con alguien como
él detrás, pero lo curioso es que no noté su presencia, como si
nunca hubiera venido un chico nuevo y todo hubiera sido una
imaginación fruto de  mi mente paranoica. A su vez, me sentía como
cuando era niño y tenía miedo a mirar debajo de la cama porque
sabía que podría aparecer un monstruo debajo de ella. De alguna
manera, sabía que no era algo soñado y si me daba la vuelta, él
estaría ahí, mirándome con esos ojos que parecían saber todo de
mí.

Cuando me dí cuenta, la clase terminó. Me fijé en la pizarra y
prácticamente toda estaba llena de problemas que no había copiado,
puesto que al final me perdí en mis pensamientos. Aproveché para
copiar todo sin levantarme del asiento y renunciando a salir al
pasillo para tomar un descanso. En todo ese tiempo que permanecí
sentado, ninguna de las personas de mi clase se acercó a hablar con
Marcos, ¿realmente daba tanto miedo?

(Lo que no sabía en ese momento es que ese tipo extraño iba a
manipular mi vida a su antojo, teniendo completamente el control de la
misma...)
puntos 23 | votos: 23
Hay cierto placer en la locura, - que solo el loco conoce
(Pablo Neruda)
puntos 10 | votos: 10
Vivimos en un mundo - en el que todos fingimos actuar como somos realmente a los ojos de los
demás.

puntos 9 | votos: 9
Introducción: Capítulo 1 - En un mundo en el que todos fingimos actuar como somos realmente a los
ojos de los demás... 

   El nuevo curso ha empezado hace unas semanas y me doy cuenta de que
estaba en lo cierto al pensar que no quería comenzar. En la mayoría
de los casos, las personas te dirán que tienen ganas de volver a ver
a la gente para saber qué ha sido de ellos, o simplemente ya estaban
aburridos de no hacer nada. Sin embargo, yo no me identificaba con lo
que decían. La razón principal por la que pienso de otra manera no
es debida a la desesperación que me pueda causar el estudiar, sino
que no le encuentro sentido a hacerlo, por lo que cada día que pasa
siento que estoy perdiendo el tiempo.Algunos me dicen que le doy
demasiadas vueltas a las cosas, que viva el día a día y que las
cosas llegarán en el momento oportuno. De alguna manera quiero pensar
que están en lo cierto y yo soy el que me equivoco, así que voy a
dejar de lado la parte de mi mente paranoica y me centraré en el
presente.

Es primera hora de la mañana y el profesor se estaba retrasando, algo
muy raro sabiendo que nuestro tutor y profesor de matemáticas era muy
puntual para sus clases, tanto que a veces se iba un minuto o dos
antes de que sonara el timbre para llegar con antelación a su
siguiente clase. Pasaron cinco minutos de clase en el momento en el
que el profesor entró con un chico a clase. ¿Un nuevo alumno?

Nada más verle, sentí un escalofrío que me invadió todo el cuerpo.
Había algo en él que me resultaba muy misterioso... Tal vez, y
cuando digo tal vez quiero decir probablemente, fuera por sus ojos:
tenía una mirada penetrante y perturbadora, como si me estuviera
analizando, se adentrara en lo más profundo de mi mente y supiese
todos esos secretos que nunca conté a nadie.
puntos 151 | votos: 153
El tiempo es oro - pero con oro no compras tiempo.
puntos 7 | votos: 7
Daría más de la mitad de mí - por quitarme este  escudo y dejar que me veas desnudo,
pero es imposible
si atraviesas el muro encontrarás solo a un capullo
no soy nada especial, mejor evitar ser libre.
No me conozco, apenas me dejo conocer,
tengo una burbuja externa que evita que puedas ver,
como él habla y como él piensa, a veces me cuesta perder.

Solo sé que la recompensa es buena si cuesta tener.
puntos 9 | votos: 9
Soy el puto kamikaze - de la mejor poesía triste, desnudando mi alma a la hora que todos se visten.
puntos 7 | votos: 7
El tiempo es exacto - y los cuerpos envejecen,
que el soñador luche y los cobardes recen.

puntos 13 | votos: 13
Muchos hablan - pocos riman. Solo los mejores improvisan.
puntos 3 | votos: 3
Y después de tanto tiempo - me he dado cuenta de que todo nunca es como parece ser..
La gente buena es mala, la mala peor, y no hay en quien confiar.
Los que un dia son tus amigos al siguiente te dan de lado, pero sabeis que ?
Que os jodan a todos.
puntos 7 | votos: 7
Que esto te quede claro.. - Por muchas sonrisas que me veas, todas son falsas.
Esas caras que intento poner para que no me preguntes, son solamente
para disimular.. Aunque no me veas, lloro más que hablo.
Entonces, te digo, deja de hablar sobre los demás como si lo supieras
todo, que por mucho que me conozcas solo sabrás de mi lo que yo
quiera.
A si que.. ya sabes, cada una a nuestra bola, cada uno a nuestra
mierda.
puntos 6 | votos: 6
A veces - luego de un tiempo simplemente dejamos de creer y nos rendimos.
puntos 10 | votos: 10
la vida - tratara de arrebatarte muchas cosas entre ellas la vida ten fe en que
todo estará bien y seguirás mas fuerte cada día

puntos 13 | votos: 13
TÚ - Te mereces a alguien que teniendo total y absoluta libertad de hacer
lo que le da la gana… te elige a ti para cada uno de sus momentos.
puntos 20 | votos: 20
Dale play a la vida - y empieza a vivirla.
puntos 151 | votos: 151
La atención - de otras personas puede ser interesante hasta que se convierte en obsesión.
puntos 2 | votos: 6
Que mala hostia - me entra al leer mi antiguo yo en esta página.
puntos 8 | votos: 14
Para encontrar buenas ideas - hay que rajar a la gente.





LOS MEJORES CARTELES DE

Número de visitas: 10189196275 | Usuarios registrados: 2022317 | Clasificación de usuarios
Carteles en la página: 7933746, hoy: 89, ayer: 142
blog.desmotivaciones.es
Contacto | Reglas
▲▲▲

Valid HTML 5 Valid CSS!